NBA

Una entrenadora jefa en la NBA

Pau Gasol, LeBron James y Steve Kerr se rinden al talento de Becky Hammon, que marca otro hito en la igualdad en el deporte al dirigir su primer partido oficial con los Spurs

Becky Hammon, durante una acción del partido entre los Lakers y los Spurs.
Becky Hammon, durante una acción del partido entre los Lakers y los Spurs.Ronald Cortes / AFP

“Puede que seas la primera, pero sé que ciertamente no serás la última”, escribió Kamala Harris en su penúltimo tuit del año 2020. La vicepresidenta electa de Estados Unidos lo enlazaba con la información sobre Becky Hammon, la primera mujer que dirigía un partido en la historia de la NBA. La propia Hammon, los jugadores y entrenadores, acostumbrados a la rutina de los partidos en que ella ejerce de ayudante del técnico de San Antonio Spurs, Gregg Popovich, tardaron un poco en percibir la magnitud de lo sucedido en ese duelo entre los Spurs y los Lakers. “Es un gran hito para la Liga, para Becky y para las mujeres. Nadie podría haber imaginado esto hace cinco años”, enfatizó Steve Kerr, el entrenador de Golden State.

“Ni siquiera me di cuenta de lo que estaba pasando. Solo era Becky haciendo de Becky. Eso es lo que quieres. Esa es la mejor parte de ella. Es una entrenadora... una estratega. No pensamos en el género cuando pensamos en Becky”, señaló Rudy Gay, a sus 34 años el jugador de los Spurs con más experiencia. “La NBA es ciega al género, ciega al color. Estoy orgulloso de formar parte de ella. Si conoces el juego, conoces el juego”, remachó Michael Malone, el entrenador de los Denver Nuggets.

La NBA, una Liga con una enorme repercusión mediática global, se ha involucrado en la lucha por los derechos civiles y las reivindicaciones sociales, especialmente en un año marcado por el movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan). También impulsa la igualdad de género. Apostó por una Liga profesional femenina en 1997, con la creación de la WNBA. Dos años después, Hammon, una base de 1,68 metros, de Rapid City, Dakota del Sur, empezó su carrera en esa Liga con las New York Liberty. A partir de 2001 compaginó la WNBA con otras Ligas en Europa. Jugó en Italia, en Rusia y en dos equipos españoles, el Rivas Ecópolis y el Ros Casares. A partir de 2007 lo hizo con las San Antonio Stars. Una lesión de ligamentos, en julio de 2013, la obligó a un largo periodo de convalecencia. Durante esa etapa asistió a muchos entrenamientos y partidos de los Spurs.

Popovich la invitó a expresar sus opiniones y en agosto de 2014 se convirtió en la primera mujer que formaba parte de un equipo técnico en la NBA. En 2015 fue la primera entrenadora jefa en la liga de verano. En 2018, los Milwaukee Bucks la entrevistaron en el proceso de selección de su primer entrenador; después, también Indiana. “Llevo 17 años en la NBA, he ganado dos campeonatos, he jugado con los mejores jugadores de esta generación y he jugado a las órdenes de dos de las mentes más brillantes de este deporte, Phil Jackson y Gregg Popovich. Y os digo que Becky Hammon puede entrenar en la NBA”, escribió por entonces Pau Gasol.

El pívot español coincidió con Hammon durante su etapa con los Spurs, desde julio de 2016 hasta marzo de 2019, y defendió —rehuyendo de la condescendencia, dijo—, la valía y profesionalidad de la entrenadora en un artículo en The Players Tribune en mayo de 2018. Varias entrenadoras siguieron el camino iniciado por Hammon y la pasada temporada 11 de ellas trabajan en los cuadros técnicos de equipos de la NBA.

En marzo de 2020, en Charlotte, Hammon estuvo a punto de dirigir su primer partido oficial en la NBA sustituyendo a Popovich, ausente por motivos personales. Pero el elegido fue Tim Duncan que, concluida su brillante carrera como jugador en 2019, pasó también a ser ayudante en los Spurs. Hace dos meses dejó el equipo. La alternativa de Hammon se produjo el 31 de diciembre, a sus 43 años, en el partido entre los Spurs y los Lakers. Los árbitros expulsaron en el segundo cuarto a Popovich por protestar. “Me dijo: ‘los tienes’, y eso fue todo. Así es Pop”, explicó ella. “Todo el mundo ha colaborado. Hemos sido un equipo. Los muchachos han respondido muy bien. Ha sido como siempre, están acostumbrados a escuchar mi voz durante los entrenamientos”, añadió.

LeBron James, rival de los Spurs en ese partido que ganaron los Lakers (107-121), saludó la buena nueva: “Se ha esforzado y, cuando uno se esfuerza, se le recompensa con oportunidades. Ha mostrado su trabajo, su talento y su amor por el juego. Ha podido transferir todos sus conocimientos como entrenadora. Es hermoso oírla gritar dando instrucciones. Es muy apasionada. Felicidades a ella y a la Liga”.

Nacionalizada rusa

La carrera de Hammon como jugadora quedó marcada por su decisión de obtener la doble nacionalidad para disputar los Juegos Olímpicos de 2008 con la selección rusa, con la que obtuvo la medalla de bronce. Hubo quien le reprochó su falta de patriotismo. Respondió con unas declaraciones en que no dejó lugar a la más mínima duda sobre su amor por su país.

Becky Hammon, en 2012, con la selección de Rusia.
Becky Hammon, en 2012, con la selección de Rusia.LARRY W. SMITH / EFE

La entrenadora de los Spurs prosigue la larga y tortuosa lucha de la mujer por derribar las barreras de género en el deporte. En 1967, Katherine Switzer irrumpió en el maratón de Boston y lo completó para reivindicar la presencia femenina en una carrera reservada solo para hombres. Billie Jean King, tras ganar a Bobby Riggs el célebre partido de la batalla de los sexos, consiguió en 1973 que las tenistas recibieran un premio en dinero igual al de los hombres en el Open de EE UU. La argelina Hassiba Boulmerka, perseguida por correr en pantalón corto y tirantes y una luchadora por los derechos de las mujeres y deportistas árabes, ganó la medalla de oro en Barcelona 92 y el Premio Príncipe de Asturias en 1995. En 2013, Danica Patrick fue la primera mujer que ganó una prueba de la IndyCar. En 2019, el Masters de Augusta organizó por primera vez un torneo femenino. Y 2020 ha sido un año con varios hitos. Sarah Fuller fue la primera mujer que disputó un partido en una conferencia del Power 5 del fútbol americano colegial de la NCAA, al patear el saque inicial de la segunda mitad entre Vanderbilt y Missouri; y Stéphanie Frappart, la primera árbitra que dirigió en Champions.



Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50