TROFEO JOAN GAMPER

Un Gamper mudo

El conjunto de Koeman se impone por 1-0 con gol de Griezmann en el último partido de preparación antes de su estreno en LaLiga

Los jugadores del Barcelona celebran el gol de Griezmann ante el Elche en el Gamper.
Los jugadores del Barcelona celebran el gol de Griezmann ante el Elche en el Gamper.JOSEP LAGO / AFP

No está Barcelona para muchas celebraciones, tampoco el Barça. La entidad azulgrana pasó un verano gris, al culebrón Messi y la angustia de la directiva para intentar cuadrar las cuentas se le sumó la moción de censura presentada contra el presidente Josep Maria Bartomeu. En este contexto, el Trofeo Gamper, la fiesta mayor de cada verano para la entidad azulgrana, se quedó mudo. Sin público, sin el parlamento de su capitán Leo Messi -la última vez que habló fue para decir que se quedaba en el club contra su voluntad- y sin un rival de pedigrí. Apareció el Elche, primer invitado español en 26 años, para cuidar los protocolos de seguridad (LaLiga aconseja amistosos entre equipos de Primera y Segunda que siguen las mismas normas), y también apareció un equipo que da síntomas de que sabe lo que quiere: el Barcelona se impuso por 1-0 con gol de Griezmann.

El mismo día que el barcelonismo conoció la noticia de que Riqui Puig, uno de los niños señalados de la Masia para llegar al Camp Nou no entraría en los planes de Koeman, el técnico decidió mostrar su once preferido con Ansu Fati, la última gran perla de fútbol base, goleador con España a sus 17 años, en el equipo. Koeman enseñó que su problema no es con la cantera en general sino en particular con Riqui Puig. Fati se colocó como en la banda izquierda como uno de los tres mediapuntas, los otros dos fueron Coutinho y Griezmann; Messi, de 9. Todos se movían.

Así llegó el primer gol del Barcelona. Messi reculó hasta el círculo central para que Busquets le entregara el balón al pie. Desde allí, el 10 apuntó a la escalada de Jordi Alba. Griezmann ya estaba ubicado como delantero centro para mandar el balón a la red. Habían pasado dos minutos en el Camp Nou y parecía que llegaría un aluvión de goles frente al equilibrado pero débil Elche, que todavía (como el Barça) no se estrenó en LaLiga. Los azulgrana lo harán el domingo 27 ante el Villarreal, mientras que el equipo de Jorge Almirón, recientemente ascendido, jugará el sábado frente a la Real.

Al Barça, sin embargo, le costó romper la resistencia del Elche, por méritos de los zagueros del cuadro ilicitano, por supuesto también por el portero Edgar Badía, esencialmente por los errores en el remate de los azulgrana. Fallaron Griezmann, Fati, De Jong y hasta Messi no andaba con la puntería fina.

Cambiaron los nombres: Dembélé reemplazó a Ansu Fati, Trincão a Griezmann y Pedri a Coutinho; no la suerte del Barça en la portería del Elche. Sí se lució Neto ante el disparo de Bri desde un palmo del área pequeña. Se estrenó Pjanic, por ahora el único refuerzo con cartel, y Messi jugó los 90 minutos (hay cosas que se modifican). En un Gamper atípico, se vio un Barça serio en el Camp Nou.

Más información

Lo más visto en...

Top 50