Koundé, el mal día de un hombre tranquilo

Primera expulsión del internacional francés en los 111 encuentros que lleva jugados en el Sevilla

Koundé lanza el balón a la cara de Jordi Alba.
Koundé lanza el balón a la cara de Jordi Alba.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

”Jules es un tío inteligente. Aprenderá de este error”. Las palabras de Julen Lopetegui sobre la expulsión de Koundé ante el Barcelona este martes simbolizan el sentir general del Sevilla, donde ha llamado la atención la reacción del internacional francés en el minuto 63 del duelo ante el conjunto catalán, cuando después de recibir una carga de Jordi Alba le lanzó el balón a la cara. “En el minuto 63 el jugador (23) Koundé, Jules Olivier, fue expulsado por lanzar el balón de manera violenta a la cara de un adversario, impactándole en su rostro, no estando el balón en juego. El jugador del FC Barcelona que recibió el impacto del balón, no necesitó asistencia y pudo continuar en el partido”, escribió Carlos del Cerro Grande en el acta arbitral.

La reacción de Koundé no corresponde a su trayectoria. Con 23 años recién cumplidos, el central ha jugado 111 encuentros con el Sevilla desde su llegada en 2019. La del Barcelona ha sido su primera expulsión. “Es un tío tranquilo y centrado”, reiteran en el Sevilla. Las mismas fuentes resaltan lo bien que llevó el defensa su delicada situación el pasado verano, cuando estuvo a punto de ser traspasado al Chelsea y la operación al final no se llevó a cabo.

En sus anteriores 70 choques profesionales con el Girondins solo fue expulsado en una ocasión en un duelo de clasificación de la Liga Europa ante el Gante por doble amarilla. En los 22 encuentros disputados en este curso con el Sevilla, solo había visto una amarilla, ante el Athletic en San Mamés, donde el Sevilla logró el triunfo por 0-1.

Koundé se expone ahora a una sanción que en el club estiman que estaría en torno a los dos partidos si el Comité de Competición estima la acción como violenta y no una agresión. El comité, no obstante, podría interpretar la jugada como una agresión, con lo que con casi total seguridad aplicaría el artículo 98.1 del Código Disciplinario de la Federación en su punto uno. “Agredir a otro, sin causar lesión, ponderándose como factor determinante del elemento doloso, necesario en esta infracción, la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido o a distancia tal de donde el mismo se desarrolla que resulte imposible intervenir en un lance de aquél, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos”, refleja el reglamento. De ser así, a Koundé podrían caerle cuatro partidos, que podría cumplir tanto en la Liga como en la Copa. El francés se perdería los duelos ligueros contra Cádiz, Getafe y Valencia de Liga. También el choque contra el Zaragoza de la Copa.

“Jules está enojado, decepcionado y frustrado. Cuando cometes un error así tienes que hacer autocrítica”, afirmó su compañero Papu Gómez. Koundé es un jugador muy querido en el vestuario del Sevilla, al que seguramente habrá pedido disculpas como hizo Delaney después de su expulsión liguera ante el Espanyol, que acabó al final con triunfo del Sevilla por 2-0.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS