Tavares y Randolph reajustan al Real Madrid

Los blancos derriten al Alba Berlín con una defensa firme y el poderío de sus interiores (87-64), en un partido marcado por los positivos de Laso y Heurtel anunciados dos horas antes del encuentro

Zoosman choca con Randolph. Euroleague
Zoosman choca con Randolph. Euroleague

Tardó diez minutos el Real Madrid en entender el estilo de juego del Alba Berlín para después cortocircuitarlo con una defensa firme liderada por la intimidación de Tavares. El pívot caboverdiano firmó 17 puntos, siete rebotes, dos asistencias, un tapón y 25 de valoración en 24 minutos y selló la 12ª victoria madridista en 15 jornadas de la Euroliga. El protagonismo episódico de Randolph —clave en el despegue madridista en el tercer partido tras su regreso después de un año lesionado—, y la hiperactividad resabiada de Rudy y Llull completaron la sobria faena de los blancos. El partido comenzó marcado por los positivos de Laso y Heurtel anunciados dos horas antes del encuentro y se cerró con tres canteranos en edad júnior sobre la pista (Juan Núñez, Tristan Vukcevic y Eli John Ndiaye).

Chus Mateo sustituyó a Pablo Laso al mando de la pizarra (como ya ocurrió la temporada pasada en la jornada 33 de la Euroliga, en el duelo ante Olympiacos (72-63), cuando el técnico vitoriano cumplió un partido de sanción) y formó de inicio con Williams-Goss, Causeur, Hanga, Randolph y Tavares. El contratiempo por los positivos de Laso y Heurtel se unió a las bajas de Alocén, Abalde, Yabusele (por distintos problemas físicos) y Thompkins (en el tramo final de su puesta a punto) y el Madrid arrancó al trantrán, con cuatro canastas y ninguna carrera en los primeros seis minutos. Enfrente, Eriksson, Blatt y Maodo Lo compensaron con aplicación la importante baja de Sikma en el bando alemán y el primer cuarto se cerró en márgenes estrechos (19-16, m. 10). Los minutos de tanteo dieron paso a la carrerilla madridista.

Fueron Rudy y Llull los que reajustaron al Madrid y los que protagonizaron el estirón de los blancos a golpe de triples, dos por barba en ese tramo (32-20, m. 15). El parcial de 13-4 mostró las costuras de un Alba atenazado bajo los aros ante la presencia intimidatoria de Tavares y Poirier. Sin Yabusele y con Randolph midiendo sus fuerzas, el Madrid organizó quintetos asimétricos, con Rudy ejerciendo de cuatro y Williams-Goss formando pareja exterior con Juan Núñez. En todas las combinaciones los blancos mantuvieron un rigor defensivo que fue derritiendo progresivamente a su rival. Una canasta de espaldas del propio Núñez y el martillo de Tavares (13 puntos, cuatro rebotes y un tapón en los 13 minutos que disputó de la primera mitad) subrayaron el dominio madridista antes del entreacto (43-26, m. 20).

Un triple de Randolph selló el primer ataque de los blancos en la reanudación y los 20 de ventaja de su equipo (46-26). Y, aunque el Alba se esmeró en la defensa de ayudas para contener a Tavares, fue el propio Randolph el que, en los mejores minutos desde su regreso, sostuvo la velocidad de crucero del Madrid con 11 puntos en ocho minutos (60-41, m. 28). El conjunto de Israel González no dejó de intentarlo, con Olinde, Thiemann y Lammers a buen nivel. Pero el Madrid gestionó la renta con un juego fluido y solidario (21 asistencias). El jueves los blancos viajan a Milán donde les espera el Armani de Ettore Messina y Sergio Rodríguez, que parece haber superado su reciente bache y arrolló al Panathinaikos (75-54).

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS