Biniam Girmay se retira del Giro por un taponazo en el ojo al descorchar la botella de su primera victoria de etapa

El ciclista eritreo, ganador este martes en Ancona, sufrió un fuerte golpe al celebrar su victoria en el podio

Biniam Girmay se toca el ojo este martes en el podio tras recibir el impacto del tapón descorchado.
Biniam Girmay se toca el ojo este martes en el podio tras recibir el impacto del tapón descorchado.Massimo Paolone (AP)
Carlos Arribas
Santarcangelo di Romagna -

“Girmay no puede seguir. Tiene un gran hematoma en el ojo y debe seguir curándose. Estar en el pelotón con visión en un solo ojo es imposible. Menos mal que no perderá la visión, lo que habría sido el final de su carrera, no solo de su primer Giro”, es la declaración a las 10 de la mañana de Valerio Piva, director del Intermarché.

Frente al hotel Luna, paseo marítimo de Riccione, el autobús del Intermarché, el equipo de Biniam Girmay. A su lado, recién amanece en el Adriático, se detiene un SUV con grandes rótulos publicitarios de Astoria, las burbujas rosas del Giro de Italia. El premio y el precio de la primera victoria de un ciclista de la África negra en una de las tres grandes vueltas. El pasajero del Astoria car desciende y habla con Valerio Piva, director del Intermarché. “Pero el precio de la victoria nunca debería ser este, claro”, dice Piva más tarde, y habla del corcho de la botella gigante, de tres litros, de prosecco rosado recalentado Astoria que le reventó en el exterior del glóbulo ocular, cuya integridad, afortunadamente, está intacta. “El comercial del espumoso ha venido a pedir disculpas por el incidente del tapón en el ojo de Biniam, y yo le he dicho, y también se lo he dicho a los jefes del Giro, que mi corredor no ha sido el primero que ha sufrido un accidente similar. Ya le pasó a Van der Poel en Visergard y a Bouwman, cuando ganó en Potenza. Una botella pequeña la puedes coger con las manos y abrirla apuntando lejos, pero esta del premio es tan pesada que la abren dejándola en el suelo… En la fórmula 1, para evitar estos problemas, les dan las botellas ya abiertas”.

Si para la marca de prosecco, el taponazo es solo un problema de buena publicidad echada a perder, para el Intermarché, el equipo que cuenta con el veterano Pozzovivo para la general, la retirada obligatoria de Girmay es casi una tragedia. “No es solo que estuviera solo a tres puntos de la maglia ciclamino de la general por puntos, ni que para nosotros fuera favorito para las etapas del jueves en Génova y del viernes en Cuneo, es que también para su progresión, terminar una grande era muy importante”, dice Piva.

En vez de juntarse a sus compañeros que tomaron en Santarcangelo di Romaña, camino de Reggio Emilia, la etapa de la gran llanura italiana, el ciclista eritreo, de 22 años, volvió al hospital de Jesi en el que le hicieron las primeras curas para seguir tratándose y después marchó a la cercanísima San Marino, donde vive. “¿Qué si estaba muy enfadado Biniam?”, dice Piva, que fichó al gran talento africano del equipo francés Delko y hace unas semanas, después de su victoria, el primer africano ganador de una clásica grande, en la Gante-Wevelgem, le renovó hasta 2025 a razón de 1,2 millones de euros anuales.”Biniam no se enfada nunca. Esta mañana había aceptado los hechos, siempre positivo. No piensa en lo que ha podido dejar de ganar en su primer Giro, sino en lo que ha hecho ya”.

De esta forma, el eritreo de 22 años no estará este miércoles en la salida para la undécima etapa del Giro de Italia, con final en Reggio Emilia. El español Juanpe López (Astana) continúa como líder de la clasificación general, aventajando en 12 segundos al portugués Joao Almeida (UAE) y en 14 al francés Romain Bardet (DSM).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS