real madrid

Serio agujero en la defensa del Madrid: pierde a sus dos laterales derechos en 24 horas

Carvajal estará unos dos meses de baja por una lesión en el ligamento lateral interno de la rodilla diestra y Odriozola, su relevo natural, cae para las próximas dos o tres semanas

Carvajal (d) Merino se duelen durante el Real Sociedad-Real Madrid.
Carvajal (d) Merino se duelen durante el Real Sociedad-Real Madrid.Javier Etxezarreta / EFE

Serio contratiempo para Zidane en una de las posiciones más delicadas del equipo. El lateral derecho Dani Carvajal sufre una lesión en el ligamento lateral interno de la rodilla diestra que le mantendrá de baja unos dos meses, según calculan los servicios médicos del club. Se perderá, por tanto, casi toda la fase de grupos de la Champions y el clásico en el Camp Nou (25 de octubre). Tampoco podrá formar parte de España en los duelos contra Portugal, Suiza y Ucrania del próximo parón de selecciones. El canterano es uno de los insustituibles del técnico francés en la zaga, la línea que menos rota. La temporada pasada, fue el sexto integrante del vestuario con más participación (3.752 minutos).

Por confección de plantilla, su sustituto natural es Álvaro Odriozola, pero también se ha caído. Estará ausente entre dos y tres semanas por un problema en el gemelo de su pierna izquierda. Se pierde seguro el partido contra el Levante de este domingo (16.00), aunque sí podría estar disponible tras el parón de selecciones. Y Militão, otra de las posibles alternativas, continúa trabajando en el gimnasio.

Estas lesiones abren un agujero importante en la defensa blanca, la línea más intocable para Zizou, especialmente por Carvajal, ya que el canterano, Ramos y Varane eran innegociables salvo percance físico, sanción o día de descanso por las apreturas del calendario. Buena parte del logro de acabar la pasada Liga como el equipo menos goleado (25 tantos) fue mérito suyo.

No hay solución fácil para este roto de un tiempo tan considerable. Odriozola es el relevo natural, pero ahora también está en la enfermería y, en todo caso, nunca ha contado con el favor de Zidane. Tan poco que se marchó al Bayern en el pasado mercado invernal sin la oposición del entrenador, que dejó esa demarcación sin un doble claro en el plantel. La aventura alemana, sin embargo, no le fue mejor al donostiarra de 24 años, fichado en 2018 por 30 millones a la Real Sociedad. Si en el Madrid apenas había disputado 434 minutos hasta diciembre, en Múnich, pandemia mediante, sus apariciones resultaron aún más escasas (179). Así que hace un mes regresó a Valdebebas, también porque Achraf había sido vendido al Inter.

Alternativas

El pasado miércoles contra el Valladolid se estrenó en el once titular, aunque en el minuto 57, todavía con empate, fue relevado por Carvajal. En el tiempo que estuvo sobre el césped, fue evidente la falta de acoplamiento después de tanto tiempo sin jugar con los blancos. “Odri, Odri, vale”, le gritaba Ramos para que no retrasara más la línea. “Álvaro, vale, estamos bien ahí”, le insistió después sobre lo mismo.

Su ausencia coincide en gran parte con el parón de selecciones, así que el agujero se alivia. Mientras él no esté, o incluso después, Zidane puede tirar de varias soluciones. La solución más natural parece la de Nacho, cuyo futuro en el club es una incógnita a tres días del cierre del mercado ante la evidente falta de protagonismo en los últimos tiempos. También puede recolocar ahí a Lucas Vázquez, un soldado fiel de ZZ que se manejó en dos partidos del postconfinamiento como pudo en esa posición, e incluso a Mendy a pierna cambiada. La opción de Militão, que tampoco le ha dado grandes resultados en esa posición al Madrid, está desactivada en este momento porque sigue trabajando en solitario en el gimnasio.

El sustituto natural era Achraf Hakimi y se encontraba en Valdebebas. Sin embargo, tras dos temporadas a préstamo en el Dortmund, el canterano esquivó volver al Madrid porque temió no contar con oportunidades suficientes ante la competencia de Carvajal y fue vendido a Inter por 40 millones más cinco en variables, la operación más importante del Madrid en esta ventana de fichajes. El club lo vio como un alivio para la tesorería en mitad de la pandemia y el jugador, una buena salida para disponer de los minutos que no creyó tener en el Di Stéfano. Este jueves, la suerte cruzó a los nerazzurri y a los blancos en la próxima fase de grupos de la Champions, y será con Achraf en el bando italiano y, tal vez, sin Carvajal en el blanco.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50