Mick Schumacher, más Ralf que Michael

Pese a encadenar sus dos mejores resultados en la F1, el hijo del mito se asemeja más a su tío que a su padre. Leclerc, ‘pole’ en Francia

Mick Schumacher durante la presentación del GP de Francia este sábado.
Mick Schumacher durante la presentación del GP de Francia este sábado.AFP7 vía Europa Press (AFP7 vía Europa Press)

Hace dos semanas, a los pocos minutos de terminar el Gran Premio de Austria en la sexta posición, su mejor resultado en la Fórmula 1, Mick Schumacher se enteró mientras atendía a las televisiones de que las votaciones de los aficionados le acababan de nombrar piloto del día, un reconocimiento más simbólico que otra cosa, pero que en el caso del alemán certifica su buen momento. Esa impresión queda validada si tenemos en cuenta que en el circuito de Silverstone, la semana anterior a la prueba en el Red Bull Ring, Schumacher estrenó su casillero de puntos en el Mundial —terminó el octavo—, y dio carpetazo a una dinámica de 31 grandes premios en blanco.

Los dos últimos domingos han activado los rumores acerca del futuro a corto y medio plazo que tiene por delante el actual corredor de Haas. Desde la escudería norteamericana sacan pecho y se atribuyen parte del mérito que ha motivado el despertar del muchacho o, cuando menos, no contribuir a alimentar las dudas que circulan a su alrededor. “El objetivo era ese, aportar calma. Y lo bueno es que esa tranquilidad ha llegado exactamente cuando los de fuera intentaban desestabilizar”, comentaba esta misma semana Gunther Steiner, jefe del equipo Haas, en unas declaraciones al medio Autosport.

La “satisfacción” que reconoce sentir el popular ejecutivo italoamericano es proporcional a la inquietud que generaba la falta de pegada del hijo de Michael, la mayor leyenda que ha dado nunca esta disciplina junto a Lewis Hamilton, que acumula tantos títulos como él (siete). Hasta las últimas dos paradas del calendario, Schumacher había sido ampliamente superado por el danés Kevin Magnussen, su vecino de taller, que fue reclamado sobre la bocina para sustituir al ruso Nikita Mazepin, vetado por Haas en respuesta al conflicto en Ucrania.

Sanción a Sainz

Los números no engañan: superado el ecuador del calendario, y a las puertas de la 12ª cita del curso, en el circuito francés de Paul Ricard (15.00, Dazn), Magnussen ocupa la undécima plaza de la tabla general de puntos, con un total de 22 en su casillero, casi el doble que él (12). El duelo en las cronometradas también se encuentra desnivelado a favor del nórdico por nueve a dos (Mick Schumacher, eso sí, no corrió en la cita de Arabia Saudí debido a un accidente en la Q2).

En la clasificación del Gran Premio de Francia, Charles Leclerc se adjudicó su séptima pole de este 2022. El piloto monegasco, con la ayuda de Carlos Sainz —saldrá el 19º tras la pérdida de diez plazas por sustituir el motor de su Ferrari—, se impuso a Max Verstappen (segundo). Fernando Alonso partirá el séptimo, mientras que Mick Schumacher lo hará el 17º, dos posiciones por delante de Kevin Magnussen, que recibió la misma penalización que el español.

Carlos Sainz conduce su monoplaza durante la sesión de clasificación del Gran Premio de Francia, este sábado.
Carlos Sainz conduce su monoplaza durante la sesión de clasificación del Gran Premio de Francia, este sábado. Manu Fernandez (AP)

A dos semanas del parón veraniego, los equipos pequeños aún tienen margen antes de cerrar su alineación con vistas a 2023. El tiempo juega a favor de Schumacher, que, gracias al salto de calidad del propulsor Ferrari, ha dado un importante paso adelante, y que espera justificar su continuidad en la segunda mitad de la temporada. La lógica lleva a pensar que seguirá enfundado en el mono de Haas, dado que en Ferrari no hay hueco —Leclerc y Sainz tienen contrato en vigor— por más que forme parte de la Ferrari Drivers Academy. Es cierto que la sombra del éxito que cosechó su padre con la marca de Maranello resulta muy alargada, pero nadie entendería una promoción al constructor de Il Cavallino a menos que su rendimiento aumente considerablemente a partir de ahora. De hecho, no es que la comparación con su progenitor esté fuera de lugar con los resultados en la mano, es que ni de lejos se acerca a los méritos de Ralf, su tío, ganador de seis carreras a principios de la década de los años 2000, siempre con Williams, y que también fue capaz de subirse 27 veces al podio y firmar seis pole.

El acuerdo entre Haas y Ferrari le otorga al fabricante italiano un derecho preferencial en la elección de los pilotos. Nadie a día de hoy se atreve a cuestionar a Schumacher, por más que su trayectoria no se corresponda con las expectativas que le acompañan.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS