Nick Kyrgios alega problemas de salud mental para eludir una acusación de maltrato

El tenista australiano habría agredido presuntamente a su expareja en diciembre de 2021

Kyrgios, durante un partido reciente en Tokio.
Kyrgios, durante un partido reciente en Tokio.YUICHI YAMAZAKI (AFP)

Los representantes legales del tenista Nick Kyrgios han alegado este martes ante un tribunal australiano que el deportista sufre problemas de salud mental con el objetivo de desestimar los cargos de maltrato presentados por su expareja contra él.

El jugador, de 27 años, fue acusado el pasado mes de julio de un cargo de agresión común por presuntamente maltratar a Chiara Passari, su exnovia. Los hechos se remontan a diciembre de 2021 y el deportista afronta, de ser declarado culpable, una condena de dos años de prisión.

El juez Glenn Theakston, del Tribunal de Magistrados del Territorio de la Capital Australiana, ha aceptado que se realice una evaluación de la salud mental de Kyrgios y ha aplazado el proceso hasta el 3 de febrero, a instancias de la defensa, según informa la cadena de la televisión local Nine.

La ley australiana dicta que los magistrados tienen el poder de desestimar un caso si creen que una persona acusada tiene una discapacidad mental, al considerar que tratar un caso de esa manera sería beneficioso, tanto para el acusado como la ciudadanía.

Kyrgios no compareció en la vista de este martes porque participa en el Abierto de Japón, que se disputa en Tokio, aunque su abogado ha insistido ante el tribunal que su cliente “prefiere comparecer en persona” al proceso, ha agregado el letrado.

El abogado el tenista, Michael Kukulies-Smith, se basa en el “historial médico de su cliente desde 2015, incluidas las divulgaciones públicas de sus problemas de salud mental”, sin entrar en más detalles, apunta el diario The Sydney Morning Herald.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS