“Fallamos más que una escopeta de ferias”

Suiza dejó a España fuera del Mundial 58, le ganó en el estreno de Sudáfrica 2010 y vive ahora una segunda juventud futbolística

Villa, ante Suiza en el Mundial 2010.
Villa, ante Suiza en el Mundial 2010.Alejandro Ruesga

Miguel-Kubala-Di Stéfano-Luis Suárez y Gento. Posiblemente una de las mejores delanteras que ha mostrado al mundo la selección española en toda su historia. Estaba en juego la clasificación para el Mundial 58, el mismo que entronizó a Pelé con 17 años. España había quedada encuadrada en el grupo nueve junto a Suiza y Escocia. 10 de marzo de 1957. El escenario, el estadio Santiago Bernabéu. La camiseta roja era una camisola ancha con botones y cuello.

El debut fue contra los helvéticos. España se había quedado fuera del Mundial anterior por sorteo. La archiconocida historia del niño italiano que saca la papeleta de Turquía. La ilusión por estar en la siguiente cita mundialista en tierras suecas era notoria. En la selección coincidían una deslumbrante generación de jugadores. El empate contra Suiza (2-2) acompañado de una derrota en Hampden Park ante Escocia (4-2), dos meses después, truncó el sueño.

Desde su retiro de Milán, Luis Suárez recuerda el duelo contra Suiza como si fuera ayer. “Son partidos que no se olvidan fácilmente. Salió torcido desde el principio. Teníamos un equipazo. Solo con recordar la delantera parece imposible que no ganáramos. Fallamos más goles que una escopeta de ferias. Yo marqué los dos esa tarde, pero pude marcar cuatro o cinco. Jugué de delantero centro porque era el más jovencito y a Kubala y Di Stéfano les gustaba salir desde más atrás. Lo peor fue que encima les dejamos marcar en las dos veces que salieron de su campo. Entonces Suiza era la maestra de lo que luego fue el catenaccio italiano”.

Tres citas oficiales más han mantenido ambas selecciones en las fases finales mundialistas. Ninguna, en las Eurocopas. En el Mundial 66, España, que venía de ganar la Eurocopa 64, comenzó con derrota ante Argentina (2-1). El segundo partido contra los helvéticos resultaba decisivo y lo sacó adelante en el estadio Hillsborough de Sheffield remontando un gol de Quentin. El empate fue obra de Manolo Sanchis, padre, que ese día jugó de lateral derecho. Una galopada desde el centro del campo que pasó a la historia como uno de los mejores exponentes de la entonces ensalzada furia española. Amancio marcó el segundo y la selección se lo jugó todo en el tercer partido contra Alemania Federal, nueva derrota (2-1).

Pasaron 28 años para que se volvieran a ver las caras. Fue en los octavos de final del Mundial 94 y el triunfo español fue amplio y convincente (3-0). El hoy seleccionador, Luis Enrique, marcó el segundo tanto. El primero fue obra de Fernando Hierro y el tercero de Begiristain. El enfrentamiento más reciente, el primer partido del Mundial 2010, sembró el pánico en el seno de un equipo que llegaba a Sudáfrica con su vitola de campeón de Europa (2008). El gol de Gelson Fernandes convirtió el resto de los partidos en finales hasta la finalísima del gol de Iniesta.

Suiza vive ahora una segunda juventud futbolística. Desde el 2004 solo se ha perdido una gran competición, la Eurocopa 2012. En todas las demás ha estado presente. En sus comienzos, solo faltó a la cita del 58. Disputó los Mundiales de 1934, 38, 50, 62, y 66. En las Eurocopas no se estrenó hasta 1996. A efectos de equipo nacional, el fútbol llegó al país centroeuropeo antes que a España. El primer partido de su selección fue en 1905, derrota (1-0) ante París, mientras que el español fue en 1920, en los Juegos Olímpicos de Amberes. La primera vez que se enfrentaron entre sí fue en 1925. España ganó en Berna con tres goles de Juan Errazquin. Para Suiza era el partido 65 de su palmarés, para el equipo hispano, el 17. El balance global es favorable a España: 22 partidos, 16 victorias, cinco empates y una derrota.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS