LIGA SANTANDER

David Silva, estrella en Donostia

El mediático fichaje de la Real Sociedad entra en la convocatoria para recibir al Madrid, aunque llega justo de preparación

El entrenador de la Real Sociedad, Imanol Alguacil (centro), da una palmada en el pecho a David Silva en un entrenamiento esta semana en San Sebastián.
El entrenador de la Real Sociedad, Imanol Alguacil (centro), da una palmada en el pecho a David Silva en un entrenamiento esta semana en San Sebastián.REAL SOCIEDAD - HANDOUT / EFE

En Donostia, donde brillan las estrellas del festival de cine, a Silva se le recibió como a una de ellas. Alexander Isak aseguró que a su equipo llegaba un futbolista de talla mundial; Mikel Oyarzabal, el capitán de la Real Sociedad, confesó que cuando era pequeño acudía a Ipurua para ver jugar a David Silva con el Eibar. Aunque llegó gratis ha sido uno de los fichajes glamurosos de un verano deprimido en el mercado futbolístico, y a pesar de que el mismo día de su presentación el club anunció que Silva había dado positivo por coronavirus, ya está en condiciones de debutar. Le espera el Real Madrid en Anoeta. Será su decimocuarto partido frente al equipo blanco. Jugó nueve de Liga, con las camisetas del Celta y del Valencia, de los que ganó tres y perdió cinco, y cuatro en la Champions, con la zamarra celeste del City: una victoria, dos empates y una derrota. La última cita fue hace muy poco, en la Champions, el pasado 7 de agosto. Jugó nueve minutos en el Etihad Stadium.

Sabía entonces que se marchaba y no le faltaron ofertas, pese a sus 34 años. Parecía que el Lazio era su destino, pero, en un giro inesperado de la situación, recibió la llamada de la Real y decidió volver a Gipuzkoa, la provincia en la que comenzó a despuntar, en las filas del Eibar, y tal vez a visualizar que a pesar de su cuerpo menudo y con aspecto frágil, su talento podía superar cualquier adversidad.

Todo comenzó cuando Odegaard se alejó de la Real porque el Madrid decidió llevárselo de vuelta. “Todos pensábamos que se iba a quedar, él también, pero estas son las circunstancias y hay que aceptarlo”, aseguraba Jokin Aperribay, el presidente realista. No se lamentaron demasiado y se pusieron a trabajar inmediatamente: “Aceptamos que Odegaard se quedaba en el Real Madrid y Silva era el jugador que queríamos, ya lo habíamos valorado y tuvimos suerte de que no se había comprometido con ningún equipo”.

La dirección técnica de la Real consultó con el entrenador, Imanol Alguacil, que no puso ninguna pega. “Si hay algo que me gusta de él, y no tuve dudas para ficharlo, es por lo competitivo que es, más que por lo bueno que es”, confiesa el técnico. “Necesitamos gente competitiva, no a gente que salga al campo a hacer cosas y lucirse, gente que salga a ganar”, dice. “David Silva es muy bueno y es un jugador top. A nivel de tres cuartos de campo para adelante hay pocos como él. Es trabajador, competitivo y es lo que necesita el equipo”.

La convocatoria de la Real Sociedad confirmó que David Silva puede vestirse de corto la noche del domingo en Anoeta. Después de una semana de entrenamientos, no está tan claro si jugará desde el comienzo. Según su entrenador, “David tiene unas ganas terribles, pero llega un poco justo”. Lo más probable es que comience en la grada –el banquillo de la nueva normalidad–, y tenga minutos en la segunda mitad.

Más información

Lo más visto en...

Top 50