Liga Santander

Ronald Araujo, el velocista que se mira en Puyol

El central uruguayo destaca con 21 años en el Barça por su potencia y rapidez

Ronald Araujo, durante el encuentro ante el Celta.
Ronald Araujo, durante el encuentro ante el Celta.MIGUEL RIOPA / AFP

Cuando en 2018 llegó al Barcelona, tras una semana de entrenamientos surgieron las dudas sobre Ronald Araujo (Rivera, Uruguay; 21 años), central fichado del casi anónimo Boston River, club de la Segunda División charrúa. “Es un poco tosco”, dejaba caer alguno de los técnicos por la ciudad deportiva. “Recuerda a Yerry Mina”, se lamentaban con la boca chica también desde la directiva, en referencia a un jugador que no tenía nivel Barça pero que sí sirvió para alegrar las arcas del club al ser traspasado al Everton. Desde la secretaría técnica, sin embargo, hicieron oídos sordos, confiados en su ojo y criterio. Esta noche (21.00, Movistar LaLiga) ante el Sevilla en el Camp Nou, sancionado Lenglet y con Umtiti sin contar para Koeman, Araujo tendrá una nueva oportunidad. En el club lo tienen claro: “Tenemos un Puyol en él”.

En el área deportiva azulgrana había un par de informes sobre Araujo de los ojeadores de Sudamérica. “Seguir”, escribían. Y cuando el filial necesitaba un central, Abidal y Bakero, entonces en el área deportiva azulgrana, viajaron a verle. Quedaron impresionados por su potencia, pero sobre todo por su velocidad. “No recuerdo un tío de 1,90 metros que corra tan rápido”, dicen ahora por los pasillos de la ciudad deportiva. Aunque en la temporada anterior solo jugó 235 minutos en Primera, Araujo se convirtió en el quinto futbolista más rápido de la competición (junto a Pau Torres y Elustondo) con una velocidad máxima de 34,9 km/h. Solo fue superado por Semedo (35,2), además de Pedrosa, Alex Moreno y Mendy (35,1). En este curso, por ejemplo, el más rápido del Barça ha sido Alba (33,1). “Es una gran ventaja en este equipo porque jugamos con la defensa adelantada y le da tiempo a corregir la posición o ganar cualquier reto en carrera”, explican en el Barça. “Y tiene clase con el balón en los pies”, reivindica un compañero del filial. En Primera ha dado 220 pases y 203 han sido buenos (92,3% de éxito), solo castigado por el desplazamiento en largo, su tarea a mejorar.

La Biblia y los caballos

“Es un chico muy sencillo, humilde, trabajador, serio, responsable”, cuenta Silvio Elías, el entonces directivo azulgrana responsable del filial que se encargó de acompañarle en el club durante sus primeros días; “es muy buen compañero, genera buen rollo, es educado… Un poco reservado, prudente y no muy hablador”. Durante esos días, desde la secretaría técnica le dieron un consejo: “Fíjate en Puyol, debe ser tu referente”. Y Araujo miró vídeos en YouTube y se preocupó por conocerlo. Entre vídeo y vídeo, y como hace cada tarde en su casa, leía salmos de la Biblia porque la religión es una parte importante de su vida. Su otra gran pasión son los caballos, deporte que practica en su pueblo de Rivera, junto a la frontera con Brasil —de donde es su madre—.

No será un reto sencillo para Araujo, que precisamente debutó ante el Sevilla en el curso anterior y fue expulsado a los 14 minutos de entrar por hacer una falta como último defensor. Curiosamente, esa es una de las dos faltas que ha hecho en Primera. Koeman lo tiene claro, pues considera que es una esponja y agradece sus ganas de aprender. “Tiene todas las cualidades de los defensas uruguayos. Es muy competitivo, un ganador, de raza”, apuntan desde el filial azulgrana, sorprendidos por su gran evolución.

Firmado por 1,7 millones fijos más 5,2 en variables, Araujo se ha ganado el sitio en el primer equipo, todavía el Barça a expensas de fichar a otro central para una posición que el entrenador tildó de “cortita”. Pero si no se hace caja antes, el club no afrontará incorporación alguna: el pretendido es Eric García, del Manchester City. “No te compliques”, le dijo Setién cuando le sacó al tapete. Con Koeman busca dar un paso más. Araujo parece estar listo.

Más información

Lo más visto en...

Top 50