_
_
_
_

Nadal, sobre Alcaraz: “Lo tiene todo para ser un gran campeón”

El tenista balear, de nuevo en el podio mundial, elogia “la energía, la pasión y la determinación” del murciano y lamenta la ausencia de normativa respecto al viento

Nadal aplaude a Alcaraz cuando el murciano se retiraba de la pista.
Nadal aplaude a Alcaraz cuando el murciano se retiraba de la pista.CLIVE BRUNSKILL (AFP)
Alejandro Ciriza

Nueve años después, Rafael Nadal volverá a disputar la final de Indian Wells, un territorio que ha conquistado en tres ocasiones (2007, 2009 y 2013) y donde únicamente cedió en el episodio definitivo del torneo contra Novak Djokovic (2011). Ahora tendrá enfrente al estadounidense Taylor Fritz, que intentará coger el relevo de su compatriota Andre Agassi, el último campeón local. Lo consiguió en 2001. Llegará el español al choque de esta noche (23.00, #Vamos) subido en una ola perfecta y triunfal: 20 partidos, 20 victorias; tres trofeos (Melbourne, Open de Australia y Acapulco) y un significativo salto en el ranking.

Este lunes, una vez que se haya dirimido el campeón y se actualice la lista de la ATP, el balear (35 años) figurará en el tercer escalón, por detrás de Djokovic (34) y el ruso Daniil Medvedev (26), y desbancando al alemán Alexander Zverev (24). El ascenso responde al fabuloso trimestre que ha completado, con un inmaculado recorrido edulcorado con el triunfo contra Alcaraz –ahora, 16º en la clasificación– y que todavía podría ser mejor si derrota hoy a Fritz, californiano de nacimiento, 24 años, 20º del mundo; el primer finalista de su país desde que John Isner cayera en 2012 ante el suizo Roger Federer.

“Ha sido mi mejor partido en el torneo, esta victoria significa mucho para mí”, introdujo Nadal en la sala de conferencias. “Disfruto jugando con el viento, porque se trata de encontrar soluciones todo el tiempo, pero no disfruto cuando tenemos que parar todo el rato. era casi injugable. El problema es que no existe una norma que obligue a suspender el partido”, se refirió a las difíciles condiciones, restando a continuación importancia a la dolencia en el pectoral –”seguramente hice un mal gesto, pero creo que no es nada importante”– y elogiando el elevado nivel ofrecido por Carlos Alcaraz, al que casi dobla la edad.

“Salí a la pista con máximo respeto, tiene todos los golpes”, precisó. “Es muy agresivo y a la vez defiende bolas increíbles. Su calidad de bola es muy alta. En términos de nivel, mi sensación es la de haber jugado contra un top-8. Me recuerda a mí en la energía, la pasión y la determinación que tiene para convertirse en un gran campeón”, expresó el de Manacor, que si vence en Indian Wells igualará el récord de los 37 Masters 1000 ganados por Djokovic; el último de ellos, en París-Bercy, mientras que su último éxito se remonta a Roma, en mayo.

“Ha sido reñido y me voy contento. Estoy en el buen camino”, indicó Alcaraz, que es el séptimo mejor jugador de la temporada y, por tanto, tendría un hipotético acceso a la Copa de Maestros de Turín. Resume esta primera parte del año en 12 victorias y solo dos derrotas, ante Matteo Berrettini en Australia y esta frente a Nadal. “He estado muy cerca. En algunos momentos pensé que podía ganarle, pero Rafa tiene mil vidas”, continuó; “en el primer set he jugado contra él y contra mí, pero en el segundo y el tercero quería demostrar mi nivel para ganarle o quedarme cerca”.

Dice Alcaraz que está madurando a pasos agigantados y que ya pertenece el primer estrato de jugadores. “Ahora sé enfrentarme a este tipo de jugadores. La primera vez me destrozó, ahora hemos ido a tres sets. He jugado muchos partidos contra grandes jugadores y siento que tengo el nivel. El año pasado hubo muchas primeras veces, pero ahora sé controlar las emociones. He jugado contra grandes jugadores y en grandes estadios. Creo que voy a jugar contra Rafa y los mejores más veces este año”, resolvió el joven del Palmar, que la próxima semana competirá en Miami, donde no estará Nadal.

Antes de participar en Indian Wells, el mallorquín anunció que prefiere dosificarse con vistas a la gira de tierra, que comenzará el 10 de abril en Montecarlo. Antes tiene otra oportunidad para engrosar su casillero. Enfrente estará Fritz, que solo posee un título (Eastbourne, hierba, 2019) y ha jugado cinco finales; una de ellas, la más importante, hace dos años, precisamente contra Nadal en Acapulco. “Sentí impotencia, pero ahora he aprendido”, adelantó el norteamericano.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Alejandro Ciriza
Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra. Autor de ‘¡Vamos, Rafa!’.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_