FC BARCELONA

El Barça, la plantilla más cara y un equipo en los huesos

El conjunto azulgrana espera al Nápoles con lo justo por lesiones, sanciones y el ‘caso Arthur’

Luis Suárez, este domingo en el entrenamiento el Barcelona en la Ciudad Deportiva Joan Gamper.
Luis Suárez, este domingo en el entrenamiento el Barcelona en la Ciudad Deportiva Joan Gamper.FC Barcelona

Antes de que el Barça oficializara el fichaje de Griezmann en el vestuario azulgrana se cuestionaban: “¿De qué va a jugar? De nueve está Luis y en la derecha, Leo”. Y, efectivamente, el francés jugó un solo partido en la banda derecha. En cambio, aprovechó la lesión de Suárez para posicionarse como delantero centro (18 encuentros). La mayor cantidad de minutos, sin embargo, los tuvo en el ala izquierda (25 partidos). “No lo veo a gusto. No sé si es que no ha encajado con el equipo, la ciudad, el entrenador... pero no lo reconozco”, analiza Martín Lasarte, el primer entrenador de Griezmann en la Real Sociedad. Con el 17 fuera de foco, a Quique Setién le ilusionaba Dembélé, el único extremo puro en el Camp Nou.

“Tiene unas condiciones muy específicas que trataremos de sacarles el mayor rendimiento”, se entusiasmaba Setién en enero. Dembélé saltó de lesión en lesión y volvió a pasar por el quirófano. Ni cerca de estrenarse con el cántabro. “Vamos a hacer un fichaje con Ousmane y eso es un aliciente enorme para todos”, celebró el preparador azulgrana. Tras el regreso de las minivacaciones, el exjugador del Dortmund se ha reincorporado al trabajo junto a sus compañeros. También Griezmann, que no pudo participar en el tramo final de LaLiga por una lesión en el cuádriceps de la pierna derecha. Sin Braithwaite (no puede jugar la Champions), Setién recupera a los dos delanteros franceses, que se suman a Messi, Luis Suárez y Ansu Fati.

Ocurre, sin embargo, que aunque Setién tiene a dos jugadores sin ritmo como Griezmann y Dembélé (no juega desde el 27 de noviembre), es en el ataque donde más protegido está: cinco futbolistas. En la medular, solo cuenta para el duelo contra el Nápoles con tres volantes del primer equipo, De Jong, Rakitic y Sergi Roberto (el 56% de los partidos de la temporada los disputó como lateral), y a Riqui Puig, del filial. Arturo Vidal y Busquets están sancionados. El caso de Arthur es diferente. El jugador se negó a regresar a Barcelona, después de sentirse maltratado por el club. “Nos comunicó que tenía una oferta muy buena de un club”, aseguró Josep Maria Bartomeu. Una explicación completamente diferente a la del brasileño. “Me quiero quedar en Barcelona”, aseguró. En junio, los ejecutivos del club, necesitados por aminorar las pérdidas, le aconsejaron que aceptara la oferta de la Juve porque ya no había sitio para él en el Camp Nou. Hoy Setién no tiene fondo de armario.

Tampoco el técnico está sobrado de defensas. El único central sin problemas físicos es Piqué. Umtiti y Araujo están lesionados, y Lenglet terminó LaLiga con problemas de cadera.

El Barcelona ostenta la plantilla más cara de Europa: 392 millones en salarios del primer equipo. El United, por ejemplo, suma 368, por los 326 del City y los 283 del Real Madrid. Sin embargo, de los 31 jugadores anotados por el Barça en la UEFA, 13 tienen ficha del filial (si llevan más de tres años en el club y tienen menos de 23 años, se pueden cambiar hasta 48 horas antes de un partido). De los 18 del primer equipo, dos están sancionados (Busquets y Vidal) y uno lesionado (Umtiti).

Si Setién apuesta por un equipo con más experiencia, en el banquillo tendrá a Neto, Dembélé y Junior del primer equipo, más Riqui y Ansu del Barça B. Las otras dos plazas se tendrán que completar con futbolistas que no se estrenaron en la Champions.

Más información

Lo más visto en...

Top 50