LA LIGA

Preocupación por los mareos de Yuri

El defensa del Athletic, que superó el COVID, se ha tenido que retirar por sendas indisposiciones ante el Getafe y el Celta

Yuri se retira lesionado del partido ante el Getafe el pasado domingo.
Yuri se retira lesionado del partido ante el Getafe el pasado domingo.Kiko Huesca / EFE

El 9 de octubre, el Athletic comunicó el séptimo caso positivo por COVID-19 en su plantilla. El club, como en los casos anteriores, no anunció el nombre del afectado, porque legalmente no puede hacerlo. Era Yuri Berchiche, que lo desveló a través de las redes sociales: “Esta mañana me han comunicado que tras las pruebas PCR realizadas ayer he dado positivo por COVID-19. Afortunadamente, no tengo ningún síntoma y tanto yo como mi familia nos encontramos muy bien. Durante unos días me tocará mantenerme aislado y seguir las medias sanitarias correspondientes como he hecho hasta ahora”.

Yuri pasó el confinamiento obligatorio durante trece días, superó después los análisis preceptivos y regresó a los entrenamientos. En la siguiente convocatoria de Garitano, frente a Osasuna, el futbolista guipuzcoano ya estaba en la lista. Sólo jugó ocho minutos, pero parecía recuperado.

Jugó el partido completo en la victoria del Athletic frente al Sevilla, el 31 de octubre, y el 8 de noviembre ante el Valladolid. Ante el Betis, el 23 de noviembre, después del parón de selecciones, cedió su plaza a Balenziaga en el minuto 88, nada fuera de lo normal con el partido ya resuelto (4-0).

Pero en Getafe, en un duelo áspero que acabó en empate, Yuri Berchiche pidió el cambio en el minuto 49, poco después del comienzo de la segunda mitad. Se sentó en el suelo, un gesto típico de una lesión muscular, pidió las asistencias y cuando llegaron, se tapó la cara con la camiseta, como dando a entender que sufría una dolencia grave. Salió del campo a paso lento. Yuri sufre un dolor crónico de pubis y ha tenido problemas en el hombro. Se especuló, en principio, con esas variables. Cuando se le preguntó a Garitano por la lesión del lateral zurdo, su respuesta sorprendió: “Se ha mareado”.

El futbolista fue sometido a un control médico al regresar a Bilbao desde Madrid y sus parámetros fueron normales; regresó a los entrenamientos y otra vez fue titular ante el Celta el viernes en San Mamés. En el minuto 40 protegió un balón junto a la esquina, entre Hugo Mallo y Santi Mina, consiguió el saque de banda a su favor, pero con la pelota ya fuera, se agachó como para recuperar el aliento antes de sacar. Aguantó hasta el descanso. Se volvió a agachar varias veces, y cuando la pelota estaba lejos de su zona, llegó incluso a flexionar las rodillas en posición de reposo. Cuando el árbitro señaló el final, se sentó en el césped y esperó la llegada del médico, Joxean Lekue, con el que abandonó el campo, abrigado con una manta, junto al fisioterapeuta Juan Manuel Ipiña.

En el club piensan en las secuelas del COVID. “Los médicos dicen que una vez pasado, no pasa y ya está, que algunas veces se quedan algunas cosas. Yuri lo pasó y eso andan mirando, si los últimos problemas que ha tenido tienen que ver o no”, apuntaba Gaizka Garitano en su comparecencia previa al partido, donde también admitía que un miembro del cuerpo técnico no ha acabado de recuperarse del todo: “Nos dice que no está mal, pero muy bien, muy bien, tampoco. Tenemos casos diferentes y por lo que parece una vez superado algunos están bien y otros a pesar de haber pasado meses notan alguna cosilla”.

Tras el partido contra el Celta, las palabras de Garitano fueron de intranquilidad: “Estamos preocupados, no acaba de arrancar. Pasó el Covid y desde entonces, está haciéndose diferentes pruebas”. Según el técnico, “está entrenándose bien. Los dos últimos días se encontraba perfectamente. Antes del partido se encontraba bien, con buenas sensaciones, ha entrenado bien, pero es verdad que cuando estaba llegando al final del primer tiempo, se encontraba indispuesto y ya no pudo seguir. Esperamos que no sea mucho”.

Yuri será sometido ahora a un examen médico exhaustivo para conocer el origen de las dos indisposiciones que ha sufrido de forma consecutiva. Los estudios médicos sobre las secuelas del COVID-19 en deportistas de élite, incluso asintomáticos, son escasos. Aún así, algunos especialistas alertan sobre la posibilidad de afecciones cardíacas, como la miocarditis, por lo que se deben extremar las precauciones y los exámenes exhaustivos. Ya se conocen algunos casos, como el del tenista Grigor Dimitrov, que decidió abandonar momentáneamente las pistas debido a las secuelas de la enfermedad. Aseguraba que algunos días se sentía muy cansado. Es, precisamente, la fatiga, la secuela más recurrente entre los deportistas que han superado la enfermedad.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50