CRISIS DEL CORONAVIRUS

La Segunda División va camino del colapso

Los clubes afectados suspenden los entrenamientos, no hay fechas para el ‘playoff’ y crece la batalla judicial

El duelo entre el Almería y el Zaragoza en La Romareda. En vídeo, los rebrotes alcanzan al fútbol español y hacen peligrar todas las competiciones.LALIGA | ATLAS

Con un partido de la última jornada aplazado y todo el playoff de ascenso por disputar, la Segunda División se aboca a un final incierto tras conocerse dos nuevos positivos en el Almería y Zaragoza, clasificados para la fase de ascenso a Primera. De inmediato, los dos equipos decretaron la suspensión de los entrenamientos y el confinamiento de sus futbolistas.

Mientras tanto, el Fuenlabrada emitió un comunicado en el que asegura que, si los resultados negativos en los test de sus jugadores no infectados persisten hasta hoy, estarán en condiciones de saltar al campo este domingo 2 de agosto para jugar el partido contra el Deportivo. “La evolución de los últimos cuatro días ha sido muy buena, por lo que afrontamos con ilusión el final de la temporada”, explicaron. “No vamos a dar muchas pistas, pero al menos somos siete para jugar”, explicó un portavoz del club.

El Fuenlabrada quiere jugar el partido ante el Depor este domingo.ATLAS

La nueva normalidad del fútbol profesional se parece ahora bastante a la del resto de la población. Al menos, así se desprende de la información del Zaragoza, que se alertó después de que uno de sus futbolistas se despertase ayer con “síntomas compatibles con la enfermedad”. El jugador, que había dado negativo el lunes, se sometió a una nueva analítica y dio positivo, un resultado que se reveló casi de inmediato. Hace una semana hubiera sido declarado como una alteración y el resto del equipo hubiera seguido con sus rutinas. Así sucedió el domingo pasado con los jugadores del Fuenlabrada. Ahora todo se detiene sin que se precisen dos resultados positivos para declarar a una persona infectada.

La sucesión de los acontecimientos apunta a una demora en la resolución de la temporada, bien sobre el campo, bien en los despachos, donde parece imposible definir, para empezar, quién debe tomar decisiones. Ayer estaba prevista una ronda de declaraciones al juez instructor del Comité de Competición de la Federación Española, que pretendía aclarar lo sucedido con el desplazamiento del Fuenlabrada a A Coruña con interrogatorios al presidente, entrenador y médico del Fuenlabrada, además de al futbolista Hugo Fraile y a su agente, Rodrigo Fernández, que apuntó que la plantilla viajó sin que nadie les advirtiese de que había varios positivos. Sin embargo, el club madrileño recusó el nombramiento del instructor Ricardo Esteban Díaz porque aseguraban que jamás ha ejercido esas funciones, que acaba de incorporarse a la Federación y que no está habilitado para ejercer esta temporada. El Fuenlabrada alertó también sobre una supuesta relación personal de Esteban Díaz con dos consejeros del Deportivo. El instructor y los consejeros reaccionaron de inmediato: “Es falso”. Pero las declaraciones se aplazaron. Horas después, Competición rechazó la petición del Fuenlabrada.

El juez instructor

Con todo, las recusaciones van por barrios. LaLiga también tiene un instructor que abrió un expediente el martes 22 sobre lo mismo que investiga Competición. Abrió un plazo para personarse en el expediente hasta el día 27 a las 15.00 y no fue hasta el 26, un domingo, a las 10.37 cuando avisó al Deportivo de esa opción.

La asesoría jurídica del club gallego pidió la nulidad del procedimiento, la recusación del juez de Disciplina Social de LaLiga también por un conflicto de amistades, aportó una serie de alegaciones, y solicitó a la patronal un documento emitido hace casi un año por su Órgano de Cumplimiento tras saberse que el hijo del presidente Javier Tebas se había integrado en la estructura del Fuenlabrada. En él se hacía una recomendación de forma expresa: “La abstención del presidente de LaLiga a efectos de cualquier tipo de acción o decisión frente al Fuenlabrada”. Tebas escribió en Twitter el pasado domingo que “el único responsable de viajar a La Coruña” era él, “nadie más”. El Deportivo se queja ahora de que LaLiga le niega ese documento y abunda en que esa actitud conlleva un compromiso penal.

El instructor de la Federación ya ha dicho que el de LaLiga no puede decidir, y las declaraciones se aplazaron. Girona, Elche y Rayo también esperan decisiones para saber cuándo y si deben volver a calzarse las botas. En Almería y Zaragoza contienen la respiración ante nuevas pruebas médicas. La Segunda División se tambalea.

Más información

Lo más visto en...

Top 50