Nadal: “¿Dosificarme más? Si lo hiciese, dejaría de ser tenista”

El campeón de 21 grandes deja en el aire su presencia en Acapulco, la siguiente parada de su hoja de ruta, y confía en que su físico le conceda más continuidad

Nadal, este miércoles junto al trofeo de campeón en Australia durante la comparecencia en Manacor. CATI Foto: CLADERA (EFE) | Vídeo: QUALITY PRODUCCIONES

Rafael Nadal atendió este miércoles a los medios de comunicación en una rueda de prensa oficiada en su academia de Manacor, sin apenas haber tenido tiempo para poner los pies sobre la tierra de nuevo y con la fatiga lógica después de un mes de competición, así como las 24 horas que exige el desplazamiento desde Australia. De regreso a casa, el campeón de 21 grandes departió junto a su último trofeo, que en términos numéricos le sitúa en lo más alto de la historia del tenis masculino por delante de Roger Federer (40) y Novak Djokovic (34). Ahora posee un Grand Slam más que ambos, pero hoy su mente está exclusivamente centrada en la recuperación.

De este modo, Nadal dejó en el aire su presencia en Acapulco, el siguiente escenario marcado en su hoja de ruta, del 21 al 26 de febrero. “Lo primero que debo hacer es analizar cómo estoy después de la paliza”, introdujo el balear, de 35 años. “Hay que dejar pasar unos días y ver cómo responde mi cuerpo, y después, pensar qué voy a hacer con claridad. Diría que mi determinación es máxima para ir a Indian Wells [del 10 al 20 de marzo], pero para Acapulco [tres veces lo ha ganado: 2005, 2013 y 2020] el margen es más corto. Me gustaría estar, pero después de todo la perspectiva ha cambiado. Ahora debo tomar decisiones acordes con lo que mi cuerpo necesita”, continuó.

Nadal celebra su triunfo ante Medvedev

Vestido con un polo blanco, tejanos y deportivas, Nadal reconoció que antes de la final contra el ruso Daniil Medvedev estaba “nervioso” y que se sorprendió de su respuesta física tras los contratiempos previos a su desembarco en el torneo: medio año sin competir y el contagio por coronavirus. “He jugado infinitamente mejor de lo que hubiera soñado”, afirmó. “Haber ganado en Australia tiene un significado especial, porque durante mi carrera quizá ha sido el torneo en el que más he sufrido”, comentó el número cinco, que ahora prioriza descansar y celebrará este último éxito de forma “comedida” por las circunstancias actuales.

No pierde Nadal la ambición, “aunque nunca ha sido desmesurada”, puntualizó. “Lo que me motiva es que me gusta hacer lo que hago. Cuando estoy más o menos bien y no es un desastre físico, me gusta entrenar y competir. Llevo toda la vida haciéndolo y sé que no es para siempre, pero mientras tenga la capacidad de poder seguir disfrutando, esta es mi ilusión. Ganas y pierdes, pero la ilusión del proceso es una gran satisfacción”, destacó. “¿Que si me gustaría ser el que termina con más Grand Slam? Me encantaría. ¿Si me obsesiona? Cero”.

En todo caso, el tenista español considera que deberá incrementar la cifra actual si quiere lograr el objetivo. “No creo que los 21 sean suficientes para terminar siendo el que más tiene”, adelantó, a la vez que deseó que su cuerpo le permita competir con continuidad de aquí en adelante. “¿Dosificarme más? Si jugase menos, dejaría de ser tenista; porque no puedo jugar menos de lo que lo he hecho en estos dos últimos años [siete torneos en 2020 y la misma cifra en 2021]. Me gustaría tener la opción de no ser tan selectivo”, zanjó antes de reunirse con sus familiares y amigos.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS