Lewandowski desafía al Bayern para jugar en el Barça

Los alemanes se niegan a negociar con un jugador con contrato y un club sin liquidez

Robert Lewandowski durante un partido con Polonia.
Robert Lewandowski durante un partido con Polonia.YVES HERMAN (REUTERS)

Robert Lewandowski, que cumplirá 34 años el 21 de agosto, quiere jugar la próxima temporada en el Barcelona. No solo es un deseo, sino que está dispuesto a desafiar al Bayern de Múnich para forzar su traspaso al Camp Nou. No es extraño, por tanto, que la actitud del delantero internacional polaco provoque tanta satisfacción en el club azulgrana como irritación en el campeón de la Bundesliga. La institución alemana se remite al contrato que tiene con el jugador hasta el 30 de junio de 2023.

El Bayern no admite siquiera negociaciones porque no le entra en la cabeza que “un equipo arruinado” como el Barcelona pueda financiar la incorporación de uno de los mejores goleadores de Europa. La respuesta desde el Camp Nou es que la directiva ha obtenido el visto bueno de la Asamblea de Socios para obtener liquidez y ofrecer a Lewandowski un acuerdo por tres temporadas a razón de unos 10 millones de euros anuales y pagar unos 40 millones al Bayern. Ocurre que en Múnich no se creen al Barça.

Aunque el club alemán se hace el sordo, no para de enviar mensajes y emisarios a Lewandowski. El último ha sido el del director deportivo, Hasan Salihamidzic: “El 8 de julio te esperamos en el primer entrenamiento”, instó la máxima autoridad deportiva al futbolista, que veranea en Mallorca. “Trabajamos de forma muy intensa. Si sale todo lo que me presentaron la semana pasada, el próximo año tendremos a un equipo muy atractivo y estará Lewandowski”, remató el presidente de honor, Uli Hoeness, a Sport1.

Un equipo nuevo

El equipo que prepara Julian Nagelsmann, el técnico por el que el club bávaro pagó 25 millones de euros, ya tiene como novedades anunciadas a Gravenberch, Mazraoui y Sadio Mané, el delantero del Liverpool que ya ha pasado la revisión médica y se ha puesto la zamarra del Bayern. La llegada de Mané, que acababa contrato en 2023, no supone necesariamente la salida de Lewandowski.

El Bayern, campeón de Liga por décima vez consecutiva, aspira a ganar tiempo e intenta completar una mejor plantilla después de ser goleado en la Copa por el Borussia Moenchengladbach y eliminado de la Champions por el Villarreal en cuartos de final. “Si no tienes una alternativa, algo que parece difícil, recomendaría que se quedara un año más y después ya veremos si se va gratis o renueva”, insisten desde el área deportiva respecto al artillero de la Bundesliga.

Lewandowski, sin embargo, se ratifica en el discurso que ya ofreció a comienzos de mes nada más llegar a Varsovia para disputar la Liga de Naciones. “No veo ninguna posibilidad de seguir en el club. Mi historia en el Bayern ha terminado, algo se ha muerto en mí”, afirmó, para añadir el pasado martes: “He pedido mi traspaso porque en la situación actual es la mejor solución pues el club puede recibir dinero a cambio”, unas declaraciones que no han gustado precisamente a los directivos del Bayern.

El delantero polaco no olvida tampoco que ha sido ignorado por el club alemán desde que el año pasado expresó su voluntad de ampliar y mejorar el contrato firmado hasta 2023. El Bayern se olvidó momentáneamente de Lewandowski, porque solo renueva de temporada en temporada a los jugadores que superan los 30 años, mientras se aseguraba la continuidad de Neuer, Müller, Kimmich, Coman y Goretzka. Lewandowski decidió entonces que se iría de Múnich.

Y el destino que ha elegido es el Barcelona. No parece tener interés por el Chelsea ni por el PSG. Quiere jugar en el Camp Nou y Xavi le espera ansioso para el 16 de julio, cuando el equipo iniciará la gira de pretemporada por Estados Unidos. El técnico azulgrana considera que Lewandowski es un fichaje prioritario para que su equipo sea competitivo de la misma manera que la directiva entiende que su llegada ayudaría a revalorizar la marca Barça.

La asociación conviene a las dos partes y cuenta con el visto bueno también del agente del futbolista, Pini Zahavi, buen amigo del presidente azulgrana, Joan Laporta, y muy distanciado de los mandos del Bayern. El Barcelona necesita goles desde la partida de Messi y Lewandowski es un artillero consumado: 344 dianas en 374 partidos con el Bayern, 46 en las tres últimas temporadas con promedios que oscilan entre el 1,12 y 1,31 tantos por encuentro. El Barça ha necesitado a tres delanteros —Memphis (12), Aubameyang (11) y Luuk de Jong (6)— para sumar 29 goles, uno menos de los que registró Messi en su última temporada en el Camp Nou.

Asegurada la nómina de centrocampistas, Xavi aspira a reforzar las áreas con Lewandowski y Koundé después de haber acordado ya la incorporación de Kessié y Christensen. Ninguno de los dos ha podido ser inscrito todavía en la Liga por no cumplir el fair play financiero, circunstancia que no ha pasado desapercibida precisamente para el jugador polaco y especialmente para su agente. Necesita el Barcelona capitalizarse de forma urgente con la venta de los activos pactados con los compromisarios para después dar un mensaje inequívoco al mercado con el anuncio oficial de un fichaje que pueda registrarse en la patronal de clubes, ninguno tan apetecido como el de Lewandowski.

”Hablaremos a partir del 2 de septiembre”, el día después del cierre del mercado, sostienen en el Bayern, mientras en el área deportiva del Barça siguen negociando acuerdos condicionados a la política deportiva de Laporta, quien prefiere buscarse la vida antes que pactar con Javier Tebas, el presidente de la Liga. Así que el Camp Nou es hoy una gran sala de espera de la que no escapa siquiera un ariete sin tiempo que perder como Lewandowski.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS