FC BARCELONA

El Barça pasa revisión al ‘invisible’ Umtiti

El central francés, al que Koeman ni nombraba públicamente, se prueba este miércoles con el filial ante la urgente falta de centrales

Umtiti, en un entrenamiento con el Barcelona, en una imagen facilitada para el club azulgrana.
Umtiti, en un entrenamiento con el Barcelona, en una imagen facilitada para el club azulgrana.EL PAÍS

El 27 de junio, cuando el Barcelona de Setién comenzaba a despedirse de LaLiga en el empate ante el Celta de Vigo (2-2), Umtiti saltó al campo en Balaídos. Fue la última vez que se vio al francés vestido de azulgrana. De hecho, en el vestuario pensaban que el técnico cántabro había arriesgado con la titularidad de Umtiti. Al partido siguiente, frente al Atlético, fue al banquillo, y después se volvió a lesionar. Ninguna sorpresa en la Ciudad Deportiva. Desde el Mundial 2018, el central tiene la rodilla izquierda entre algodones. Cuando se recuperó de aquella dolencia, se contagió de coronavirus y después de vuelta a la enfermería por un nuevo problema en la rodilla. Con Ronald Koeman no ha jugado ni un partido. De hecho, el holandés ni siquiera lo nombraba en las ruedas de prensa. Como si Umtiti no fuera parte de la plantilla del primer equipo. Hasta este martes, con Piqué (ligamentos) y Araújo (problema muscular), lesionados; y Lenglet tocado, Koeman explicó su plan para Umtiti.

“Este miércoles, Samuel tiene un partido con el Barça B y está cerca de volver”, reveló Koeman. “De tanto en tanto, hacemos unos partidillos cuando el entrenador del primer equipo lo pide”, cuentan en la Ciudad Deportiva del Barcelona. “El último que hicimos fue durante el parón de selecciones y jugaron Aleñá, Riqui, Dembélé… todos los que acumulaban menos minutos y Koeman necesitaba que cogieran ritmo de juego”, explican las mismas fuentes. Se hará un partido de una hora, dos tiempos de 30 minutos, en el que Umtiti probará cómo tiene la rodilla. La idea del técnico holandés es que también participe Araújo. “A Ronald le falta un poquito, si no vuelve ante el Cádiz, lo hará el día de Juventus o ante el Levante. Pero queremos a todos al 100%”, contó Koeman. El caso de Messi, Ter Stegen y Coutinho, que no viajan a Budapest para el duelo entre el Barça y el Ferencváros, es diferente. En el cuerpo técnico prefieren que no se carguen de minutos.

Solo Lenglet

No es un tema menor el de los centrales para Koeman. El técnico ya sabía que la situación de Umtiti era delicada y en el verano pidió a la dirección deportiva que le trajeran un quinto central. Entendía el preparador azulgrana que la respuesta física del francés no era fiable. Pero Eric García no llegó y las lesiones golpearon al Barça. Primero cayó Araújo. Después Piqué, que optó por un tratamiento conservador. “Hablé con Gerard. Yo no soy el médico y no he influido en su decisión de no operarse. Pensamos que es la mejor manera para que se pueda recuperar y creo que podremos contar con él esta temporada”, explicó Koeman. Y ante Osasuna a Lenglet se le torció el tobillo derecho. El francés, pese a todo, ha viajado a Budapest. Es el único central que el holandés tiene con ficha del primer equipo. El técnico, en cualquier caso, no apuntó a una mala planificación.

“Es mala suerte más que otra cosa. La situación económica también ha influido en este sentido, pero sirve para dar minutos a los jóvenes. Así hemos trabajado siempre en Holanda. Descubres a buenos jugadores. Hay que confiar en el filial”, dijo el holandés. “Ronald tiene personalidad y conoce bien el club”, celebran desde el área deportiva azulgrana. El técnico optó por confiar en Mingueza ante el Dinamo y, tras recibir el apoyo del vestuario, el canterano repitió titularidad frente a Osasuna. Además, el Barça tiene un comodín para la zaga: De Jong. Ya lo hizo en cinco partidos esta campaña (en uno, desde el inicio). “Frenkie tiene mucha calidad a nivel técnico y físico. Está siempre dispuesto a cubrir la posición de central porque también tiene lectura de juego y siempre lo hace bien. No tengo malas sensaciones cuando juego con él”, subraya Lenglet.

En el verano, Koeman también pidió un delantero. En el ataque, encontró a Braithwaite —”se ha merecido jugar con su trabajo”, sostuvo—; en defensa el agujero es enorme. “No es el momento de hablar de fichajes. Hay que ver antes quién será el presidente”, concluyó. El candidato que gane las elecciones ya sabe que Koeman necesita un central porque la rodilla de Umtiti es incógnita

Más información

Lo más visto en...

Top 50