Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vaclik: “Para ser portero hay que estar un poco loco”

El guardameta del Sevilla alaba a Courtois y analiza las posibilidades de su equipo en el duelo ante el Madrid en el Bernabéu

Tomas Vaclik, en la ciudad deportiva del Sevilla.rn Ampliar foto
Tomas Vaclik, en la ciudad deportiva del Sevilla.

Tomas Vaclik nació en Ostrava, República Checa, en 1989. El portero del Sevilla es un trabajador incansable y todo un ídolo en su país, donde es el capitán de su selección tras tomar el testigo de Petr Cech. Este sábado (16.00), su equipo visita al Real Madrid.

Pregunta. ¿Por qué decidió ser futbolista?

MÁS INFORMACIÓN

Respuesta. Mi generación creció viendo a una gran selección de la República Checa, donde jugaban futbolistas como Nedved, Kouba, Berger y otros jugadores muy importantes para nuestro país. Aquel equipo fue una inspiración cuando era un niño.

P. ¿Cómo lleva ser el sucesor de Cech en la selección?

R. Cech siempre fue una referencia para mí. Es un mito en nuestro país porque lo ganó todo con una carrera increíble. Es un orgullo sucederle en nuestra selección, pero soy consciente de que no me puedo comparar con él. ¡Estuvo 15 años defendiendo la portería de la República Checa!

P. En España algunos de los grandes porteros proceden del País Vasco. ¿Hay una buena tradición de guardametas en la República Checa?

R. Pues creo que sí. Mira, tenemos a Ivo Viktor, el portero que ganó la Eurocopa a Alemania con Panenka en 1976. También a Pavel Srnicek, que fue toda una leyenda en el Newcastle. Luego están Kouba, que jugó en España en el Deportivo. Pues sí, tenemos algo especial en nuestra sangre que hace que seamos buenos porteros. Y no solo metas de fútbol. Recuerdo a Dominik Hasek, uno de los mejores porteros de la historia del hockey sobre hielo. Hubo una época en que los mejores porteros del mundo del fútbol, el hockey y el balonmano eran checos.

P. ¿En la República Checa pasa como en España, que los niños ponen de portero al peor futbolista de campo?

R. La verdad es que sí [sonríe]. Yo de pequeño empecé de delantero y hacía goles. En un torneo un entrenador me mandó a la portería. Tenía siete años. Me sentí bien. Y fíjate, hasta ahora. No tuve miedo del balón y me gustaba tirarme al suelo. Fui creciendo, ganando torneos y mejorando.

P. ¿Qué cualidades debe tener un buen portero?

R. Creo que para ser portero hay que estar un poco loco. Es un puesto especial. Formamos parte de un deporte individual en un juego de equipo. Casi nunca festejamos con los compañeros, estamos siempre solos, al otro lado del campo cuando atacamos. Y además hay otra cosa. Detrás de nosotros solo está la red. Sí, hay que estar un poco loco y ser fuerte mentalmente. Y luego el reglamento cada vez nos lo pone más difícil. El fútbol quiere muchos goles y nuestro objetivo es siempre la portería a cero. Somos un poco los enemigos.

P. ¿Cómo llega el Sevilla al Santiago Bernabéu [mañana visita al Madrid]?

Vaclik es batido por Casemiro. ampliar foto
Vaclik es batido por Casemiro.

R. Vamos con todas las ganas, con mucha ambición, pero sabemos que es un campo muy complicado. Es curioso, pero casi siempre que juego ante el Madrid pasa algo especial en mi vida. Debuté en la Liga de Campeones en el Bernabéu con el Basilea. Me metieron cinco y enfrente estaba Iker Casillas, un portero al que le tengo un gran respeto. El año pasado iba todo bien, con un partido que iba cero a cero. Creo que Casemiro metió uno de los mejores goles de su vida y perdimos. Y siempre recordaré mi primer partido ante el Madrid en España. Lo jugué sin dormir porque mi hija tuvo un accidente y fue una noche muy larga. Todo salió bien porque ganamos y mi hija se recuperó. Recuerdo dos paradas muy buenas a Bale y Modric.

P. ¿Qué le parece el rendimiento de Courtois?

R. Ahora mismo el portero en mejor forma del mundo.

P. ¿Lo ve mejor que Oblak?

R. Bueno, yo creo que en España juegan los tres mejores porteros del mundo, que son Courtois, Oblak y Ter Stegen. Luego me gusta mucho Alisson. De Ter Stegen lo que más me gusta en su juego con las piernas. De Courtois su fortaleza y el juego aéreo. Oblak es un experto de la colocación.

P. ¿En qué cree que puede mejorar usted?

R. ¡En todo! Tengo muchas cosas que mejorar. Por ejemplo, en mi juego con los pies, en las salidas aéreas y en algunos aspectos de colocación.

P. ¿En qué ha cambiado Lopetegui al Sevilla?

R. Es curioso. En puntos estamos más o menos como la temporada pasada, en la que bajamos en la segunda vuelta. Recibimos menos goles, pero marcamos menos. Somos un equipo que defiende mejor. Lopetegui ha mejorado esta faceta. Digamos que se trata de un Sevilla diferente, que tiene que ser consciente de los que nos pasó el año pasado en la segunda vuelta. El equipo trabaja bien, pero las temporadas son largas y hay que ser muy regulares.

P. ¿Es verdad que el Sevilla puede rescindir su contrato si se le reproducen los problemas de rodilla que se le detectaron en el reconocimiento médico?

R. Sí, así es. Tenía muchas ganas de jugar en el Sevilla y me la jugué. Existía ese problema y asumí el riesgo. Puede que no sea algo normal en el mundo del fútbol, pero me considero una persona honrada. Quería jugar en el Sevilla y acepté ese reto.

P. ¿Por qué tienen una estadística tan negativa en el Bernabéu y en el campo de los grandes?

R. Es verdad, conozco estos datos. Si te soy sincero no sé por qué nos ocurre. El año pasado empatamos en casa del Atlético y del Valencia, pero perdimos en el resto de campos importantes. No sé, puede ser una mezcla de mala suerte, de ausencia de mentalidad, pero yo llevo solo un año y medio aquí y esto viene de más atrás. El sábado es un buen momento para cambiar esto. ¿Doce derrotas seguidas en ese campo? Bueno, debemos pensar a pesar de esos números que no es imposible ganar en el Bernabéu. Tenemos que creer que es posible.

P. ¿Ha visto a Lopetegui especialmente motivado esta semana por su regreso al Bernabéu?

R. La verdad es que no. Es un entrenador que tiene una gran experiencia, por ejemplo con la selección española. No lo he visto distinto esta semana. Ha sido como todas, llenas de una gran exigencia porque es un entrenador que te pide mucho cada día de trabajo. Tengo una buena relación con todo el cuerpo técnico y creo que mis compañeros están felices con él.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información