LIGA ENDESA

Un Madrid omnipotente tumba al Valencia

Tavares y Causeur lideran a un equipo plagado de bajas pero arrollador en el rebote (81-70)

Rudy Fernández le quita un rebote a Dubljevic.
Rudy Fernández le quita un rebote a Dubljevic.Juan Carlos Hidalgo / EFE

El asombro que causa el Real Madrid no cesa. Su almacén de recursos no tiene fondo. Sus respuestas frente a la plaga de bajas que sufre o a las dificultades que le planteó el Valencia fueron más que convincentes. Le dieron un primer triunfo por 81-70, esencial para el devenir de una semifinal exprés, al mejor de tres partidos, y contribuyeron a la exaltación del festival que se vivió en el WiZink, donde pudo regresar un millar de espectadores después de casi 15 meses a puerta cerrada. El Madrid lo celebró con la victoria, con el estreno en el primer equipo del base de 17 años Juan Núñez y con la fiesta por el título obtenido en la Euroliga junior tras derrotar en la final al Barça ayer por la mañana en Valencia.

Más información

La incorporación de Núñez se hizo necesaria dadas las bajas de Llull y Laprovittola, que habían dejado solo a Alocén en el puesto de base, y se añadieron a los lesionados Randolph y Thompkins y las de Abalde y Felipe Reyes, positivos por la covid. Para colmo de males, Rudy Fernández tuvo que retirarse con molestias en el inicio del último cuarto y muy poco después Garuba se hizo daño también en un gemelo.

El Madrid pudo con todo. Salió en tromba (30-14), hizo una demostración de superioridad abrumadora en el rebote (52 capturas, 19 más que su rival) y supo corregir cuando los pívots del Valencia, Tobey y Dubljevic, demostraron su versatilidad y estrecharon la diferencia con cinco triples (44-41). Tavares (17 puntos y 11 rebotes) dominó en la pintura, Garuba se batió como un coloso en las acciones más esforzadas (6 puntos, 12 rebotes y 3 tapones), Causeur demostró su puntería (cinco triples y 24 puntos).

En tres minutos, el Real Madrid ya había desplegado todo el catálogo: tiro exterior con Taylor sobre todo, uno contra uno de Carroll ante Sastre y su martilleo constante en el interior de la zona con seis puntos de Tavares. El Valencia sufría en defensa y también en ataque, con movimientos deslavazados y sin sentido. El Madrid sumó 20 puntos en seis minutos y una ventaja de 12. Ponsarnau instruyó a sus jugadores. O aseguraban el rebote en defensa o no tenían nada que hacer. Lo hicieron. Y cambió la decoración, pero solo durante un breve periodo. Garuba Y Tavares impusieron de nuevo su ley y a la que Taylor y Causeur rompieron su corta mala racha en el tiro exterior, el Madrid aumentó su dominio, alcanzó su máxima ventaja (71-54) y dejó el partido resuelto cuando todavía faltaban cinco minutos.

Real Madrid, 81; Valencia Basket, 70

Real Madrid: Alocén (7), Carroll (8), Taylor (13), Garuba (6), Tavares (17) –equipo inicial-; Rudy Fernández (0), Tyus (2), Poirier (2), Causeur (24), Juan Núñez (2) y Vukcevic (0).

Valencia Basket: Van Rossom (7), Sastre (3), Kalinic (6), Derrick Williams (2), Tobey (8) –equipo inicial-; Prepelic (4), Labeyrie (11), Dubljevic (11), Vives (0) y Pradilla (4), Hermansson (11) y San Emeterio (4).

Parciales: 25-14, 19-24, 14-8 y 23-24.

Árbitros: Pérez, Aliaga y Castillo. Señalaron una antideportiva a Taylor.

WiZink Center. Unos 1.000 espectadores.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50