SUPERCOPA DE ESPAÑA

De Jong ya cuadra en el Barça

El centrocampista holandés, que ha adelantado su posición unos metros y es el que más juega de la plantilla, destila con Koeman su mejor fútbol desde que llegó al Camp Nou

De Jong dispara a portería en el duelo ante el Granada.
De Jong dispara a portería en el duelo ante el Granada.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

Frenkie de Jong (Arkel, Países Bajos; 23 años) suma en las últimas fechas encuentros en los que resulta capital, caso del Levante, Real Sociedad, Valladolid, Huesca y Granada. Noticia revitalizadora para el Barça y el centrocampista, puesto en tela de juicio después de llegar en el curso anterior por 75 millones de euros fijos más 11 en variables. “Debo marcar más goles y dar más asistencias. Mi nivel no es top”, señalaba De Jong unos meses después de llegar al Camp Nou, irrelevante en la mayoría de los duelos. Ya no es así.

“Ha dado un paso al frente y tiene mucho que ver con la influencia que ejerce Koeman sobre él”, esgrimen desde la ciudad deportiva; “le conoce mucho y sabe que puede exigirle más”. Cosa que hizo el técnico tras un mes de competición, cuando le llamó a su despacho y le pidió que no se conformara con sus números en el último tercio de campo. “Estoy jugando en una posición un poco distinta, un poco más adelante. El míster me pide que ataque más y ahora me siento muy cómodo”, reflexionó el jugador. Y ahora todo cuadra con De Jong, que ha marcado dos goles y repartido dos asistencias en el último mes. Éxito que espera refrendar hoy ante la Real Sociedad en la semifinal de la Supercopa (21.00, Movistar) en Córdoba; Athletic y Real Madrid juegan la otra semifinal el jueves en Málaga.

El entrenador del F.C. Barcelona, Ronald Koeman, sobre la Supercopa: "Los cuatro tenemos opciones".FOTO: PABLO GARCÍA (RFEF/EFE) | VÍDEO: ATLAS

Las expectativas se dispararon con De Jong antes de que recalara en el Barça, jugador que despuntó en el Ajax al punto de que el City, el PSG y el Bayern lo intentaron fichar con denuedo y sin laurel porque siempre tuvo el corazón azulgrana. Pero De Jong no cumplió de inicio, corredor de fondo antes que un genio del esférico, medio extraviado ante tantas exigencias (ha pasado por Valverde, Setién y ahora Koeman) e incapaz de subrayarse con el balón. “Ha sido un año bastante convulso. Además, no llegó a una dinámica de equipo ganador, lo que no ayudó a su adaptación”, cuentan desde el club; “no es que estuviera hundido como le pudo ocurrir a Coutinho... Él sabía que era cuestión de tiempo que encajara su fútbol con el del Barça. Ahora, debe liderar este equipo en el futuro junto a Ter Stegen, Pedri y Ansu”.

Aunque Valverde vaticinó que “en el futuro acabaría jugando de mediocentro” por sus condiciones, lo utilizó en las tres posiciones de la divisoria como también hizo Setién, que le primaron por encima de Rakitic y Arturo Vidal. Koeman, que empieza el once con De Jong —suma 1.924 minutos, el que más por encima de Messi (1.819)— llegó más lejos al situarlo de central ante la plaga de lesiones en la línea defensiva, pero su idea pasaba por colocarle de mediocentro junto a Busquets en su 4-2-3-1 para desilusión del fichado Pjanic.

Mejor colocado, más decisivo

Pero el sistema se ha moldeado con el tiempo (4-1-4-1 o 4-3-3) y ha repercutido en De Jong, que actúa unos metros más arriba y ejerce de catapulta con sus galopadas —siempre cabeza arriba— para enlazar con Messi o Pedri, también cañón ocasional desde la frontal como intentó ante el Granada sin tino. Los números lo explican: ataca más (79 acciones ofensivas por partido por las 72 del curso anterior), roba más (6,3 por 5,8) y pasa más (76,2 por 69,8), también en el último tercio (19,2 por 15,9).

“Nunca había jugado tan adelantado, ni en la selección”, aceptó Koeman tras ganar en Los Cármenes; “pero por sus cualidades y por la manera que jugamos, necesitamos centrocampistas que lleguen al área. Él tiene físico y regate, por lo que no solo tiene que ayudar a construir el juego desde atrás”. De momento, vertical en las conducciones y acertado en la toma de decisiones, el holandés funciona. También de cara a la portería porque en el curso anterior firmó dos goles y cuatro asistencias cuando ahora cuenta los mismos tantos y solo un pase definitivo menos en la mitad de los encuentros. Aportaciones decisivas porque los medios Busquets y Pjanic no han marcado, tampoco lo hizo Aleñá (ya en Getafe) ni Riqui Puig, escaso de minutos y de confianza de Koeman. Solo Pedri y Coutinho, que alternan la media con la delantera, han celebrado tres goles por barba.

“De Jong tiene que coger más el mando de este equipo en el futuro”, solicitó Koeman tras pasar unos meses de su llegada. “En este momento me siento muy bien”, replica el medio, que al fin acepta el reto con el balón en los pies.

Más información

Lo más visto en...

Top 50