COPA DEL REY DE BALONCESTO

El clásico interminable

Real Madrid y Barça se disputan este domingo la Copa en duelo directo por octava vez en los últimos 12 años. Desde 2009 solo ellos han tocado el trofeo

Pablo Laso da instrucciones a sus jugadores este sábado en Madrid.
Pablo Laso da instrucciones a sus jugadores este sábado en Madrid.Juan Carlos Hidalgo / EFE
Copa del Rey
Finalizado
Real Madrid
Real Madrid
73
88
Barça
Barça
11 - 20
20 - 32
19 - 17
23 - 19
WiZink Center

La final de la Copa del Rey se resolverá con un clásico entre Real Madrid y Barça por octava vez en las últimas 12 temporadas (18.30, #Vamos). Los dos grandes del baloncesto español se han repartido el palmarés en este tiempo con seis títulos para los blancos y cinco para los azulgrana. El Baskonia, en 2009, fue el último en alcanzar el trono antes del comienzo de un duopolio incontestable. El conjunto de Dusko Ivanovic cayó esta vez en su semifinal ante el Barça (77-68), mientras que el Madrid superó a un orgulloso Tenerife (85-79).

MÁS INFORMACIÓN

El clásico de hace dos años, en el mismo escenario del WiZink Center de Madrid, es el último precedente en el que blancos y azulgrana pugnaron por la Copa. Y pasó a la historia como la más polémica cita, por su desenlace caótico y su resolución con el instant replay. Aquella fue la 18ª final copera disputada entre Madrid y Barça (hasta ahora, 11 títulos azulgrana por siete del Madrid en el pulso directo). Con Laso en el banquillo, el conjunto madridista disputará su novena final copera en 10 temporadas. Con la Copa de 2012 en el Sant Jordi comenzó su colección de 20 títulos, pero el torneo también ha sido el epicentro del rearme del Barça en tiempos difíciles, gracias a los dos títulos consecutivos que conquistó Svetislav Pesic (en 2018 y 2019, las dos con Heurtel como mvp) antes de la llegada el pasado verano de Sarunas Jasikevicius. “Sufrimos en el último tramo contra el Baskonia porque ya estábamos pensando en la final”, contó el técnico azulgrana tras la semifinal. “Ya sabemos cómo va a estar la cosa. Será muy duro, muy difícil, como siempre. No podemos perder la concentración ni un minuto”, explicó Saras cuando le pidieron un análisis a vuelapluma de la final, la segunda para él ante el Madrid tras la de la Supercopa el pasado verano, que acabó con triunfo madridista. “Cada partido es una nueva historia. El pasado no cuenta. Será un sprint de 40 minutos y esperamos estar preparados para ello”, cerró Jasikevicius.

Los siete pulsos por la Copa entre Barca y Madrid han jalonado la década, con alternancia de gobierno, del dominio inicial azulgrana (2010 y 2011) al contundente rearme madridista. En 2012, ya con Laso al frente en su primera final y con Llull como mvp, el conjunto blanco alzó la Copa 19 años después de su última conquista y activó su contador de trofeos, pero no de dominio en el clásico puesto que los azulgrana dieron réplica al año siguiente, cuando vivieron una final anticipada en el cruce de cuartos. En Vitoria, en 2013, en un pulso estratosférico, con emoción, batalla, dos prórrogas, 219 puntos entre ambos equipos, los dos grandes ofrecieron un espectáculo épico, en el que para muchos resultó ser el mejor partido de la historia de la Copa. Ganaron los azulgrana (111-108) en el encuentro con la segunda anotación más alta de la historia de las fases finales. La mejor anotación que registra la enciclopedia sigue siendo un 115-110 también en un Barça-Madrid en los cuartos de León 1997, en otro encuentro de dos prórrogas. En esa edición, triunfó el Barça de Xavi Pascual superando al Valencia en la final.

Después llegaron cuatro títulos madridistas con la canasta de Llull en Málaga 2014 como póster icónico. El acierto del menorquín sobre la bocina rescató a los blancos, que habían dejado escapar una renta de siete puntos a falta de dos minutos. El Madrid encontró a su Solozábal —ejecutor azulgrana en Valladolid 1987— en otro final apoteósico.

El dominio madridista en el palmarés del torneo lo cortó Pesic en la edición de Las Palmas 2018, en una aventura para la historia del Barça y de la Copa, puesto que el técnico serbio se había hecho cargo del equipo apenas una semana antes. Aquel triunfo ante el Madrid en el Gran Canaria Arena fue el último título como azulgrana de Juan Carlos Navarro y el primer póster de campeón del Barça desde la Supercopa de 2015, el último trofeo de Xavi Pascual. El actual técnico del Zenit dejó el Palau tras ocho años y medio en el banquillo con 12 títulos en su expediente: 4 Ligas, 3 Copas, 4 Supercopas y 1 Euroliga.

En silencio

El Madrid fue volteando el gobierno del Barça en las competiciones nacionales con la Copa como escenario de varios golpes de efecto y, tras las dos coronas de Pesic, el curso pasado volvió a acceder al trono. En Málaga, en el último torneo de la antigua normalidad, el Madrid venció al anfitrión Unicaja por 27 puntos de renta (68-95) en un Martín Carpena abarrotado hasta la cúpula con 10.874 espectadores. Esta vez el eco de Wizink será la banda sonora del campeón.

El clásico liguero de Navidad, gobernado por Mirotic (82-87), es el último precedente hasta la final de este domingo. Desde la temporada 2014-15, el Barça ha ganado nueve de los 12 clásicos de la fase regular de la ACB ante el Madrid. Los azulgrana suman seis de esas victorias de forma consecutiva mientras que los blancos no ganan desde marzo de 2017. Sin embargo, en este periodo, el Madrid ha ganado cuatro Ligas y el Barça ninguna. El balance global de Laso ante el Barça es de 38 victorias y 32 derrotas (25-12 en finales). Jasikevicius busca su primer trofeo como técnico azulgrana; Laso su 21º título en 10 temporadas —12 de los 20 títulos los logró ante el Barça—. Este domingo, los enemigos íntimos reeditan el clásico interminable.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50