final de la euroliga

“Sin defensa, pierdes”

Jasikevicius considera que su equipo perdió por los detalles y porque concedió demasiados puntos fáciles al Efes

Nikola Mirotic, durante la final de la Euroliga contra el Efes.
Nikola Mirotic, durante la final de la Euroliga contra el Efes.FRIEDEMANN VOGEL / EFE

El Barça no pudo renovar en Colonia el póster de su última conquista continental en 2010. “¿Qué faltó para ganar?”, le preguntaron a Claver. “Faltó parar a Micic y Larkin en la segunda mitad. No defendimos al nivel que merece una final. Y sin defender no se puede ganar”, resumió, entre el reproche y la resignación, uno de los veteranos del vestuario azulgrana. El análisis de Jasikevicius apuntó también a una defensa que concedió 86 puntos: “Hemos perdido por detalles, hemos dejado muchos puntos fáciles por no saber dónde arriesgamos o no”. El entrenador lituano, pese a la derrota, concluyó: “Hemos hecho una temporada magnífica en la Euroliga y nos quedamos cortos por errores nuestros. Estuvimos cerca. El martes empieza el playoff (ante el Joventut) y la serie será súper corta. Hay que olvidarse de esto y eso significa ser duro”.

Más información

Abrines puso el contrapunto. “Estamos dolidos, porque pensamos que nuestra temporada merecía más. Pero lucharemos por volver”, explicó el alero. La defensa como epicentro de los dilemas del Barça a lo largo de la temporada y también en la pelea frustrada por el título.

El Barcelona no pudo culminar en la final de Colonia la evolución positiva de una temporada que empezó de la peor manera posible. Las broncas de Jasikevicius cuando empezó a ejercer como entrenador en septiembre se sucedían al mismo tiempo que su equipo perdía desde la Liga Catalana ante el Andorra (84-85) a la Supercopa ante el Real Madrid (67-72). El entrenador lituano está convencido de que su método directo y enérgico con los jugadores es idóneo para obtener el mejor rendimiento del equipo. “Es mi manera de trabajar y estoy seguro de que lo van a aceptar”, mantiene. No disimula sus regañinas, no contemporiza ni se reprime ante los micrófonos ni ante las cámaras. Durante las primeras semanas de competición, cuando el club barajaba la posibilidad de incorporar a un pívot, expuso lo que más echaba de menos en su plantilla. “A este equipo no le falta una pieza. Buscamos carácter antes que una pieza. Lo que me gustaría es tener a más cabrones”, sentenció. Sus reproches se centraron sobre todo en la falta de eficacia defensiva.

“Claramente tenemos una mala idea sobre nuestra actitud, es una señal de equipo con mala mentalidad. Mientras estás jugando bien en ataque no defiendes. Y eso nos pasa factura. Es inaceptable”, repitió en su análisis Jasikevicius tras varios partidos. “Defendiendo así no tendremos opciones en la final”, dijo tras el tiro salvador de Higgins en las semifinales ante el CSKA.

De Heurtel a Pau Gasol

La trayectoria del Barça esta temporada mejoró a partir de enero. Después de la derrota ante el Valencia el 1 de diciembre inició una racha de 19 triunfos y una sola derrota, ante el Real Madrid (85-87), en la Liga. En la Euroliga, se mantuvo en el primer puesto durante toda la fase regular, excepto en un bache con tres derrotas seguidas en diciembre. La segunda de esas derrotas coincidió con un momento crítico. El entrenador lituano había dejado de contar con Heurtel, descontento con su actitud. El acuerdo para rescindir el contrato del francés se produjo el 19 de enero y el base francés fichó por el Villeurbanne, pero sin posibilidad de jugar en la Euroliga. El Barça fichó al también francés Westermann para relevar a Heurtel, aunque su rendimiento ha sido discreto y sus minutos han disminuido.

En septiembre, el Barça, apretado por su grave crisis económica, extendió su política de reducir temporalmente las fichas de sus deportistas mejor retribuidos ofreciéndoles a cambio una prolongación de sus contratos. Alargó dos años más, hasta 2025, el contrato de Mirotic. El club estaba satisfecho con su rendimiento, a pesar de que durante su primera temporada el equipo no pudo conseguir ningún título. El cuadro dirigido por Svetislav Pesic perdió en los cuartos de final de la Copa ante el Valencia, en la final de la Liga ante el Baskonia y la Euroliga fue cancelada a causa de la pandemia.

El jugador montenegrino ganó su primer título de azulgrana en febrero. El Barça superó en la final de la Copa al Real Madrid. Tres semanas después de su extensión de contrato, Mirotic sufrió la covid. Volvió a causar baja durante dos semanas en enero a causa de un problema personal.

El 20 de febrero, el Barça fichó a Pau Gasol. El 9 de abril volvió a vestir de azulgrana 20 años después de que se marchara para triunfar en la NBA. La llegada de Laporta comportó varios cambios en la estructura organizativa del club. Albert Soler y Nacho Rodríguez fueron relevados y Juan Carlos Navarro fue nombrado director deportivo. Los gestores que conformaron la actual plantilla azulgrana fueron despedidos, aunque Bartomeu tuvo un peso esencial en el fichaje de Mirotic, y Navarro en el de Pau Gasol, que completó una plantilla de lujo. En Colonia, el Efes rompió el sueño azulgrana. La conquista de la Euroliga se mantiene como reto pendiente.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50