ESPAÑA 6 - ALEMANIA 0

Del Athletic a España, una saga de porteros

Unai Simón, décimo meta del conjunto vasco que es internacional, sigue a ilustres como Iribar y Zubizarreta

Unai Simón e Iribar, en una imagen cedida por el Athletic.
Unai Simón e Iribar, en una imagen cedida por el Athletic.

El palco de autoridades de San Mamés lucirá en breve una nueva fotografía enmarcada, la de Unai Simón. En la antesala de la zona noble están colocados los rostros de los 104 futbolistas del Athletic que han vestido la camiseta de España desde que Pichichi, Acedo, Belauste y Sesumaga debutaron en el primer partido internacional de la selección española, el 28 de agosto de 1920 en Amberes. El cuadro de Simón será el número 105. De los internacionales rojiblancos, 10 fueron porteros.

El primero de todos fue Gregorio Blasco, vizcaíno de Mundaka, que jugó con la selección en tiempos en los que la portería española era monopolio de Zamora. Pese a todo, pudo actuar en cinco partidos. Debutó el 30 de noviembre de 1930 frente a Portugal. Ganó España 0-1. En diciembre de 1931, después de una mala tarde de Zamora en Highbury, en la derrota frente a Inglaterra por 7-1, Blasco volvió a la portería española frente a Eire —ganó España 0-5—.

Eran tiempos en los que el Athletic dominaba el fútbol español. Desde el año de su primera internacionalidad hasta 1936, ganó cuatro Ligas y cuatro Copas con el club rojiblanco. Blasco parecía predestinado a ser el sucesor de Zamora, pero la Guerra Civil se cruzó por medio. Jugó su último partido el 3 de mayo de 1936 (Suiza, 0; España, 2). Tenía 27 años cuando viajó con la selección de Euskadi en la gira por Europa y América para obtener fondos para el gobierno vasco. No regresó.

Su sucesor en la portería del Athletic fue Josetxu Echebarria. El club lo fichó siendo juvenil, pero estaba España en plena Guerra Civil y fue reclutado, junto con otro compañero, José Luis Justel. El presidente del Athletic habló en persona con el general Moscardó para pedir la licencia de ambos. La de Echebarria llegó a tiempo, la de Justel no (murió en Gandesa, en la Batalla del Ebro). Con 19 años, el seleccionador nacional, Eduardo Teus, le convocó para la selección aunque fue suplente. La temporada siguiente fue el portero menos goleado de La Liga y jugó 50 minutos en el empate con Portugal, el 12 de enero de 1941, tras la lesión de Pérez. No volvió a vestir la camiseta de España. El 3 de septiembre de 1942, el Athletic jugó un partido de pretemporada frente al Oviedo. En el minuto 20, Echebarria chocó con Chas, un delantero rival. Se fracturó una costilla, que le dañó un pulmón. Regresó y disputó tres partidos, pero días después de jugar ante el Espanyol, el 25 de octubre, le dijo a quien sería su sucesor, Raimundo Pérez Lezama: “¡Qué poco voy a jugar ya!”, y se desmayó en el vestuario. No se puso los guantes nunca más. Peregrinó por quirófanos y hospitales hasta su muerte, en el sanatorio de Leza, en Laguardia, el 25 de marzo de 1965.

Lezama, el tercer portero internacional del Athletic, fue un niño de la guerra. Fichó por el Southampton y debutó en la Liga inglesa contra el Arsenal. Regresó a España en 1940. Debutó con la selección, como su antecesor Echebarria, también frente a Portugal, y como Josechu, para suplir al titular, en este caso Bañón, lesionado. No volvió a jugar con España. Falleció en 2007, a los 84 años, en Laguardia, igual que Echebarria.

En la portería del Athletic le sucedió Carmelo Cedrún, que también se hizo con galones en la selección. Debutó en un partido infausto, la derrota frente a Turquía (1-0), el 14 de marzo de 1954, de clasificación para el Mundial de Suiza, que abocó al desempate en el Olímpico de Roma (2-2). Jugó ese partido y asistió al sorteo en el que el bambino Franco Gemma, cuyo nombre de pila dio mucho de qué hablar, sacó la papeleta de Turquía, que dejaba fuera a España.

Carmelo jugó 11 veces con España. Apenas nueve meses después de su última tarde, su sucesor en el Athletic y la selección, José Ángel Iribar, debutó en marzo de 1964 en un 5-1 de España a Eire, y ocupó la portería española durante 12 temporadas. Ganó la Eurocopa de 1964, jugó el Mundial de Inglaterra en 1966, batió el récord de Zamora y acabó con 49 partidos internacionales, tras un empate a uno frente a la República Federal de Alemania. Kubala nunca aclaró por qué no volvió a ser convocado. En medio se coló en un partido Juan Antonio Deusto, suplente de Iribar en el Athletic, que firmó por el Málaga y también fue su segundo en la selección. Jugó en un Alemania-España (2-1), el 24 de noviembre de 1973.

De marzo de 1964 hasta abril de 1976, Iribar fue el portero de España, como Andoni Zubizarreta desde su debut, el 23 de enero de 1985, —España 3, Finlandia 1—, hasta su despedida, en el Mundial de Francia 98, con la victoria por 6-1 ante Bulgaria. Disputó cuatro Mundiales y dos Eurocopas, aunque acudió también a la de Francia en 1984. En su momento, como Iribar, batió el récord de partidos, con 126, de los que 14 los jugó como futbolista del Athletic.

Diez años después de Zubizarreta, el 5 de junio de 2004, Aranzubia tomó el relevo. Aunque había competido con Casillas en la sub-21 y jugó una final olímpica, su estrella declinó. Sólo jugó un partido con España, frente a Andorra. Kepa Arrizabalaga, su sucesor, lleva 11, desde que debutó el 11 de noviembre de 2017 contra Costa Rica (5-0), y por sorpresa aparece Unai Simón, tres veces internacional ya por decisión de Luis Enrique. Ni siquiera se imaginaba jugando el amistoso contra Holanda que también sería titular ante Alemania. No sabía que a su regreso de la gira, el club tendría que colocar su foto enmarcada en el palco de honor.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50