Los herederos de Walmart compran los Denver Broncos

La operación de más de 4.300 millones es la mayor adquisición de un club profesional en Estados Unidos

Imagen de archivo de un partido de los Denver Broncos contra los New England Patriots en Denver.
Imagen de archivo de un partido de los Denver Broncos contra los New England Patriots en Denver.David Zalubowski (AP)

Los Denver Broncos se han convertido en el equipo de Walmart. Rob Walton, el hijo mayor del fundador del líder mundial de la distribución, que presidió la empresa durante más de 20 años, su hija, Carrie Walton Penner, y el marido de esta y actual presidente de la empresa, Greg Penner, han llegado a un acuerdo para hacerse con el club de fútbol americano, según informaron ambas partes la noche de este martes (madrugada del miércoles en España) a través de un comunicado.

La cifra de la operación no se ha hecho pública, pero fuentes de la NFL, la liga profesional, citadas por el canal deportivo ESPN cifraron la oferta de la familia Walton en 4.650 millones de dólares (unos 4.350 millones de euros, al cambio actual). Se convertiría con ello en una operación récord para el deporte profesional estadounidense. Supera el récord de 2.200 millones de dólares pagados por los Carolina Panthers por David Tepper en la NFL y los 2.300 millones de la compra de los Brooklyn Nets por Joe Tsai.

Es también la segunda mayor compra de un club en el mundo tras la reciente compra del Chelsea, el equipo británico de fútbol, por parte de Todd Boehly, copropietario del club de béisbol Los Angeles Dodgers, transacción valorada en unos 5.000 millones de euros.

Samuel Robson Walton, conocido como Rob, es uno de los hombres más ricos del mundo. Su fortuna está valorada en 58.700 millones de dólares, según el índice de multimillonarios de Bloomberg. Walton Enterprises, de la que es copropietario, sigue siendo el principal accionista de Walmart. Presidió la empresa desde 1992, año de la muerte de su padre, Sam Walton, el fundador del grupo, hasta 2015 y sigue formando parte de su consejo de administración. Tiene 77 años y es el mayor de cuatro hermanos, de los que viven tres.

La operación debe ser aprobada por la comisión financiera de la NFL y por tres cuartas partes de los propietarios del resto de clubes de la liga profesional, lo que debería ocurrir en unas semanas y con tiempo de sobra para que el club tenga nuevos propietarios cuando la temporada empiece en septiembre.

La familia Walton se hará prácticamente con el monopolio del deporte profesional de Denver, ya que Ann Walton Kroenke, prima de Rob, y su marido, Stan Kroenke, son los dueños de los Denver Nuggets, el equipo profesional de baloncesto de la ciudad, de los Colorado Avalanche (hockey sobre hielo) y de los Colorado Rapids, el equipo de fútbol de la Major League Soccer. También son los dueños del Arsenal de Londres. Sin embargo, rivalizarán con los Broncos en la NFL, pues son dueños de los Rams de Los Ángeles.

“¡Estamos encantados de haber sido seleccionados para seguir adelante con la compra de los Denver Broncos! Carrie, Greg y yo nos sentimos inspirados por la oportunidad de dirigir esta gran organización en una comunidad vibrante, llena de oportunidades y de aficionados apasionados”, ha señalado Rob Walton en el comunicado. “Habiendo vivido y trabajado en Colorado, siempre hemos admirado a los Broncos. Nuestro entusiasmo no ha hecho más que crecer a medida que hemos ido conociendo mejor al equipo y al personal en los últimos meses”, ha añadido.

Rob Walton, en 2015, en la última junta de Walmart a la que acudió como presidente de la compañía.
Rob Walton, en 2015, en la última junta de Walmart a la que acudió como presidente de la compañía.Danny Johnston (AP)

En el comunicado se señala que Mellody Hobson, que es codirectora general de Ariel Investments, presidenta del consejo de administración de Starbucks y directora de JPMorgan Chase, también se ha unido al grupo de inversores. Ante las críticas por la falta de diversidad racial de los propietarios de los clubes, el comisionado de la NFL había señalado su deseo de que una persona negra estuviera entre los compradores de los Broncos.

Los Broncos abrieron un proceso formal de venta en febrero tras largas batallas legales con la familia del anterior propietario, Pat Bowlen, fallecido en 2019. Bowlen era el dueño desde 1984, cuando compró los Broncos por unos 70 millones de dólares. Rob Walton y sus socios fue uno de los cuatro finalistas del proceso, en el que también estaba un grupo liderado por el dueño de los Philadelphia 76ers y de los New Jersey Devils, Josh Harris.

Joe Ellis, presidente ejecutivo de los Broncos, ha señalado en el comunicado: “He disfrutado conociendo a Rob Walton, Carrie Walton Penner y Greg Penner a lo largo de este proceso. Al saber más sobre su trayectoria y su visión de los Denver Broncos, confío en que su liderazgo y apoyo ayudarán a este equipo a conseguir grandes cosas dentro y fuera del campo”.

Aunque se trata de un equipo poderoso, los Denver Broncos están de capa caída deportivamente. En la última temporada quedaron los últimos dentro de su grupo de la Conferencia Americana y no se clasificaron para las eliminatorias finales. El equipo ha ganado tres veces la Super Bowl, la última vez en febrero de 2016. Con el propietario más rico de toda la liga, pueden empezar a soñar con repetir la gesta.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS