SELECCIÓN ESPAÑOLA

De Tonono a Silva, la magia del fútbol canario

Pedri es el último de una serie jugadores provenientes de las islas que han puesto su talento al servicio de la selección española

Silva, con la bandera de Las Palmas, y Pedro con la de Tenerife, sostienen la Copa del Mundo conseguida por España en Sudáfrica 2010.
Silva, con la bandera de Las Palmas, y Pedro con la de Tenerife, sostienen la Copa del Mundo conseguida por España en Sudáfrica 2010.Alex Livesey - FIFA

Toque y gambeta. Instinto y genialidad. La pelota pegada al pie. Estas son las características que han destacado de los grandes futbolistas provenientes de las Islas Canarias que han triunfado en el fútbol español. Desde finos mediapuntas como David Silva o Valerón hasta elegantes centrales como Tonono, son varios los que han recibido la llamada de la selección, a los que se les suma desde esta semana la última perla salida del Atlántico, Pedri.

Con el futbolista del Barcelona, de 18 años, ya son 36 los jugadores canarios que han pasado por la selección. Los nombres más destacados de la lista son los de David Silva y Pedro, campeones del mundo y de Europa, integrantes de la etapa dorada de La Roja. Ninguno llegó a mostrar su talento ni en Las Palmas ni en el Tenerife, los dos equipos más potentes de las islas. Hicieron las maletas muy jóvenes, pero sí dejaron huella en los pequeños clubes donde dieron sus primeras patadas a un balón.

Pedro y Silva se abrazan durante un partido de la selección española.
Pedro y Silva se abrazan durante un partido de la selección española.Manuel Queimadelos Alonso

Pedro estuvo durante dos años en el CD Raqui San Isidro, un pequeño equipo de la localidad tinerfeña de Granadilla de Abona, antes de marcharse a Barcelona con 17 años. Nestor Frías, que jugaba en la primera plantilla en esos momentos y es actualmente coordinador del club, recuerda su irrupción. “Fue una sorpresa, destacaba sobre todo por su actitud y esfuerzo”, afirma. Su marcha también fue inesperada. “No era el jugador al que venían a ver. El Barça estaba siguiendo a su compañero en la delantera, Samuel, pero al final se llevaron a los dos. Samuel volvió con nosotros al año siguiente, pero Pedro se quedó allí”, relata.

El caso de David Silva es incluso más sorprendente, ya que fue fichado por el Valencia con tan solo 14 de años. El actual jugador de la Real Sociedad solo estuvo dos años en el UD San Fernando, de la localidad grancanaria de Maspalomas. Armando Ayus era entrenador y directivo en esos momentos. “Desde los ocho años se veía que iba a llegar lejos, entonces era un supergoleador”, destaca. “Si te pones un vídeo de Messi y Silva de niños ves que era iguales, zurditos, siempre con la pelota pegada”.

El mago de Arguineguín es considerado como uno de los mejores jugadores españoles de la historia, leyenda del Manchester City y de la selección que ganó Eurocopa-Mundial-Eurocopa. Es el sexto futbolista que más veces ha vestido la camiseta de la selección (125). A pesar de no ser delantero, es el cuarto máximo goleador de la historia de la Roja con 35 tantos, por detrás de Torres (38), Raúl (44) y Villa (59). Pedro, por su parte, se estrenó con la selección para el Mundial de 2010, donde sorprendió con una actuación espectacular ante Alemania en semifinales. El extremo ha vestido la camiseta de la Roja en 66 ocasiones, marcando 17 goles y consiguiendo el Mundial y la Eurocopa de 2012.

Más información

Pero antes que Pedro y Silva, otros muchos canarios dejaron su huella en la selección. El primero en ser convocado fue José Padrón, apodado el Sueco, natural de Las Palmas, que se estrenó en 1929. Le siguió dos años después Ángel Arocha, tinerfeño. Con el estallido de la Guerra Civil, el primero decidió exiliarse a Francia para continuar allí su carrera como futbolista, mientras que el otro se unió al bando nacional y murió en combate.

Juan Galarza es el director de proyectos históricos del Tenerife y autor de varios libros sobre el fútbol canario. “Ha habido muchos casos de jugadores que han triunfado, pero muy pocos lo han hecho en equipos de aquí porque los grandes los fichan rápidamente, como ha pasado con Pedri”, señala. El escritor traza un paralelismo entre el volante del Barcelona y el caso de Luis Molowny, jugador de los años 50. “Ambos son de Tenerife, con mucho talento desde jóvenes, pero se marcharon sin haber llegado a jugar en el equipo de la isla”. Molowny jugó 11 temporadas en el Madrid, fue internacional en siete ocasiones y tras su retiro, llegó a dirigir a la selección durante un breve periodo de tiempo antes de sentarse en el banquillo blanco.

La época dorada del fútbol canario llegó a finales de los años 60, con la irrupción de Las Palmas, que pasó de estar en Segunda División a pelear por el título de Liga y conseguir clasificarse para competiciones europeas. Aquel equipo que alcanzó el subcampeonato en 1968 estaba comandado por figuras como Tonono, Guedes, Germán Dévora o Francisco Castellano, los cuales llegaron a ser seleccionados estando en Las Palmas. Tonono fue durante muchos años el canario con más internacionalidades (22) y su fama trascendía fronteras a pesar no salir de la UD. Beckenbauer, con el que compartía el puesto de líbero, lo calificó como uno de los mejores defensas de su época.

Tonono y Beckenbauer se saludan antes de un partido entre el Bayern de Munich y Las Palmas en 1972.
Tonono y Beckenbauer se saludan antes de un partido entre el Bayern de Munich y Las Palmas en 1972.UD Las Palmas

Aquel combinado destilaba un juego asociativo y vistoso, que ha quedado grabado en la mentalidad de los canarios. Víctor Afonso ha estado ligado a Las Palmas durante más de 20 años, en los que ha sido canterano, jugador, capitán, director de scouting y entrenador de las categorías inferiores. “Aquel equipo marcó un estilo como Cruyff en el Barcelona y después todos han intentado imitarlo”, afirma para añadir que “el futbolista canario se forja en las playas, jugando día sí, día también gracias a que tenemos buen clima todo el año”.

En su etapa como futbolista, Afonso compartió vestuario con Juan Carlos Valerón y Manuel Pablo, figuras del Superdepor de principios de los 2000. Valerón fue quien batió el record de Tonono de presencias con la selección, jugando 46 encuentros, incluidas las Eurocopas del 2000 y 2004, y el Mundial de 2002. Afonso recuerda al Flaco como un jugador “de los que sale uno por generación” y afirma que el más parecido que ha visto en persona es Jonathan Viera, el último canario que había debutado con la Roja y al que entrenó en las categorías inferiores de Las Palmas junto con Vitolo, también internacional. “Los dos tienen una calidad inmensa y ese espíritu del jugador canario que se divierte con la pelota al margen de todo”.

Valerón celebra con Vicente un gol de España durante la Eurocopa de 2004 en Portugal.
Valerón celebra con Vicente un gol de España durante la Eurocopa de 2004 en Portugal.Martin Rose / Bongarts/Getty Images

Esa es la diversión que traslada a los aficionados canarios Pedri, al que esperan disfrutar muchos años en la selección. Todos los preguntados en este reportaje coinciden. “Es un diamante en bruto, juega como si lo hiciera en la playa, aunque lo hace en el Camp Nou. Pero lo mejor es que es un muyayo sensato y humilde”.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50