Paula Badosa despierta del sueño

La española paga un mal día con el servicio (6-2, 4-6 y 6-1) y Sakkari se jugará este domingo (21.00) el título de Indian Wells con Swiatek (7-6(6) y 6-4 a Halep)

Badosa se despide de los aficionados de Indian Wells tras caer contra Sakkari.
Badosa se despide de los aficionados de Indian Wells tras caer contra Sakkari.Jayne Kamin-Oncea (USA TODAY Sports)

La fabulosa dinámica de Paula Badosa en Indian Wells, el torneo que marcará para siempre su carrera, se terminó de la forma más inesperada. Después de un trazado limpio y firme hacia las semifinales, la española gripó contra la griega Maria Sakkari (6-2, 4-6 y 6-1, tras 1h 48m) y despertó del feliz sueño californiano, no muy lejos del objetivo. Hasta ahora enlazaba 10 triunfos sucesivos, entre los seis de la edición previa y los cuatro añadidos en la actual, pero su tenis se destiñó ante la griega y, por lo tanto, no salvaguardará el cetro logrado en octubre.

Venía Badosa ofreciendo actuaciones convincentes y sin que le temblara el pulso, pero los dos pilares de su juego se destartalaron y Sakkari, con el cuchillo de los dientes de inicio a fin, la tumbó. La catalana, de 24 años, sufrió con el servicio y flojeó desde el fondo de la pista. A los pobres porcentajes con el saque —un 56% de puntos obtenidos con primeros y un exiguo 25% con segundos, ningún ace y 7 dobles faltas— le añadió las dudas en el peloteo, casi siempre a remolque, y aunque logró reengancharse en la segunda manga, nunca se lo creyó del todo.

“Ella ha hecho un partidazo y yo no he podido desplegar mi mejor tenis”, resumió Badosa. “Pero, honestamente, creo que he jugado a un buen nivel y he sido competitiva durante toda la semana. Gané buenos partidos [contra Tereza Martincova, Sara Sorribes, Leylah Fernández y Veronika Kudermetova] y estoy orgullosa de cómo he defendido el título. En resumen, creo que ha sido una semana positiva”, añadió la de Begur, que a principios del año elevó su tercer trofeo en la élite, en Sídney, y en febrero perdió fuerza a su paso por Dubái y Doha.

Badosa, séptima en la lista mundial —sexta con la actualización de mañana—, pretendía igualar a Martina Navratilova, la única que fue capaz de ganar el trofeo dos veces consecutivas, de 1990 a 1991. Sin embargo, sucumbió en un partido en el que compitió casi todo el rato trastabillada, sin terminar de encontrar las buenas sensaciones; menos fina de lo habitual y tratando de contrarrestar la incisiva propuesta de su rival. El duelo estuvo en la raqueta de la aguerrida Sakkari. “Estaba muy preocupada antes del partido porque Paula juega de forma distinta a las otras chicas. Tiene una bola muy pesada, pero tuve fe en todo momento”, remarcó la ateniense, de 26 años.

Swiatek, la otra finalista

La jugadora española no había cedido un solo set a lo largo del torneo y aspiraba, al igual que Sakkari y la otra finalista, la polaca Iga Swiatek (7-6(6) y 6-4 a Simona Halep), a escalar al segundo puesto del ranking. En cualquier caso, seguirá situada entre las mejores y conserva todo el brillo adquirido el curso pasado, señalada como una de las más fuertes y con ganas de dar el gran golpe en un grande. Todavía lejano Roland Garros (a partir del 22 de mayo), se concentra ahora en el WTA 1000 de Miami, donde competirá la próxima semana y escenario de grato recuerdo para ella.

En 2015, cuando tenía 17 años, ocupaba el puesto 419 y participaba por primera vez en el cuadro principal de un torneo de élite, como invitada, logró progresar hasta la tercera ronda. Su nombre empezaba a sonar. Hoy día, la catalana se ha ganado un espacio propio en las alturas y, aunque no podrá revalidar el título en California, se marchó con buen sabor de boca. Apeadas ella y Halep, la historia se reduce al cara a cara de este domingo (21.00, Teledeporte y DAZN) entre Sakkari y Swiatek. El histórico refleja un 3-1 favorable a la primera, 2-1 en dura.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS