LaLiga Santander jornada 35
Finalizado
Barcelona
Barcelona
3
0
0
Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz
Atlético
3
Atlético
Liga Santander

Messi, entre la conjura y el futuro

El argentino, a punto de cumplir 34 años, busca su 11ª Liga mientras espera una oferta oficial de renovación

Messi ante Guedes, en la visita del Barcelona a Mestalla.
Messi ante Guedes, en la visita del Barcelona a Mestalla.JOSE JORDAN / AFP

Después de conquistar la Copa del Rey y en la víspera de la recta final de la temporada, Lionel Messi ejerció de anfitrión para que toda la plantilla del Barcelona comiera un asado en su casa de Castelldefels. LaLiga abrió un expediente, un tema que Ronald Koeman prefiere evitar: “No es el momento de hablar de la comida en casa de Messi”. “La idea de Leo y de los capitanes era hacer piña antes de los cuatro partidos que quedan para terminar la temporada. Están convencidos de que pueden ganar la Liga”, explica un empleado del Barcelona. El primero, este sábado ante el líder, el Atlético de Madrid, en el Camp Nou. El 10 persigue su undécimo título de Liga, con lo que quedaría a una del máximo ganador, Paco Gento. “Leo solo está preocupado por la Liga, por ahora no tiene otra cosa en la cabeza”, aseguran en el entorno del rosarino. Con el título en juego, Messi ni piensa en su contrato, que expira el próximo 30 de junio. Entonces, cumplidos seis días antes los 34 años, estará con la selección argentina en la Copa América.

Más información

El padre y agente del capitán azulgrana, Jorge, estuvo hace 15 días en Barcelona. Acompañó a su hijo Rodrigo al estadio Johan Cruyff y, según aseguran en el club azulgrana, tuvo un encuentro con el presidente, Joan Laporta. “Fue una primera toma de contacto, las sensaciones fueron muy buenas”, sostienen en el Barça. La estrategia de Laporta es la misma que utilizaba Josep Maria Bartomeu. Las conversaciones con el padre del jugador serán lideras por él. En principio, no participarán ni el director de fútbol, Mateu Alemany, ni Ferran Reverter, que ejercerá como director general, ni tampoco el secretario técnico, Ramon Planes. El Barcelona, sin embargo, todavía no ha presentado ninguna oferta oficial a la familia Messi. Nada raro, por ahora, si se tiene en cuenta que el presidente está a la espera del informe de la auditoría sobre la situación económica del club.

De Mbappé a Neymar

”Lo primero que tenemos que saber es qué tenemos. Y en ese momento es cuando vamos a saber qué le podemos ofrecer a Messi. Pero, por los gestos que ha mostrado últimamente, se le ve muy contento y eso es muy importante para nosotros porque hay dos aspectos que hay que tener en cuenta en todo este proceso, el deportivo y el emocional. Y si él está bien, hay que crear un proyecto ganador”, subrayan en los despachos del Camp Nou. Hay quien cree en el club que Messi y el Barcelona están condenados a entenderse. “Se hará mucho ruido, se venderá como una negociación muy complicada, pero al final lo resolverán en cinco minutos”, dicen. Aunque no todos piensan lo mismo. “Si Leo no se entiende con el Barça, se entenderá con otro. No será porque Leo Messi no encuentre quien lo quiera”, insisten los que conviven con el rosarino.

No hay muchos equipos en Europa con la cartera como para poder pagar la ficha de Messi, cercana a los 150 millones de euros brutos anuales. El pasado verano, el Manchester City le hubiese abierto las puertas del Etihad al rosarino en el caso de que hubiese resuelto su salida del Barcelona. “Ojalá pueda terminar su carrera en el Barça. Messi sabe que no encontrará un mejor hábitat que el que tiene en Can Barça”, aseguró Pep Guardiola, técnico del City, la semana pasada en TV3. Donde todavía sí suspiran por Messi es en París. El PSG, en cualquier caso, primero quiere renovar a Mbappé (22 años), símbolo de Francia, candidato a tomar el testigo del argentino como el dueño del fútbol. En el caso de que el francés se negara a renovar —su contrato termina en 2022—, en el club parisino meditan traspasar a Mbappé y entienden que el principal candidato a quedarse con el delantero es el Real Madrid.

Doble problema para el Barcelona: el Madrid se quedaría con una estrella y el PSG atacaría por Messi. Neymar, de 29 años, que renovará esta tarde con el PSG hasta 2026, mantiene su idea de volver a jugar con su amigo Messi. “Claro que el regreso de Neymar es un tema del que se habla, pero es muy difícil que se pueda concretar”, aclaran en la cúpula azulgrana.

La vuelta de Neymar impulsaría a una plantilla que ha demostrado que tiene un grupo de jóvenes dispuestos a aferrarse en el Camp Nou. “Lo mejor para nosotros es que se quede Leo. Será más fácil planificar la próxima temporada porque seguiremos contando con el mejor jugador del mundo”, pide Koeman. Mientras Messi solo piensa en cómo conseguir su liga número 11 como azulgrana, la presión la tiene Laporta para gestionar la ingeniería financiera que le permita desarrollar un proyecto deportivo capaz de seducir al 10.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50