Reinildo Mandava, un candado para el Atlético

El club rojiblanco ata la próxima llegada del mozambiqueño, elegido mejor lateral izquierdo de la liga francesa con el Lille

Reinildo Mandava conduce el balón en el partido de Champions que enfrentó al Lille con el Sevilla el pasado mes de octubre.
Reinildo Mandava conduce el balón en el partido de Champions que enfrentó al Lille con el Sevilla el pasado mes de octubre.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

Un lateral izquierdo de corte más defensivo que Renan Lodi es la última apuesta del Atlético de Madrid y de Diego Pablo Simeone para tratar de recuperar la solidez perdida en su propia área. Reinildo Mandava (Beira, Mozambique, 28 años), procedente del Lille, aterrizó en la mañana de este lunes en Madrid para pasar el pertinente reconocimiento médico. La intención del club rojiblanco es incorporarle en este mercado de invierno, pero las negociaciones con el club francés, con el que el jugador finaliza contrato el próximo 30 de junio, aún no se han cerrado. De no concretarse ahora su pase, será el próximo verano cuando Reinildo Mandava se incorpore al Atlético.

Elegido mejor lateral izquierdo de la liga francesa tras proclamarse campeón la pasada temporada, Reinildo ha sido un jugador de explosión tardía. Con apenas 20 años fue reclutado del Maputo mozambiqueño por el Benfica para su filial, aunque nunca llegó a debutar en el primer equipo lisboeta. Tras varias cesiones a clubes de Segunda División (FAFE y Sporting Covilha), debutó en la máxima categoría del fútbol luso con el Os Belenenses en la temporada 2018-19. Con solo 19 partidos en la élite, el Lille logró su cesión en el mercado invernal y terminó por pagar un traspaso de tres millones de euros al finalizar ese préstamo.

Bajo la dirección de Cristophe Galtier, Reinildo terminó por explotar como un lateral difícil de superar en velocidad, con rigor táctico para defender y para elegir los momentos en los que sumarse al ataque. “Es un jugador que tiene muchas piernas, muy buen físico y bueno en el juego aéreo. Cumplió mis expectativas con sus especificidades, da seguridad y un buen equilibrio a nivel defensivo”, le definió el técnico con el que conquistó la Ligue 1. “Es una máquina por su banda, el mejor lateral izquierdo del fútbol francés y muy difícil de superar para los rivales. Además, es solidario en las coberturas a los centrales cuando nos sacan de la posición”, le elogiaba este verano el veterano central luso José Fonte, compañero en el Lille, cuando el pasado verano Reinildo sonó como refuerzo del Oporto y del Nápoles. En el Lille se impuso en la competencia que se generó con Bradaric, de perfil más ofensivo, y señalado como una de las grandes promesas del fútbol croata. En sus 81 partidos con el conjunto norteño, Reinildo no ha registrado un solo pase de gol y ha marcado uno.

Familia humilde

Criado en una familia muy humilde, Reinildo es hijo y nieto de futbolistas. Su padre también fue entrenador. Nunca quería ir a verle jugar, pero la primera vez que fue le anunció a su vástago que sería jugador profesional en Europa. “Mi familia era pobre, mis padres nos criaron a mí y a mis tres hermanos con lo justo, pero nos inculcaron los valores de la educación y el respeto”, confesaba en una entrevista con los medios del Lille. La pérdida, primero de su padre, y después de su madre, le convirtió en el cabeza de familia cuando apenas había cumplido la mayoría de edad.

Internacional por Mozambique en 31 ocasiones, siempre que puede se escapa a su país, donde lo mismo da conferencias a los niños sobre su experiencia en el fútbol o es reclamado por las autoridades sanitarias para advertir a la población sobre la necesidad de protegerse contra la covid. En una de sus últimas visitas a su país pudo perder la vida. Este verano se dirigía a una comida familiar en un todoterreno de alta gama recién adquirido y fue asaltado a tiros por una banda de ladrones que pretendía robarle el coche. Las lunas del vehículo fueron atravesadas por los disparos, pero ninguna impactó en los ocupantes.

Simeone: “No quiero irme, pero todo tiene final”

Con motivo del estreno el próximo 26 de enero en Amazon Prime del documental Simeone, vivir partido a partido, el entrenador del Atlético ofreció este lunes una rueda de prensa en la que habló de su futuro y del reto que está suponiendo atravesar por el que es su peor momento en el banquillo del Atlético. “Somos entrenadores y entendemos que, más allá de que estoy feliz y muy bien donde estoy y no me quiero ir, todo tiene un final y todo termina también”, expresó el preparador argentino. “Espero que cuando llegue ese día sea una elección de todos, justa, buena, y que sea la mejor para los dos partes” prosiguió el Cholo. “En realidad, el Atlético ha sido mi vida. Entre lo que me pasó como futbolista y como entrenador en los 16 años que estoy en esta institución, lo más grande que me sigue pasando es que me exigen reivindicarme día a día. Me encanta. Porque la vida es así, porque la vida cambia de un minuto a otro”, reflexionó Simeone. “Me gusta la energía que hay en el club para seguir detrás de un proyecto que es largo y durísimo. Ante este tipo de situaciones que nos están pasando ahora también se eleva un nuevo desafío de seguir demostrando como entrenador que estamos vigentes”, concluyó Simeone.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS