Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlsen cae ante Yesipenko, de 18 años, y es 7º a 1,5 puntos de Firouzja, único líder

El iraní, de 17, suma 5,5 puntos en 8 rondas de las 13 previstas tras perder ante Carlsen en la 1ª

Carlsen, durante la partida de hoy con Yesipenko Ampliar foto
Carlsen, durante la partida de hoy con Yesipenko

Es una derrota inapelable. Andréi Yesipenko, de 18 años, 59º del mundo antes de este torneo Tata en Wijk aan Zee (Países Bajos), ha doblegado con gran sangre fría y precisión al campeón del mundo, Magnus Carlsen, cuyo error en la apertura fue el único. El iraní Alireza Firouzja, de 17, es líder en solitario con medio punto más que el ruso y otros tres perseguidores, y 1,5 de ventaja sobre el noruego. Quedan cinco rondas para la clausura, tras el descanso del lunes.

El nefasto desenlace para el escandinavo no le impidió tuitear una metáfora poco después de encajar el cero en su primera partida con Yesipenko: “Me he sentido como si me hubieran metido un hisopo por la fosa nasal atravesando todo el cerebro”. Y añadió: “Sin embargo, la prueba covid tras la partida [que pasan cada día todos los jugadores] fue muy bien”.

Contrariamente a la impresión que dio los días anteriores, al no apretar al máximo en posiciones equilibradas como en él es costumbre, Carlsen llegó al escenario en modo combativo. Y se arriesgó a plantear la aguda variante Najdorf de la Defensa Siciliana, a pesar de que no es un gran experto en el esquema que eligió. Pero Yesipenko (“Esipenko” en la lista mundial) no se arredró, optó por una de las líneas más agudas y tensionó la lucha desde la apertura.

La prueba palpable de que el campeón del mundo no está familiarizado con las sutilezas tácticas de ese tipo de posiciones llegó pronto, en el decimosexto lance, que permitía un golpe durísimo, visto por el ruso con rapidez. Cuando Yesipenko hizo su siguiente jugada, Carlsen quedó paralizado durante un par de segundos, los que tardó en escribir el movimiento en la planilla, e hizo con la boca un inequívoco gesto de sorpresa y malestar. Había caído en una dolorosa trampa.

Lo más significativo e importante del resto de la pelea es que Yesipenko no acusó en momento alguno el miedo escénico de tener contra las cuerdas a uno de los mejores ajedrecistas de la historia en el primer enfrentamiento entre ambos. Carlsen le llevó a los caminos más espinosos y le tendió algunas celadas, pero el joven ruso saltó cada obstáculo con grácil elegancia y precisión, agrandando su ventaja de forma inexorable. El campeón, asumiendo que no iba a poder aprovechar la juventud de su adversario fue poniendo caras de ansiar ser tragado por la tierra hasta que se rindió, en la jugada 38.

Yesipenko, un minuto después de la rendición de Carlsen ampliar foto
Yesipenko, un minuto después de la rendición de Carlsen

Carlsen tuvo el buen gesto de cumplir con el ritual a pesar de todo, y situó sus piezas negras en las posiciones iniciales, como acostumbran todos los participantes, antes de abandonar lentamente el escenario. Mientras tanto, Yesipenko no terminaba de creer que acababa de subir a la gloria: resopló un par de veces aún sentado, y siguió haciéndolo mientras daba unos pasos alrededor de la mesa, como si necesitara soltar la tensión acumulada antes de irse. Luego manifestó: “Es uno de los mejores días de mi vida. Me siento muy grande. No sé qué más decir”.

El descalabro del campeón tiene su lógica. En el Mundial contra el ruso Serguéi Kariakin (Nueva York 2016), Carlsen arriesgó y perdió la 8ª partida tras siete empates seguidos. En el Mundial contra el estadounidense Fabiano Caruana (Londres 2018), el noruego empleó también la Siciliana y estuvo cerca de perder, tras siete empates. Y esta de hoy era la 8ª ronda tras una victoria inicial (contra Firouzja) y seis empates. El número uno, que ya ha perdido 18 puntos en lo que va de torneo, se enfrenta a la amenaza de registrar uno de los mayores fracasos de su carrera, dado que tres de los cinco rivales que le faltan son los más fuertes en teoría: Caruana (10ª ronda), el neerlandés Anish Giri (11ª) y el francés Maxime Vachier-Lagrave (13ª).

Y cuando el gato no está, los ratones tienen fiesta. En este caso, el roedor más feliz y aventajado es Firouzja, tras lograr algo muy difícil: batir con negras en una lucha de seis horas al durísimo indio Pentala Harikrishna, 19º del mundo, lo que catapulta al iraní al puesto 14º del mundo y le pone en cabeza con medio punto más que Yesipenko, el pujante Jorden Van Foreest, Caruana y Giri. De pronto, el duelo Firouzja-Yesipenko del martes (tras el descanso del lunes) adquiere una relevancia que nadie podía imaginar.

Firouzja, durante la partida de hoy ampliar foto
Firouzja, durante la partida de hoy

Resultados (8ª ronda): Vachier Lagrave - Van Foreest, tablas; Donchenko – Tari, tablas; Duda – Antón, tablas; Harikrishna 0 – Firouzja 1; Yesipenko 1 – Carlsen 0; Grandelius – Wojtaszek, tablas; Caruana – Giri, tablas.

Emparejamientos (9ª ronda, martes): Giri – Vachier Lagrave; Wojtaszek – Caruana; Carlsen - Grandelius, Firouzja – Yesipenko; Antón – Harikrishna; Tari – Duda; Van Foreest – J. Donchenko.

Clasificación: 1º Firouzja 5,5 puntos; 2º-5º Van Foreest, Caruana, Giri y Yesipenko 5; 6º Grandelius 4,5; 7º-8º Carlsen y Harikrishna 4; 9º Wojtaszek 3,5; 10º-13º Vachier-Lagrave, Tari, Duda y Antón 3; 14º Donchenko 2,5.

Portal oficial (con retransmisión en directo): https://tatasteelchess.com/

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información