Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CSKA, demasiado para el Valencia

El conjunto naranja cae por 81-70 después de competir bien en los tres primeros cuartos

Mike James intenta el mate, ante Labeyrie. Ampliar foto
Mike James intenta el mate, ante Labeyrie.
Euroliga Fase Regular

Finalizado

El Valencia Basket cayó este jueves en la pista del CSKA Moscú (81-70) ante el que compitió bien los tres primeros cuartos, especialmente en la primera parte, pero al que le faltaron energías y argumentos en el último cuarto para ponerle en problemas, en parte por el excelente porcentaje de tres que tuvieron los rusos (64%). Dos triples de Voigtmann abrieron el marcador pero el Valencia no se amilanó. Con Van Rossom anotando y dirigiendo y un Doornekamp pletórico llegó a ponerse por delante y aunque no logró mantener esa posición por su bajo porcentaje de tres puntos, su seriedad defensiva sí que le permitió mantener a tiro al CSKA (20-17, m.10).

CSKA MOSCÚ, 81, VALENCIA, 70

CSKA Moscú: James (14), Hilliard (3), Kurbanov (8), Voigtmann (19), Hines (6) --quinteto inicial--; Bolomboy (6), Koufos (4), Baker (0), Hackett (10) y Sant-Roos (11).
Valencia Basket: Vives (9), Van Rossom (16), Labeyrie (2), Doornekamp
(7), Dubljevic (10) --quinteto inicial--; Marinkovic (7), San Emeterio
(0), Ndour (8), Motum (5) y Colom (6).

Parciales: 20-17, 22-22, 18-17 y 21-14.

Árbitros: Pukl, Panther y Silva. Sin eliminados.
Megasport Arena. 6.479 espectadores.

De hecho, con la entrada en la pista de la rotación de ambos equipos, el conjunto español volvió a adelantar a los locales momentáneamente pero Sant-Ross y Koufos reaccionaron y el choque se convirtió en un ágil intercambio de canastas, con ambas defensas a la baja. Dos triples de Quino Colom iluminaron al Valencia en ese tramo.

Ambos equipos reconstruyeron sus quintetos en los últimos minutos en los que la falta de claridad ofensiva del Valencia unida a la capacidad de desborde de Mike James dio una pequeña ventaja al CSKA (42-39, m.20). Trató el equipo moscovita de apretar su defensa en el arranque pero la buena circulación del Valencia y la gran labor defensiva de Vives y de Labeyrie en el rebote le permitió aguantar el tipo unos minutos con los puntos de Van Rossom aunque perdiendo algo de fuelle (56-49, m.27).

Con el belga bien defendido y cansados, los visitantes no encontraron la forma de anotar pero apareció Doornekamp y con un triple y una asistencia logró mantener a flote a su equipo (60-56, m. 30). La sociedad entre Colom y Ndour le dio otra salida al Valencia ante su mal porcentaje de triples pero se quedó muy corto porque apenas dueño un par de jugadas y el bajón de intensidad defensiva facilitó a los locales abrir una brecha ya preocupante (71-58, m. 33).

La segunda unidad rusa, con Hackett de punta de lanza, no levantó el pie y al Valencia le faltaron fuerzas y argumentos para un último intento. Un nuevo triple de Voigtmann, el quinto de cinco intentos, alejó aún más al equipo ruso y le dio margen para relajarse en los últimos minutos sin poner en peligro su victoria pese a los puntos de Vives, a los que contestó Hackett, de nuevo desde la línea de tres.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >