Supercopa para el Barcelona, triunfo para Virginia Torrecilla

Las azulgrana arrollan al Atlético (7-0) el día que la futbolista rojiblanca vuelve a jugar tras superar un cáncer

Las jugadoras del Barcelona mantean a Virginia Torrecilla.Foto: INMA FLORES | Vídeo: EFE

La temporada pasada, el año en el que Barça se bañó de gloria con el primer triplete de la historia para el fútbol femenino español, a las azulgrana se les atragantó la Supercopa. Fue, justamente, el Atlético de Madrid el que echó al Barça en la semifinal. Y las muchachas de Jonathan Giráldez querían revancha. Un equipo ambicioso y competitivo como el liderado por Alexia Putellas no olvida, mucho menos cuando se trata del Atlético, su gran enemigo en España. La Supercopa Iberdrola coronó este domingo al Barcelona con su primer título de la campaña, pero el fútbol brindó por Virginia Torrecilla. La mallorquina volvió a jugar en la final de Las Rozas después 686 días. En mayo de 2020, se operó de un tumor en la cabeza, que completó con radioterapia y quimioterapia. Pasó de pesar 63 kilos a 48. “Mis piernas parecían brazos”, recuerda. Triunfo de Torrecilla, goleada del Barcelona y luces para una futbolista que acostumbra a destacar en las sombras: Caroline Graham Hansen.

“¡Virginia, Virginia!”, retumbó en las gradas de Las Rozas, cuando la rojiblanca se preparaba para saltar el campo en el minuto 85. El reconocimiento empezó en el público y terminó en el césped. Las jugadoras del Barcelona mantearon a Torrecilla tras el encuentro. “Tengo muchas amigas en el Barça. En la selección hacemos mucha piña. El fútbol ha estado conmigo durante todo este proceso. Han sido como una familia para mí. Debo agradecer todo lo que han hecho por mí. Es un orgullo y doy las gracias al Barça por todo lo que ha hecho por mí. Esto acaba de empezar y todo lo que venga a partir de ahora irá hacia arriba”, dijo Virginia tras la final. Y añadió: “No ha sido el regreso feliz del todo porque hemos perdido, pero lo hemos dado todo al final ante el Barça, que es el mejor equipo del mundo”. Un homenaje para Torrecilla, en una final en elque el premio a la mejor jugadora se lo llevó Hansen.

La noruega no se paseó por la alfombra roja de París, la noche que el fútbol femenino brindó por Putellas y el Barcelona se llevó todos los premios: mejor entrenador, mejor defensa, mejor volante y mejor delantera. Hansen tampoco figuró en los premios de la FIFA, que también coronó a Alexia como The Best. “Los premios individuales no son importantes para mí. Prefiero ganar la Champions a obtener un premio individual. No me divierte la atención de la prensa. Y otra cosa, yo doy asistencias, no marco tantos goles”, reflexionaba la escandinava, en una entrevista con EL PAÍS, antes de conquistar la Orejona en Gotemburgo.

El reconocimiento, sin embargo, lo tiene en el Barcelona. Seguramente, en el lugar en el que más le interesa a la noruega. “El fichaje de Caro fue clave para que el Barça diera el salto de calidad para ganar en Europa”, asegura una de los pesos pesados del vestuario azulgrana. “Me parece que los que eligen los premios no ven los partidos. Si los miraran se darían cuenta de lo que es Caro”, rematan desde los despachos de la Ciudad Deportiva.

Pero aunque Hansen opine que ella es feliz cediendo asistencias, este domingo se despachó con un triplete frente al Atlético. Por supuesto, fiel a su estilo, también le dejó, por duplicado, servido el balón a Martens para que marcara el sexto y el séptimo gol del Barcelona. Pero, por entonces, la noruega ya se estaba gustando. Su trabajo duro ya lo había hecho. El Atlético buscó cerrarle el callejón central al Barcelona. Taponada Jenni Hermoso, Alexia puso la mirilla en las bandas, tierra de Graham Hansen.

Le costó, en cualquier caso, al Barça romper a la zaga rojiblanca. Pero a las azulgrana le sobran recursos. Tras un saque de esquina, Engen se aprovechó de un balón suelto en el área para firmar el 1-0. No claudicaba el Atlético en su afán de bloquear al Barça. Y el Barça volvió a recurrir a la estrategia. Esta vez, con una falta directa, de Hansen. Entonces, se quebró el cuadro de Óscar Fernández. Y, entre la noruega, Rolfö y Martens cerraron una goleada, una más para el Barcelona en la temporada. El conjunto azulgrana no para de ganar. Suma 25 triunfos en los 25 partidos de la temporada. “Era un buen día para buscar revancha. Era un partido muy bueno. Cuando el colectivo funciona, también funcionan las individualidades. Para mí hoy Virginia era la Mejor Jugadora del partido”, expuso Hansen, con el premio a la mejor jugadora del partido en la mano. La Supercopa fue para el Barcelona, la ovación, en cualquier caso, fue para Torrecilla. “Un día me dijeron que no volvería a jugar en el fútbol profesional, después de dos años estoy aquí”, concluyó Virginia.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Juan I. Irigoyen

Redactor especializado en el FC Barcelona y fútbol sudamericano. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Ha cubierto Mundial de fútbol, Copa América y Champions Femenina. Es licenciado en ADE, MBA en la Universidad Católica Argentina y Máster de Periodismo BCN-NY en la Universitat de Barcelona, en la que es profesor de Periodismo Deportivo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS