Champions League

Guardiola levanta su muro de hormigón

El Manchester City, que alcanza la primera final de Champions de su historia, es, tras 500 millones invertidos en zagueros, el equipo más impenetrable de los conjuntos que ha dirigido el técnico español

Rúben Dias hostiga a Neymar, en el Etihad.
Rúben Dias hostiga a Neymar, en el Etihad.Europa Press

“¡Defendimos tan bien!”, exclamó Pep Guardiola, sonriente, distendido, aliviado tras superar al PSG con un global de 4-1 en la eliminatoria que transportó al Manchester City a la primera final de Champions de su historia y al técnico español a una nueva etapa en su vida creativa. De los equipos que formó en cada una de las 12 temporadas que ha dirigido en la elite, este City es el que ha exhibido la defensa más impermeable: 0,33 goles en contra por partido en Champions es un récord personal. La más llamativa de las estadísticas de la última obra de Guardiola.

El entrenador más influyente del mundo en este siglo, el hombre que transformó el fútbol brindándole una dimensión novedosa al mediocampo y al ataque, sigue asombrando al público. Pero esta vez no sorprende por el ingenio de las maniobras de sus jugadores en campo contrario sino por el rigor administrativo con el que operan delante de su propia portería. Al punto que el PSG, uno de los ataques más creativos que existen, no logró provocar una sola parada de Ederson en los 90 minutos de la vuelta disputada este martes en el Etihad (2-0).

Obligados a remontar el 1-2 de la ida, Neymar y sus compañeros dispararon 14 veces. Cinco fuera. Nueve dentro, que rebotaron en la defensa. John Stones y Rúben Dias, la pareja de centrales, bloquearon cinco, auxiliados por todos sus compañeros, metidos los 11 en su propio campo. “Defendimos juntos, ayudándonos unos a otros”, celebró el entrenador. “Supimos sufrir cuando perdimos el control del balón”.

Más información

Guardiola se reinventa, como si la metamorfosis le ayudara a impulsarse, a sentirse vivo en un oficio que de otro modo, a sus 50 años, podría resultarle rutinario de tantos trofeos que colecciona (30) desde que inició su carrera en el banquillo del Barça. El 4-3-3 es el modelo que ha elevado a la categoría de obra maestra. Pero, tal vez porque le resulte tedioso, en los partidos importantes lo aplana. Desde 2017 ha variado con defensas de tres y dobles pivotes. Todos intentos fallidos coincidiendo con eliminatorias de Champions. Hasta ahora. El mismo plan de retrasar a Gundogan con Fernandinho para taparse, que hundió al City contra el Tottenham en 2019, le sirvió esta vez para sobrellevar la eliminatoria en París y en Mánchester. No necesitó controlar el balón ni dominar el campo ni la mitad del tiempo de competición para marcar dos goles a balón parado y dos a la contra. Le sirvió con el 44% de la posesión este martes. Y con la defensa. En eso, precisamente, ha destacado el colosal esfuerzo inversor del City en los últimos cuatro mercados estivales.

“Por supuesto que este club ha invertido mucho dinero desde que el jeque Mansour se hizo cargo del él hace 10 años”, dijo el martes, tras la victoria. “Pero esto es mucho más que dinero. Los que quieran pensar otra cosa, allá ellos. Aquí se ha seguido una estrategia coherente que ha permitido ganar cinco títulos de Premier en una década. Eso significa mucho”.

Si hay coherencia en el nuevo proyecto de Guardiola, es en la pertinaz idea de construir un equipo que gravite más alrededor de sus centrales y sus laterales. Si el Bayern y el Barça deslumbraron por sus atacantes y sus volantes, este City se consolida en torno al fortín. De los 20 defensas más caros de todos los tiempos, nueve han sido contratados por el City desde 2016. Rúben Dias (68 millones), Joao Cancelo (65), Aymeric Laporte (65), Benjamin Mendy (57), John Stones (55), Kyle Walker (52), Nathan Aké (45), Eliaquim Mangala (45) y Nicolás Otamendi (44) suman 500 millones de euros en cuatro temporadas. El volumen de dinero destinado al hormigón contrasta con la parte dedicada al mediocampo. De los 20 centrocampistas más caros de siempre, el City de Guardiola suma tres: De Bruyne (76 millones) Rodri (62) y Bernardo Silva (50). De los 20 atacantes más costosos, apenas uno juega de celeste: Riyad Mahrez (68 millones). Ederson, el portero, es el cuarto meta más caro de siempre (20 millones).

La inyección de capital se traduce en resultados. Esta temporada el City de Guardiola está a punto de conquistar su tercera Premier con la defensa más impenetrable de Europa. Considerando los goles encajados por partido, el City destaca como el equipo mejor protegido de la Champions con 0,3 tantos en contra de promedio. Apenas cuatro goles sufridos en 12 partidos. Algo natural, tratándose de la zaga que menos tiros totales concede en las grandes ligas europeas: solo 6,9 por partido.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50