La ‘Champions’ más agridulce del Sevilla: su juego no enamora y Lopetegui está en la diana

La tercera clasificación seguida para el gran torneo continental llega enturbiada por el enfado de la afición y las dudas sobre el técnico

Los jugadores del Sevilla mantean a Julen Lopetegui tras consumarse la clasificación para la Champions.
Los jugadores del Sevilla mantean a Julen Lopetegui tras consumarse la clasificación para la Champions.JOSE JORDAN (AFP)

“Julen Lopetegui tiene dos años más de contrato. El primero que tiene que reflexionar soy yo y, probablemente, cambiar muchas cosas que he hecho”, afirmaba Monchi, director deportivo del Sevilla, después de confirmarse un hecho histórico: encadenar tres clasificaciones para la Champions League por su buena posición en la Liga. Pero el sevillismo no está contento y el debate sobre la continuidad del entrenador es intenso fuera de las oficinas del Sánchez Pizjuán.

El Sevilla, que en enero se postulaba como el único equipo capaz de pelearle la Liga al Madrid, ha ido sufriendo una lenta caída en la segunda vuelta que pone entredicho el trabajo de un técnico que, sin embargo, ha cumplido con el objetivo básico propuesto por el club. “Julen tiene contrato en vigor. Lo he dicho 15 veces, no hay otro camino que no sea seguir con el proyecto de Lopetegui. Es muy fiable”, zanjó Monchi en Cope Sevilla, en un primer balance de la temporada que concluirá el domingo con el choque ante el Athletic en el Pizjuán.

El Sevilla comenzó la campaña como un tiro, pero empezó a dar señales de alarma en la fase de grupos de la Champions League, donde quedó eliminado en un grupo asequible por detrás del Lille y el Salzburgo. A la finalización de la primera vuelta, el Sevilla era el segundo clasificado, con 39 puntos, a siete del Madrid, líder. Le sacaba 10 puntos al Atlético de Madrid y 11 al Barcelona. En la jornada 24, el Sevilla era segundo, a solo cuatro puntos del Madrid y 11 de Atlético y Barcelona. Los fichajes en el mercado invernal de Martial y Tecatito Corona fueron dos apuestas firmes de la dirigencia del club para pelear por la Liga. Justo entonces, cuando se empezaba a hablar de la posibilidad de pelear por el título, el equipo comenzó un lento declive. Desde el triunfo ante el Elche en febrero, el Sevilla solo ha ganado tres partidos de 13, empatando ocho y perdiendo dos. En enero había caído en octavos de la Copa ante el Betis, eterno rival y posterior campeón; además la afición encajó muy mal la eliminación en la Liga Europa en los octavos de final, ante el West Ham.

Lesiones y fricciones

Las lesiones y el coronavirus se han cebado, sin duda, con una plantilla que a lo largo de los últimos tres meses ha mostrado una falta de físico y de frescura mental alarmantes. Solo el portero Bono y los centrales Koundé y Diego Carlos mantienen el buen nivel ofrecido a lo largo de todo el curso. Navas y Acuña, los laterales titulares, han sufrido lesiones y han recaído sin volver a coger su mejor ritmo. La lesión de larga duración de Fernando ha dejado sin su referente a un centro del campo donde Rakitic y Jordán parecen agotados. El Papu es irregular, Suso apenas ha jugado y el delantero estrella del equipo, En-Nesyri, únicamente ha logrado dos goles en los últimos 15 partidos que ha jugado. Martial, entre lesión y lesión, solo ha logrado una diana desde que llegara en el mercado invernal, mientras que el Tecatito Corona ha ofrecido detalles de calidad, pero sin llegar a romper.

No ha existido un buen ambiente en el Sevilla en los últimos meses. Las ruedas de prensa de Lopetegui suelen estar alejadas de la realidad y se comenzaron a filtrar informaciones sobre las malas relaciones entre los distintos estamentos del club. En especial, entre el entrenador y los servicios médicos. Jesús Navas, Diego Carlos, Montiel, Acuña, Delaney, Fernando, Papu Gómez y En-Nesyri sufrieron recaídas por jugar antes de tiempo.

El cuerpo técnico señaló al cuerpo médico por no poner a su disposición a los jugadores y los galenos alertaron de una prisa excesiva de Lopetegui.

Conseguido el objetivo de la Champions, sin embargo, pesos pesados de la plantilla como Navas apuestan por la continuidad del entrenador. “Ha realizado un gran trabajo. Estamos todos con él”, afirmó el capitán. Lopetegui, además, fue manteado por los futbolistas a la conclusión del choque ante el Atlético, con la Champions en el bolsillo.

Monchi siente mucho respeto por el trabajo realizado por Lopetegui. Lo fichó en contra del deseo general de la afición y los hechos le han dado la razón al directivo. Tres clasificaciones para la Liga de Campeones, una Liga Europa en 2020 y un equipo que prácticamente nunca pierde; es, además, el equipo menos goleado de Primera (cuatro derrotas y solo 30 tantos en contra). Sin embargo, las dudas sobrevuelan la cabeza de Monchi. El fútbol del Sevilla no enamora y la afición muestra su descontento con un estilo que considera conservador.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS