España padece antes de un triunfo abultado

La selección, que horas antes perdió a su referente en defensa Lara González, se muestra borrosa en el debut mundialista antes de liquidar a la débil Argentina: 29-13

Carmen Campos dispara ante Rocío Campigli durante el España-Argentina.
Carmen Campos dispara ante Rocío Campigli durante el España-Argentina.Manuel Lorenzo (EFE)

El día del estreno del Mundial empezó con un disgusto para España, que perdió a Lara González, una de las veteranas y la jefa de la defensa. Y siguió con una sorpresa, porque el seleccionador eligió a Mireya González, descartada en la lista inicial por no estar en pleno estado físico y reclutada de urgencia a cinco horas de que arrancara la cita. Una puesta en marcha accidentada que tuvo continuidad por la noche y que la selección arrastró durante buena parte del estreno contra la débil Argentina.

Un parcial de 18-3 tras el descanso resolvió un duelo que tuvo más intriga de la prevista. Nadie esperaba que las sudamericanas pudieran inquietar a las Guerreras, pero fue lo que ocurrió durante 40 minutos. Tuvieron incluso dos posesiones para ponerse por delante al inicio de la segunda parte, sin embargo, la empresa les resultó demasiado grande y ahí dimitieron definitivamente. Sus tres tantos en toda la segunda mitad definieron su debilidad. España le colocó un parcial de 11-0 (del 12-12 al 23-12) y liquidó un choque con más chicha de la deseada. Este sábado, contra la floja China (20.30, Teledeporte), segunda cita para la anfitriona en otro compromiso que no le tendría que costar solucionar.

Que la noche iba a ser en mate para España se vio desde el principio. Sin ritmo en ataque y sin marcar territorio atrás, a la selección le costó un mundo mandar como se esperaba ante una rival a la que había derrotado de un plumazo en el preolímpico del pasado marzo (16-31). Nada más poner el pie en la pista se agarró a Shandy Barbosa, anotadora de tres de los cuatro primeros goles, pero no encontró más compañía que la eficacia de Carmen Martín desde los siete metros. Las alas no producían y Almudena Rodríguez andaba desenfocada en el lanzamiento exterior.

Bien apoyadas en su guardameta Carratu, no es que las sudamericanas estuvieran mostrando una fuerza imprevista -perdían nueve balones hasta el intermedio; 18 en total-, el problema se encontraba en el lado español. Le faltaban el mando y la autoridad que se les suponían ante un rival muy inferior. La cascada de exclusiones en ambos bandos, continuas desde el inicio, tampoco ayudó a hallar más fluidez.

El cuarto de hora de reflexión no tuvo efectos inmediatos en las muchachas de Prades. Más bien al contrario. El guion continuó. Argentina empató y desperdició dos pelotas para tomar la delantera. Fue ahí, cuando más cerca estuvieron, cuando la amenaza argentina se diluyó. La mayor actividad defensiva de España, apoyada en un sistema 5-1 con Paula Arcos en el eje, colapsó a las sudamericanas, que pasaron de la ilusión por dar el gran golpe a la oscuridad absoluta. España no logró una renta de tres goles (15-12) hasta el minuto 42. Dos dianas seguidas de Kaba Gassama más el acierto desde el punto de penalti aliviaron a las Guerreras, que a partir de ahí cogieron pista y ya no la abandonarían.

Si los tres primeros cuartos habían sido de indigestión para España, el último resultó una balsa de aceite. Lo que no frenaba la defensa o se dejaba por el camino Argentina, lo paraba Silvia Navarro (14 intervenciones). Un epílogo relajado, a cancha abierta, tras el sufrimiento previo.

España, 29 - Argentina, 13

España: Navarro (1); Martín (3p), Rodríguez (2), Arderius (2, 1p), Barbosa (5, 2p), Gutiérrez (1) y Cesáreo (-); Castellanos (ps), Campos (5, 1p), L. Hernández (1), Etxeberria (3), López (1), Gassama (3), A. Hernández (1), Espínola () y Arcos (1).

Argentina: Carratú; Urban (3), Mendoza (-), Gavilán (1), Pizzo (2p), Karsten (3, 2p) y Sans (-); Rosalez (ps), García (-), Campigli (-), Mena (-), Cavo (2), Gandulfo (-), Cisneros (-), Casasola (1) y Crode (1).

Marcador cada cinco minutos: 2-1, 4-3, 6-4, 9-7, 9-8 y 11-10 (descanso); 13-12, 15-12, 16-12, 19-12, 26-13 y 29-13.

Árbitros: Alpaidze y Berezkina. Excluyeron a Cesáreo (2), Gassama, Barbosa, Gavilán, Gandulfo, Karsten y García.

Palacio de los Deportes de Torrevieja: unos 2.000 espectadores

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS