Dovizioso tira la toalla

El piloto italiano de 36 años decide abandonar el Mundial antes de que termine la temporada de MotoGP debido a su falta de competitividad

Andrea Dovizioso en el circuito de Misano (Italia), en 2020.
Andrea Dovizioso en el circuito de Misano (Italia), en 2020.JENNIFER LORENZINI (Reuters)

Andrea Dovizioso lleva dos décadas dando vueltas al globo como una de las figuras del Mundial de MotoGP, pero de repente ha dicho basta. Los malos resultados desde su regreso súbito la temporada pasada con el equipo satélite de Yamaha, cuando le reclutaron en medio del año sabático que se recetó a sí mismo, han precipitado la decisión de apartarse del italiano. Al piloto de 36 años, que ni esperará a concluir la campaña para colgar el mono y el casco, le quedan tres carreras por delante: este fin de semana en Gran Bretaña, Austria a finales de agosto y finalmente Misano, su gran premio de casa por la cercanía de su Forlimpopoli natal.

El principal motivo del adiós precipitado de Dovi, subcampeón del mundo en tres ocasiones y uno de los pocos pilotos que ha logrado plantar cara al coloso Marc Márquez en la última década, ha sido el hartazgo ante la complejidad creciente de una categoría que, en su opinión, ha cambiado demasiado. “Desafortunadamente, en los años recientes, MotoGP ha cambiado profundamente”, explica el piloto a través de un comunicado donde recuerda su anterior etapa con el fabricante de Iwata en 2012, cuando cosechó seis podios y terminó cuarto en el campeonato. “La situación es muy distinta desde entonces: nunca me he sentido cómodo encima de la moto, y no he podido sacarle todo su potencial a pesar del magnífico y continuo trabajo del equipo y Yamaha”, detalla.

Este curso, la veterana estrella no ha encontrado la manera de competir por puestos relevantes y su mejor posición en línea de meta ha sido una undécima plaza en el GP de Portugal. En total, acumula 10 puntos y marcha vigesimosegundo en la tabla. “Las cosas no han salido como esperábamos, pero era bueno intentarlo. A pesar de que los resultados han sido negativos, considero esta experiencia como algo importante para la vida”, reflexiona Dovizioso, un tipo de conversaciones profundas, en la nota. “Cuando te enfrentas a tantas dificultades, debes ser capaz de gestionar bien la situación y las emociones”.

Dovi se retirará del campeonato como uno de sus pilotos más exitosos de la era moderna. En 245 participaciones en MotoGP, el italiano ha logrado 15 victorias y 62 podios, siendo su etapa con la Ducati oficial la más celebrada. Con las máquinas de Borgo Panigale plantó cara a Márquez, gran dominador del certamen en la última década, entre 2017 y 2019, logrando entonces sus tres subcampeonatos de forma consecutiva. Descontando sus dos últimos años, cuando su rendimiento y el de su moto han caído en picado, el italiano siempre ha estado a final de temporada dentro de los ochos mejores del certamen desde su debut en la categoría en 2008. Apodado El Profesor por su estilo sobrio y calculado encima de la moto, el campeón del mundo de 125cc en 2004 es el único piloto en haber ganado una prueba de la categoría reina en tres décadas diferentes.

“Todos estamos tristes de que Andrea se vaya antes de lo esperado. Es uno de los grandes en MotoGP y se le echará de menos en el paddock”, valora Lin Jarvis, director deportivo de Yamaha. El equipo satélite de la fábrica japonesa, que el próximo curso se convertirá en la segunda escuadra de Aprilia, sustituirá al italiano por su piloto reserva Cal Crutchlow. El británico, retirado del primer plano competitivo desde 2020, se subirá a la moto ya en los tests posteriores al GP de San Marino y completará las seis carreras que restarán hasta la conclusión del Mundial en Valencia.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS