liga europa

El Granada, pasajero 29

El equipo andaluz ha debutado en Europa tras haberlo hecho otros 28 equipos españoles, algunos con una única pero imborrable experiencia

Los jugadores del Granada CF celebran uno de los goles en el partido de clasificación de la UEFA Europa League contra el Teuta este jueves en Durres, Albania
Los jugadores del Granada CF celebran uno de los goles en el partido de clasificación de la UEFA Europa League contra el Teuta este jueves en Durres, AlbaniaMalton Dibra / EFE

El sorprendente séptimo puesto en la Liga pasada permite al Granada convertirse en el pasajero 29 en el viaje de los clubes españoles por las competiciones europeas. Tres rondas previas a un solo partido le esperan para redondear su epopeya y llegar a la fase de grupos de la Europa League. El primer escollo, superado, ha sido este jueves ante el Teuta albanés en el estadio Niko Dovana de Durrés, a puerta cerrada (0-4 para los andaluces).

El debut del equipo de Diego Martínez invita a repasar el estreno de otros clubes españoles y contemplar las situaciones variopintas de esa primera experiencia que en el caso del Sabadell, Castilla, Oviedo, Rayo, Racing y Levante fue única.

Inolvidable Sabadell. Corría la 12ª edición de la siempre cuestionada Copa de Ferias, reconocida oficialmente por la FIFA y no por la UEFA, y que ya contaba con 64 clubes participantes. El 17 de septiembre de 1969, el Sabadell disputó el primer partido europeo de su historia. Se lo había ganado tras quedar cuarto en la Liga 68-69, solo por detrás de Madrid, Las Palmas y Barça.

Pasieguito entrenaba a los arlequinados, que se impusieron al Brujas en su debut por un esperanzador 2-0. El once catalán en esa noche histórica en una repleta Nova Creu Alta fue: Comas; Isidro, Pini, Arnal; Montesinos, Muñoz; Zaballa, Pereda, Palau, Garzón y Cristo. Zaballa y Cristo, los goleadores. En la vuelta, dos semanas después, el equipo belga fue arrollador (5-1).

Castilla, único de Segunda. Temporada 80-81. El filial blanco se había ganado el premio de jugar la Recopa por disputar la final de Copa del año anterior ante el Real Madrid. El sorteo fue cruel: el campeón inglés, el West Ham, que entonces también estaba en Segunda y había ganado la final al Arsenal. Aún así los hombres entrenados por Juanjo plantaron cara. Ganaron en el Bernabéu (3-1) y precisamente el comportamiento de los hooligans en Madrid —orinaron a los aficionados locales desde el anfiteatro superior— propició que la vuelta se disputara a puerta cerrada en Upton Park.

Fue el primer partido de competición europea sin público. Las cifras oficiales fijan en 262 las personas presentes en el estadio. La UEFA no dejó ni que se televisara el encuentro en directo. El Castilla forzó la prórroga (3-1), pero en el tiempo suplementario cayeron dos goles ingleses más.

Una expulsión frustra al Oviedo. Los dos grandes clubes asturianos, el Oviedo y el Sporting, coincidieron en la Copa de la UEFA 91-92. Los rojiblancos pasaron una eliminatoria (Partizán) y cayeron en la segunda (Steaua). Los azules, entrenados por Irureta, sextos en la Liga el año anterior, no pasaron de la primera ronda. Dos partidos.

A pesar de todo, la victoria de aquel 19 de septiembre de 1991, ante el Genoa, italiano (1-0), gol de Bango, está marcada con letras mayúsculas en la historia del club. Seis mil hinchas italianos se dieron cita en las gradas del Carlos Tartiere. El once local fue: Viti; Zúñiga, Gorriarán, Luis Manuel, Jerkan, Elcacho; Viñals, Berto, Bango (Paco); Carlos y Lacatus (Jankovic). La vuelta en el Luigi Ferraris dejó un mal recuerdo en el oviedismo. Javo Irureta, entrenador de los asturianos, aún lo recuerda casi 30 años después. “Los equipos italianos tenían mucho peso en la UEFA, un italiano había sido presidente los años anteriores [Artemio Franchi] y la verdad es que el alemán [Schmidhuber] nos hizo la puñeta con la expulsión de Lacatus. Puede que el rumano se revolviera, pero le habían entrado muy fuerte. Creo que también hubo un penalti a Berto. Estábamos clasificados cuando llegó el tanto del checo, era fuerte ese Skuhravy, en el 89. Aquel Oviedo era competitivo. Tres días después de Génova ganamos al Barça de Cruyff en el Camp Nou”.

La limpieza del Rayo Vallecano. El 8 de junio de 2000 el club de Vallecas recibió la notificación de que participaría en la siguiente edición de la Copa de la UEFA por la vía de la clasificación por juego limpio. Así se estrenó en Europa. Era el tercer año de Juande en Vallecas y el curso anterior había realizado una gran temporada, pasó por el liderato y acabó noveno. Para ser miembro europeo de pleno derecho tuvo que superar una previa ante la Constelació Esportiva de Andorra. Goleada de época a domicilio, 0-10, y 6-0 en casa. Un total de 16-0 que convierte al Rayo en el equipo español que ha conseguido mayor diferencia de goles en una eliminatoria en la historia de los torneos europeos.

El Molde, noruego, fue la siguiente víctima. Mínima victoria en casa (1-0) y empate (1-1) en la vuelta. Más complicado fue el Viborg, danés, que ganó en Vallecas (0-1). Los de Juande hicieron la machada a domicilio (1-2). El Lokomotiv fue el tercer rival. Un buen empate en Moscú (0-0) para conseguir el pase a octavos en Vallecas con goles de Bolic y Alcázar. La apoteosis llegaría contra el Girondins, que se adelantó en el marcador en Vallecas. La reacción fue fulgurante. Goles de De Quintana, Bolic, Quevedo y Míchel y eliminatoria más que encarrilada. En Burdeos, nuevo triunfo (1-2). La increíble aventura rayista acabó en cuartos ante otro equipo español que también debutaba en Europa, el Alavés. Un 3-0 en Mendizorroza sentenció. El Rayo ganó la vuelta (2-1) sin milagro. El Alavés llegó hasta la final, donde perdió en la prórroga contra el Liverpool (5-4).

Míchel, actual entrenador del Huesca, formaba parte de aquel Rayito europeo. “Los recuerdos que tengo de aquella experiencia son de los mejores que guardo de mi época de jugador. Tuve a bien marcar el primer gol del Rayo en Europa, de falta. Ese día marqué dos en Andorra. Uno de los momentos culminantes de aquella aventura fue en Moscú contra el Lokomotiv. Jugamos a 17 bajo cero. Ellos tenían tanto frío como nosotros. En la vuelta en Vallecas se apagó la luz cuando íbamos ganando 1-0. Nunca supimos si fue casual o para enfriar a los rusos”.

Las anécdotas se le amontonan y concede mucho valor al entrenador, Juande. “A balón parado dominábamos las situaciones, el rendimiento del equipo era extraordinario. Eliminamos a tres equipos que estaban entonces líderes en sus respectivas Ligas: Molde, Lokomotiv y Girondins. Luego nos tocó el Alavés y en su casa en unos minutos nos pasó por encima. No está bien decirlo porque es un equipo español. Pero ellos habían jugado contra el Inter en octavos y nosotros queríamos que pasaran los italianos por jugar en San Siro”.

El Racing se codea con PSG y City. El Racing de Marcelino García Toral se ganó la clasificación para disputar la Copa de la UEFA 2008-09 tras un sexto puesto en la Liga. Eliminó en la previa al Honka, finlandés, y entró en la fase de grupos. Cinco clubes y cuatro partidos, uno contra cada uno. De menos a más. Perdió ante el Twente (1-0), empató en casa ante el Schalke (1-1); repitió en el Parque de los Príncipes contra el PSG (2-2) y terminó ganando al Manchester City en El Sardinero (3-1). Quedó fuera de los tres primeros puestos con cinco puntos, los mismos del PSG, que pasó por un gol de diferencia.

Una prórroga acaba con el Levante. El brillante sexto puesto de la Liga abrió las puertas de la Europa League 2012-13 al Levante de Juan Ignacio Martínez. Primera experiencia que acabó en octavos y una docena de partidos europeos que se recuerdan con orgullo en el club granota. La previa ante el Motherwell, escocés, fue resuelta con sendas victorias. En la fase de grupos quedó encuadrado con el Hannover, Twente y Helsinborg. Fue segundo con 11 puntos.

En dieciseisavos le tocó el Olympiacos, un experto en las lides continentales, pero el Levante iba a más y resolvió la eliminatoria en casa (3-0) y, además, ganó en El Pireo (0-1). La bonita aventura acabó en Kazán. No fue bueno el 0-0 del Ciutat de València y en la vuelta, pese a forzar la prórroga, el Rubin terminó imponiéndose (2-0).

Más información

Lo más visto en...

Top 50