Laporta: “Los clubes debemos ser atendidos en el reparto económico”

La adhesión del club azulgrana al torneo dependerá, si se materializa, de la asamblea de socios. La entidad pide abrir “un análisis mucho más profundo”

Joan Laporta, presidente del FC Barcelona.
Joan Laporta, presidente del FC Barcelona.Enric Fontcuberta (EFE)

Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, se ha mostrado decididamente favorable a la Superliga: “Es necesaria”, afirmó en declaraciones a TV-3 mientras asistía al Trofeo Godó en el Real Club Tenis de Barcelona. “Tenemos una posición de prudencia; es una necesidad, pero la última palabra la tendrán los socios”, agregó después de confirmar que el acuerdo de adhesión en el caso de que el torneo sea finalmente viable deberá ser aprobado por la asamblea del Barça. Desde el club, sin embargo, subrayaron su postura con un comunicado oficial al tiempo que calificaron de “error histórico” no haberse adherido a la competición como socio fundador. “La junta aceptó, con carácter de máxima urgencia, formar parte como socio fundador de la Superliga, una competición que tiene como premisa mejorar la calidad y el atractivo del espectáculo a los aficionados, a la vez que, como principio irrenunciable para el Barcelona, de buscar nuevas fórmulas de solidaridad con la familia del mundo del fútbol”, reza el documento.

El presidente azulgrana insistió: “Los clubes aportamos muchos recursos y debemos ser escuchados y atendidos en el reparto económico”. “Tiene que ser una competición atractiva, basada en los méritos deportivos”, añadió. “Somos defensores de las ligas estatales y estamos abiertos a un diálogo abierto con la UEFA”. El Barcelona intenta mediar con los distintos agentes implicados y se mantiene como club fundador de la Superliga junto con el Real Madrid. “Necesitamos más recursos para que esto sea un gran espectáculo y creo que habrá acuerdo”.

Al igual que afirmó Florentino Pérez, presidente del Madrid, en El Larguero de la Cadena Ser, Laporta reiteró que la propuesta “sigue existiendo”. “Nosotros hacemos unas inversiones muy importantes, los salarios son muy altos y hay que tener en cuenta todas estas consideraciones, sin olvidar los méritos deportivos”, explicó. La necesidad de capitalizarse y la crítica situación económica del club, necesitado de liquidez –inicialmente la Superliga le aseguraba unos ingresos de unos 350 millones antes de final de temporada— es decisiva para entender las palabras de Laporta.

Las declaraciones del mandatario azulgrana llegaron después que el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, manifestara: “Todos me han decepcionado, pero el Barça es el que menos. Laporta fue elegido presidente hace menos de dos meses, de manera que no ha podido hacer gran cosa. El contrato que firmó en que dejaba la decisión final en manos de los socios fue muy inteligente”.

La directiva del Barcelona, en cualquier caso y como ya avanzó Laporta por la mañana, reafirmó su voluntad de someter la decisión a los socios. “La entidad se reservó expresamente el derecho a someter tan trascendente decisión a la aprobación definitiva de sus órganos sociales competentes después de un necesario y profundo estudio”. Y amplió: “Porque constatada la reacción social, el Barcelona entiende que debe abrir un análisis mucho más profundo sobre las razones que han generado la reacción con el fin de considerar el planteamiento y la fórmula propuesta inicialmente para abordar y solucionar todas las cuestiones siempre en beneficio del interés general del mundo del fútbol”.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS