BALONCESTO

El último reto de Pau Gasol

El pívot vuelve al Barcelona a los 40 años con el objetivo de recuperar el ritmo competitivo para disputar sus quintos Juegos y de conquistar su primera Euroliga

Pau Gasol, durante un entrenamiento en el Palau, en 2011. En vídeo, el anuncio de su vuelta al Barcelona.

Pau Gasol volverá a lucir el número 16 del Barcelona, el mismo que dejó hace 20 años para emprender la carrera más exitosa en la historia del baloncesto español. Ahora, a los 40 años, en una situación difícil por la lesión en el pie izquierdo que le ha impedido jugar desde marzo de 2019, y extraña a causa de la pandemia, vuelve al Palau Blaugrana. El fichaje, por la categoría y popularidad de un jugador que ha hecho historia en el baloncesto, ha causado sensación en la Euroliga y en el baloncesto español.

El pívot regresa a Barcelona con la ambición que ha caracterizado su carrera. Lo hace explícito en el mensaje con el que transmitió la noticia del acuerdo hasta el final de temporada: “Estoy muy contento de anunciar que vuelvo a casa y que pronto me incorporaré a las filas del Barcelona. Deseo poder contribuir al ambicioso proyecto y ponerme a disposición del entrenador para sumar a este equipo y al magnífico trabajo que están desarrollando. Quiero poner mis habilidades y experiencia a su disposición en un momento clave de la temporada al tiempo que sigo progresando en mi estado de forma física y comienzo a coger ritmo de competición”.

El pívot de Sant Boi vuelve al club en el que empezó cuando tenía 16 años y con el que se convirtió en una estrella de primerísimo nivel en 2001. Aquel año, tras ganar y ser el protagonista de la Copa y la Liga, emprendió su largo y exitoso camino en la NBA. Su reto ahora es volver a competir al máximo nivel y aportar su calidad y su experiencia a un equipo que, tras haber ganado la Copa, aspira ahora a conquistar los títulos más importantes: la Liga, que no alcanza desde 2014, y la Euroliga, que el club ganó por última ocasión en 2010 y que él no pudo lograr en 2001.

Las dudas planean debido al largo tiempo que no ha podido competir. Operado el 9 de mayo de 2019 de una fractura por estrés navicular en el pie izquierdo, la lesión ya le había lastrado durante toda la temporada 2018-2019, en la que empezó con San Antonio y acabó con Milwaukee y solo jugó 30 partidos, con una media de 12 minutos. Después de operarse por segunda vez y de un largo proceso de recuperación, muy condicionado por la pandemia, el 24 de noviembre de 2020 publicó por primera vez unas imágenes de su regreso a la actividad en una cancha. Su excompañero en la selección española Raúl López le ayudó en su vuelta a los entrenamientos. Competir con el Barça le abrirá la puerta a su quinta participación en los Juegos Olímpicos, los de Tokio, a partir del 23 de julio.

Pau prepara el momento idóneo para viajar desde California, donde reside, a Barcelona. “Espero poder incorporarme a los entrenamientos lo antes posible” —afirma—, “e iremos valorando junto con el entrenador, el cuerpo técnico y los equipos médicos (el mío y el del club) mi progresión dentro del equipo y mi aportación a la pista”. Agradece al club que le ayudó a crecer y a formarse como jugador y también al cuerpo técnico de Saras Jasikevicius (coincidieron como jugadores en el Barça) que ha hecho posible su incorporación “en circunstancias tan excepcionales”.

El fichaje ha sido viable gracias al interés de ambas partes y porque el Barça solo tendrá que abonar la parte proporcional del salario mínimo estipulado por en el convenio entre la ACB y la Asociación de Jugadores (ABP), que es de 68.337 euros. El club está inmerso en una crisis económica y en un proceso electoral que culminará el 7 de marzo. Los aspirantes a la presidencia son Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa. Precisamente un tuit de Freixa, el sábado, destapó la inminencia del fichaje. El jugador se mostró molesto por la filtración del acuerdo.

Legado en la NBA

Gasol, campeón de la NBA en 2009 y 2010, finalista en 2008, Rookie del año en 2002, y seis veces all star, deja unos promedios de 17 puntos, 9,2 rebotes, 3,2 asistencias y 1,6 tapones después de 18 temporadas en la NBA, seis cursos y medio en Memphis, seis y medio en los Lakers, dos en Chicago, dos y medio en San Antonio y medio año en Milwaukee. También tuvo un último contrato con Portland, pero no llegó a jugar con el equipo de Oregón.

La plantilla del Barça contará con 14 jugadores y, de ellos, tres pívots naturales, Davies, Pustovyi y Pau Gasol, aunque Saras Jasikevicius ha situado también esta temporada a Oriola en la posición de cinco. A ellos hay que añadir a Sergi Martínez, adscrito al Barça B.

Navarro: “Lo pasó muy mal. Ahora se ve con fuerza”

El deporte español se felicita por el regreso de Pau Gasol. “Es un día feliz”, dijo Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Española de Baloncesto, “porque después de mucho tiempo lesionado, quiere decir que su recuperación está, si no finiquitada, sí en su recta final. Es la noticia que más ilusión nos hace en la Federación. Por supuesto, el que pueda incorporarse a la Liga Endesa tiene también un impacto muy positivo”.

Gasol desea competir en los que serían sus quintos los Juegos Olímpicos, en Tokio. Sus anteriores participaciones se saldaron con dos medallas de plata (2008 y 2012), una de bronce (2016) y la séptima plaza en Atenas 2004.

Garbajosa lo supedita todo al estado físico del pívot: “El objetivo es que esté bien, que cuando se entrene en un equipo top como es el Barcelona, su pie responda bien, sus sensaciones sean buenas… y ojalá que, en el corto plazo o en el medio plazo, sus sensaciones sean tan buenas, a nivel físico y de baloncesto, que en verano pueda incorporarse a su familia, que es la selección”.

Alejandro Blanco, presidente de Comité Olímpico Español, indicó: “Es uno de los grandes abanderados de que el deporte no tiene límites cuando luchas por un objetivo. Su regreso es una gran noticia para todo el deporte español”.

Juan Carlos Navarro, excompañero en el Barça, en Memphis y en la selección y amigo personal de Pau, comentó: “Lo ha pasado muy mal durante mucho tiempo. Lleva tiempo sin jugar, pero se ve con fuerzas de reengancharse. Ha tenido mala suerte de tener esta lesión, que es importante. Él quiere terminar. Le gustaría, como todo el mundo sabe, ir a los Juegos, y ahora se ve con más fuerzas”.

El seleccionador español, Sergio Scariolo, en una entrevista con EL PAÍS el 27 de noviembre, expresó su punto de vista sobre el proceso de recuperación del mayor de los Gasol. “Está en el último tramo de una recuperación física que ya tiene completada. Ahora tiene que entrar en el nivel competitivo. Eso solo se lo puede dar un equipo y una competición. Ese último estadio le dará el tono de jugar partidos oficiales, la intensidad en la frecuencia de juego”. Y concluía: “Eso es lo que necesita y lo que está llamado a hacer cuando, ojalá, como todos esperamos, se pueda incorporar en verano a la selección”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50