LIGA DE LAS NACIONES

Suiza - Ucrania, segundo partido suspendido por la covid-19 de la Liga de las Naciones

Las autoridades suizas fuerzan la cuarentena en la delegación ucraniana tras conocer que 12 de sus miembros dan positivo y la UEFA determina que el encuentro se cancele definitivamente

Sobol, que dio positivo el domingo, marca a Sané el pasado sábado.
Sobol, que dio positivo el domingo, marca a Sané el pasado sábado.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

La UEFA suspendió con carácter definitivo el partido que debían disputar Suiza y Ucrania para resolver el descenso de categoría en el Grupo 4 de la Liga de Naciones. La decisión del organismo regulador del fútbol europeo, que se produce tras la suspensión del Rumania-Noruega del fin de semana, se precipitó cuando las autoridades sanitarias del cantón de Lucerna resolvieron este martes por la tarde imponer el confinamiento a toda la delegación ucraniana tras conocer que 12 de sus miembros (diez jugadores y dos asistentes) habían dado positivo por covid-19 en tres tandas de test PCR realizadas entre el jueves y el lunes.

Mientras España y Alemania se preparaban para dirimir la cabeza del Grupo 4 en Sevilla, en Suiza los otros dos integrantes del cuarteto vieron cómo su destino se despejaba entre los laboratorios y los despachos. Ante la imposibilidad de que el equipo ucraniano compareciera en el Swissporarena para medirse a la selección local, la UEFA determinó que se suspendería el partido sin posibilidad de posponer su celebración. La UEFA no se ha manifestado sobre las consecuencias deportivas de la suspensión definitiva. El reglamento determina que el equipo responsable de no presentarse a la competición se considerará derrotado por 3-0. En tal caso, y puesto que el encuentro de ida acabó con 2-1 a favor de Ucrania, la selección de Suiza mantendrá la categoría gracias a la diferencia de goles en los choques directos.

La expedición ucraniana manifestó este mediodía su deseo de disputar el partido, ya que disponía de los 13 futbolistas que establece el reglamento como requisito mínimo para la disputa del encuentro. El descenso de categoría a la Liga B supone una pérdida del nivel de los premios económicos. Según datos de la primera edición de la Liga de Naciones, de 2018, los participantes de la Liga A cobran al menos 2,25 millones de euros. Los de la Liga B se quedan en un básico de 1,5.

El fútbol ucraniano es uno de los más castigados por la pandemia. La tribulación de la selección a lo largo de esta jornada de la Liga de Naciones refleja el estado de un país notoriamente laxo en las medidas de control del coronavirus. La expedición aterrizó el viernes pasado en Leipzig. Al poco de instalarse en el hotel se anunció el brote: Yarmolenko, Sydorchuk, Kovalenko, Tsygankov, y el asistente técnico Vadym Komardin dieron positivo. Así lo anunció el propio Shevchenko, ante la alarma de las autoridades sanitarias locales, que indagaron por los posibles contactos entre los infectados y otros miembros de la plantilla. Como todos respondieron que no hubo contactos directos, el partido contra Alemania dispuesto para el sábado acabó jugándose. Ganó Alemania 3-1.

El domingo, antes de partir hacia Suiza, la expedición ucraniana se hizo un test PCR. Al llegar a Suiza recibieron las malas nuevas. Tres jugadores positivos. Eduard Sobol, el lateral izquierdo titular de la noche anterior, Yevhen Makarenko, que ingresó en el segundo tiempo, y el joven suplente Dmytro Riznyk.

El lunes las autoridades suizas ordenaron un nuevo test a toda la delegación. Entonces los análisis detectaron cuatro nuevos casos: tres jugadores y un fisioterapeuta. El mediapunta del Atalanta, Malinovsky; los jugadores del Shakhtar Sergiy Krystov y Junior Moraes; y el fisioterapeuta Ivan Bashtovy. Los dos jugadores del Shaktar, al parecer, fueron positivos en septiembre, habían desarrollado la enfermedad, y poseían anticuerpos.

Noruega y el Slovan, los precedentes

Este martes las autoridades sanitarias suizas ordenaron la cuarentena de toda la expedición de Ucrania, obligada a permanecer encerrada en el hotel de Lucerna hasta que encontrara el medio de abandonar el país en una burbuja aséptica.

El Suiza-Ucrania es el segundo partido de la Liga de Naciones suspendido por una infección de covid-19. El primero fue el Noruega-Rumania del sábado pasado, cancelado cuando el Gobierno noruego impidió a la selección abandonar el país debido a la detección de un positiovo en la plantilla. Otro precedente en competiciones de la UEFA es el Klaksvikar – Slovan de Bratislava, suspendido este verano en la fase previa de la Champions. Un foco de contagios en la delegación del club eslovaco determinó a las autoridades sanitarias de las Islas Feroe a decretar una cuarentena. El Slovan no pudo presentarse al partido y la UEFA lo castigó con una derrota administrativa por 3-0.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50