LIGA SANTANDER

El lamento de Zidane ante la última oleada de bajas en el Madrid

El técnico se queja de que “el calendario es una locura”, pierde por coronavirus a Jovic, Casemiro y Militão, y no recupera a Benzema y Ramos para jugar contra el Villarreal

Jovic celebra un gol con el Madrid.
Jovic celebra un gol con el Madrid.Getty Images

Muchos de los días que Zinedine Zidane se sienta frente los periodistas la víspera de un partido transmite la sensación de encontrarse allí retenido en tránsito. Este viernes, sin embargo, era justo donde quería estar. “Hoy quiero hablar. Yo quería hablar hoy de eso, y lo hago y ya está”, dijo. “Eso” era la saturación del calendario futbolístico arrastrada desde el parón por la pandemia. Y el cruce de ambos, pandemia y calendario, que han convertido en un ejercicio de funambulismo la confección de las listas, como la de este viernes para visitar este sábado al Villarreal (16.15, Movistar LaLiga).

Poco después de terminar la comparecencia del francés, el club comunicó que Luka Jovic, que en los partidos con Serbia del parón había marcado tres goles, más que en todo el curso pasado con el Real Madrid, había dado positivo por coronavirus en el test realizado esa mañana. Jovic, fuera.

Algo más tarde, publicaron la relación de los 20 futbolistas que viajarían a Vila-real, un panorama repleto de ausencias. Casemiro, que había vuelto a entrenarse el miércoles después de que dos test negativos sugirieran que había superado la covid-19, este viernes obtuvo un “resultado indeterminado” en la prueba a la que le sometió LaLiga. Casemiro, fuera.

La misma indeterminación dejó en tierra a Militão, que se había reincorporado al grupo el jueves. Una sesión, y ya: este viernes no participó. Militão, fuera.

También este viernes, Zidane supo que no podría subir al avión a Benzema, aún con “pequeñas molestias en la cadera”. El miércoles de la semana que viene tienen programada una visita al Inter fundamental para su desempeño en la Champions. En el club confían en que sí pueda volar a Italia, donde, como ya sabía Zidane desde el día anterior, no podrá contar con Sergio Ramos, lesionado en el bíceps femoral derecho el martes en el festín de España contra Alemania. Ese martes, el otro central titular del Madrid, Raphael Varane, también se retiró lastimado de su partido internacional con Francia y el estado real de su hombro izquierdo aún mantiene una dosis de incertidumbre.

La nómina de defensas para el partido de esta tarde la componen Carvajal (recién incorporado tras una lesión larga), Varane, Nacho (también de vuelta tras una lesión larga), Marcelo, Mendy y Chust (central del Castilla). Y la de centrocampistas: Kroos, Modric, Odegaard (que vuelve de lesión), Isco y Aranda (del juvenil A). Casi la única buena noticia este viernes fue la inclusión de Hazard, que superó la covid también a ojos de LaLiga y ha entrenado dos veces en las dos últimas semanas. Mariano es el único nueve puro que viajó este viernes.

Por delante, el Madrid tiene 15 partidos en los próximos dos meses, de este sábado al 16 de enero, fecha de la final de la Supercopa de España en Arabia Saudí: un encuentro cada 3,7 días. “Estoy preocupado por el calendario y todos los partidos que tenemos”, dijo Zidane. “El calendario es demasiado. Pienso en la salud de los jugadores, y ellos no paran nunca. Y también me refiero a lo que es el fútbol, porque al final jugando muchos, muchos partidos... El juego es importante, que juguemos bien, y los jugadores necesitan descansar para dar un buen espectáculo”.

Lo del entrenador del Madrid este viernes fue una especie de explosión con un punto desesperado: “Todos los entrenadores necesitan sentir que se les escucha. Hemos tenido una reunión con los entrenadores y al final... Te reúnes con gente para intentar cambiar algo... Hoy he hablado con vosotros para decir mis sentimientos, lo que tengo dentro”, casi se confesó. “El calendario es una locura”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50