Luis Enrique, entre su futuro y las pruebas del Mundial

El seleccionador deja caer que no seguirá si España tropieza en Qatar

Luis Enrique, head coach of Spain, gestures during the Spain training session before a friendly match at RCD Stadium on March 25, 2022 in Barcelona, Spain.
AFP7 
25/03/2022 ONLY FOR USE IN SPAIN
Luis Enrique, head coach of Spain, gestures during the Spain training session before a friendly match at RCD Stadium on March 25, 2022 in Barcelona, Spain. AFP7 25/03/2022 ONLY FOR USE IN SPAINAFP7 vía Europa Press (Europa Press)

Con el billete para Qatar en el bolsillo y con dos amistosos ante selecciones del tercer vagón del fútbol europeo, este sábado Albania y el martes Islandia en A Coruña, la continuidad o la salida de Luis Enrique tras el Mundial copan la actualidad de la selección. El pacto entre el seleccionador, el presidente de la federación, Luis Rubiales, y el director deportivo, José Francisco Molina, de no tomar una decisión hasta después de finalizada la Copa del Mundo sigue vigente. Tanto Rubiales como Molina, que son favorables a la continuidad del técnico, aceptan el inconveniente de tener que nombrar un seleccionador a finales de diciembre, cuando finaliza la cita mundialista, si Luis Enrique no siguiera.

Cuestionan más al técnico algunos dirigentes de las territoriales, por su carácter y por la indiferencia que sienten por parte del seleccionador, que el presidente y el director deportivo. En la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, hay empleados que transmiten que las sensaciones que inundan el ambiente apuntan a que Luis Enrique no seguirá y ya lo tendría decidido, algo que este negó este viernes. “No tengo decidido si seguiré o no después del Mundial. Yo me siento respaldado por la federación, que me ha fichado dos veces y una de ellas en las circunstancias que todos sabemos”, aseveró el seleccionador. “Tengo el máximo cariño y me siento con confianza. ¿Pero de qué vale un contrato si no se consiguen los objetivos en el Mundial? Pues de nada. Ya se verá tras Qatar. Cumpliré mi contrato y luego ya veremos...”, prosiguió el técnico. De sus palabras sí se puede intuir que un mal papel en el Mundial le abocaría a no continuar. “Estoy en la gloria en la federación, lo de no renovar ha sido por vosotros, porque si luego hago una cagada en el Mundial así no tenéis que pedir que me echen. Si sale mal ya me iré yo solo o lo mismo o a lo mejor me quedo por si quiero un poco de bachata”, bromeó el seleccionador.

Aunque el pacto de no hablar de su continuidad hasta después del Mundial es sólido, Molina trabaja en posibles recambios. El nombre que suena con más fuerza como hipotético sustituto de Luis Enrique es el de Marcelino, que también está en la órbita del Atlético en el caso de que Simeone no continuara. El técnico del Athletic aún no ha renovado y el movimiento que haga puede resultar esclarecedor sobre el futuro inquilino del banquillo de la selección. Sin su futuro resuelto, Luis Enrique hizo hincapié en el presente, las citas ante Albania y ante Islandia. “Ni para mí ni para los jugadores son amistosos, son dos partidos importantes porque son de preparación para el Mundial y qué mejor que ver cómo resolvemos situaciones ante dos rivales que se cierran atrás”, concluyó el seleccioinador.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS