ROLAND GARROS

Naomi Osaka abandona Roland Garros tras ser sancionada por no comparecer ante los medios

La tenista japonesa renuncia a seguir en la competición después de haber anunciado que no ofrecería ruedas de prensa por una cuestion de “salud mental” y de ser castigada con 15.000 dólares de multa

Osaka celebra su triunfo en primera ronda ante Patricia Maria Tig
Osaka celebra su triunfo en primera ronda ante Patricia Maria TigMARTIN BUREAU / AFP

Cuando la segunda jornada de Roland Garros enfilaba su recta final, la noticia del abandono de Naomi Osaka retumbó por todo el complejo de Roland Garros. En realidad, por todo el planeta tenístico, puesto que su marcha del torneo pilló a todo el mundo a contrapié. El día antes, la japonesa, ganadora de cuatro Grand Slams y uno de los iconos actuales del deporte internacional, había sido sancionada con 15.000 dólares de multa (12.300 euros) y amenazada con ser expulsada por la organización del grande parisino tras haber anunciado que no comparecería ante los periodistas por una cuestión de “salud mental”. Y cumplió. Después de derrotar a Patricia Maria Tig en la primera ronda, mantuvo el silencio que defendió a su llegada a París.

MÁS INFORMACIÓN

Este lunes, a través de un mensaje en sus redes sociales, Osaka (23 años) argumentó su salida de Roland Garros. “Esta no es una situación que yo había imaginado o que tenía intención de provocar. Creo que lo mejor para el torneo, el resto de los jugadores y mi propio bienestar es que me retire, para que todos puedan volver al tenis y centrarse en lo que está pasando en París”, introdujo.

“Nunca quise ser una distracción y acepto que el timing no fue el ideal, y que mi mensaje podría haber sido más claro. Lo que es más importante, nunca banalizaría con la salud mental o usar ese término de forma tan fácil. La verdad es que he sufrido largos problemas de depresión desde el US Open 2018 y me está costando mucho lidiar con ello”, continuó en el comunicado la tenista, que en un primer mensaje, emitido el pasado día 26, había admitido que se encontraba ansiosa y vulnerable ante las críticas por su pobre rendimiento sobre tierra batida.

“Todo el que me conoce sabe que soy introvertida”, prosiguió, “y todo el que me ve en los torneos se habrá dado cuenta de que siempre llevo auriculares, porque me ayuda a lidiar con mi ansiedad social. Aunque la prensa de tenis siempre ha sido muy buena conmigo (y quiero disculparme con los buenos periodistas a los cuales he podido dañar), no soy una persona a la que le salga de forma natural hablar en público y me produce ansiedad antes de hablar con la prensa. Me pongo muy nerviosa y me estresa el intentar dar la mejor respuesta posible”.

Osaka, que tiene cuatro grandes en su expediente, pero ninguno de ellos logrado sobre arcilla —US Open de 2018 y 2020, y el Open de Australia de 2019 y este año—, esgrime que renunció a ofrecer las ruedas de prensa —obligatorias para los cabezas de serie, así como para todos los jugadores después de los partidos por una cuestión contractual— “porque pensé que lo mejor sería cuidar de mí misma y saltármelas. Lo comuniqué de forma tan preventiva porque siento que las reglas están muy desactualizadas, y quería señalar eso”.

La nipona, dos del mundo en la actualidad, no es la única tenista que estos días no ha cumplido con su obligación. Tampoco comparecieron ante los periodistas en la antesala del torneo la estadounidense Serena Williams (39 años) ni el suizo Roger Federer (39), sin que haya trascendido ninguna explicación, y en su día otras figuras como Venus Williams, Novak Djokovic o Andre Agassi protagonizaron plantes a los medios de comunicación.

Alejarse “un tiempo de las pistas”

El silencio de Osaka ha encontrado la réplica de la mayoría de tenistas que se han pronunciado al respecto estos días. “La respeto y la entiendo pero, por otro lado, sin la prensa, sin los periodistas que habitualmente suelen viajar y escribir nuestros logros, probablemente no seríamos lo que hoy somos. Los medios son una parte muy importante de nuestro deporte”, expuso Rafael Nadal hace tres días, cuando fue preguntado por el asunto.

“Es nuestra responsabilidad”, contestó Garbiñe Muguruza (eliminada por Marta Kostuyk, 6-1 y 6-4). “Sabemos a qué nos exponemos cuando nos hacemos profesionales”, opinó la número uno, la australiana Ashleigh Barty. “Forma parte de nuestro trabajo. Por muy desagradable que pueda resultar después de perder, es importante hacerlo”, se sumó la última campeona en París, la polaca Iga Swiatek.

Serena Williams, durante su partido contra Begu.
Serena Williams, durante su partido contra Begu.SARAH MEYSSONNIER / Reuters

En contraposición, la bielorrusa Victoria Azarenka trasladó este lunes en Twitter un mensaje que subraya la delicadeza del asunto, con aristas que van más allá de lo deportivo y afectan al plano psicológico: “El desafío actual es convencer a las personas del valor de la verdad, la honestidad, la compasión y la preocupación por los demás”. Y pese a no haberse enterado hasta finalizar su partido, que inauguró la sesión nocturna del torneo, Serena Williams se expresó en la misma línea comprensiva: “Se publican muchos artículos, así que debes hacer un esfuerzo y decir: necesito ayuda con esto, esto, esto y esto, y hablar con alguien, ya sea de la WTA [el organismo rector del tenis femenino] o alguien de tu vida. Yo también he estado en esa posición”.

La estadounidense, de 39 años y ganadora de 23 grandes, se extendió tras vencer a Irina-Camelia Begu (7-6(6) y6-2 ): “He tenido oportunidades de hablar con gente. Me gustaría darle un abrazo a Naomi porque sé lo que siente. Todos somos diferentes y manejamos las cosas de forma diferente. Solo hay que dejarle que lo maneje como ella quiera, del mejor modo que pueda. Creo que está haciéndolo lo mejor que puede, eso es todo”.

El torneo, de la amenaza al apoyo

Osaka, la deportista con el récord histórico de ingresos anuales —34,2 millones en el último cálculo de la revista Forbes—, cerró su argumentación así: “Voy a tomarme un tiempo fuera de las pistas y cuando sea el momento, quiero hablar con el circuito para discutir formas de hacer las cosas mejor para los jugadores, la prensa y los fans. Espero que todos estéis bien. Os amo y os veré cuando os vea”.

De noche, tras el anuncio de la japonesa, la organización de Roland Garros emitió un comunicado firmado por el presidente de la Federación Francesa de Tenis (FFT), Gilles Moretton. “En primer lugar, lamentamos y nos entristecemos por Naomi Osaka. El resultado de su retirada del torneo es desafortunado. Le deseamos la mejor y más rápida recuperación posible, y esperamos tener a Naomi aquí el próximo año”, expone el dirigente.

“Como todos los Grand Slams, la WTA, la ATP y la ITF, seguimos muy comprometidos con el bienestar de todos los deportistas y con la mejora continua de todos los aspectos de la experiencia de los jugadores en nuestro torneo, incluidos los medios de comunicación, como siempre nos hemos esforzado por hacer”, concluye la nota.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50