FASE FINAL DE LA LIGA ACB

El Barça y el Baskonia, en semifinales

El equipo de Pesic sella ante el Bilbao (73-85) el primer puesto del grupo y el de Ivanovic se clasifica gracias a su triunfo ante Unicaja (87-86) y a la derrota del Joventut (82-80)

Oriola coge un rebote en el partido Bilbao-Barça.
Oriola coge un rebote en el partido Bilbao-Barça. / Europa Press

El Barça hizo caja en una jornada en la que, sin Mirotic y remolón a la hora de sacar a relucir su calidad, logró deshacerse del Bilbao (73-85), sellar el pase a las semifinales de la liga exprés y, además, en calidad de primero de grupo. El Baskonia también se clasificó tras superar en la prórroga a Unicaja (87-86), que se combinó con la derrota del Joventut ante el Iberostar Tenerife (82-80). El equipo badalonés tenía opciones de haber ganado, pero el equipo insular, pese a la baja de Marcelinho Huertas, fue mejor y con su triunfo hace ya intrascendente la última jornada en este grupo. El Barça y el Baskonia jugarán el domingo las semifinales contra los dos primeros del Grupo B.

El equipo de Pesic llegó a la cuarta jornada con todo de cara, menos las dichosas matemáticas, siempre enrevesadas en las liguillas con seis equipos. Pero los tres triunfos anteriores le permitieron a Pesic plantear un partido con un ojo puesto en el resultado y con el otro, en lo que queda, lo más intenso y trascendente de una fórmula inédita y tan comprimida. El entrenador serbio dejó de mirón a Mirotic, con algunos problemas musculares, y dio carrete a Oriola. El de Tàrrega lo aprovechó para erigirse en el pilar sobre el que el Barça edificó su triunfo. 23 puntos, nueve rebotes, seis faltas recibidas y un 29 de valoración describen su fenomenal actuación.


El Bilbao le dio quebraderos de cabeza al equipo azulgrana durante muchos minutos en los que dominó el rebote, hizo buena su defensa en zona y Balvin y Rousselle se explayaron en el ataque. Pero las pérdidas le lastraron. Tomic y Oriola hicieron daño en el interior de la zona, Abrines y Kuric desatascaron el flojo porcentaje en los triples y al final Brandon Davies se añadió para acabar de sentenciar.

Además de Oriola, también se reivindicaron con récords individuales, Kyle Kuric, que batió el de recuperaciones, con 7, una más que las que repartió en un partido cuando jugaba con el Estudiantes en la temporada 2012-2013. Y Hanga, que superó su mejor registro de asistencias en la ACB, con 12.

El Baskonia firma un triunfo agónico ante Unicaja

En el primer partido de la jornada, el Baskonia le birló la victoria a Unicaja en la prórroga (87-86) y la mayoría de las opciones para alcanzar las semifinales, confirmadas plenamente poco después con la victoria del Joventut. Los jugadores de Luis Casimiro acabaron maldiciendo su infortunio. Dejaron escapar el triunfo cuando dominaban por cinco puntos a falta de un minuto medio y gozaron además de estupendas ocasiones para rematar al Baskonia. Se frustraron con un mate fallado por Melvin Ejim y tres tiros libres errados, dos por el propio jugador nigeriano, y otro por el polaco Gal Mekel.

El Baskonia, a pesar de la gris actuación de su figura, Shengelia, se aferró a su suerte y forzó la prórroga con una canasta al contraataque de Polonara. El pívot italiano personificó el indomable carácter de su equipo, que saldó de la mejor forma posible un partido en que el que no estuvo muy afinado. En la prórroga, extraordinaria en alguna fase, con dos triples de Henry respondidos por otros dos de Bouteille, Unicaja volvió a tener el partido en su mano. Pero precisamente Bouteille, el alero francés que se ha erigido en la estrella del equipo, se equivocó al lanzar un último triple, con empate a 86, y cuando todavía faltaban cinco segundos. Lo falló. Dio tiempo para que el Baskonia tuviera la última palabra. La tuvo, y la aprovechó. Polonara, otra vez él, se lanzó a tumba abierta al contraataque. Brizuela no tuvo más remedio que pararle en falta. El italiano de Ancona falló el primer tiro libre, pero acertó en el segundo. Quedaba un segundo y cuatro décimas, un tiempo que precisaba de un ataque vertiginoso y certero. El Unicaja, a la desesperada, buscó un pase directo a Deon Thompson, que ni siquiera pudo tirar.

Los dos equipos gozaron de momentos de dominio, desvanecidos en un y abrir y cerrar de ojos con abultados parciales de sus rivales. El Baskonia coleccionó triples y funcionó a un ritmo estupendo para poner tierra de por medio (44-30) ante un Unicaja lastrado por las pérdidas de balón, 17 en el cómputo final. Pero el equipo de Luis Casimiro, de la mano de Mekel, Deon Thompson y Bouteille, contestó en el tercer cuarto con un parcial de 0-18 que equilibró el partido (44-48). También Alberto Díaz se convirtió en una pesadilla para la defensa del Baskonia, llenando los vacíos en ataque que dejaron Carlos Suárez y el polaco Waczynski. Pero los jugadores de banquillo del Baskonia fueron muy superiores a los de Unicaja. Vildoza, Dragic y Polonia mantuvieron a su equipo en el partido y Henry, junto al italiano, remataron el triunfo.

Decepción del Joventut

En el encuentro que cerraba la jornada, el Joventut se estrelló ante el Ibersotar Tenerife (82-80). El equipo badalonés, de haber ganado a un rival que había perdido los tres primeros partidos y ya no tenía ninguna opción, hubiera podido afrontar la última jornada de la fase de grupos con el objetivo de alcanzar la segunda plaza. Pero el equipo badalonés se estrelló ante un rival que, pese a la ausencia de su base Marcelinho Huertas, entró con buen pie en el partido y azuzó las dudas de la escuadra de Carles Duran. El equipo badalonés se rehízo en el segundo cuarto. Pero la pólvora de Lundberg, Zeisloft y Dani Díez dieron una ventaja sustancial al equipo de Vidorreta. La Penya fue a remolque casi todo el último cuarto y ya ni siquiera parecía en disposición de disputar el triunfo con 80-72 a falta de 29 segundos. Duran y López-Aróstegui fueron castigados con faltas técnicas y Dimitrijevic eliminado. Pero en ese esprín final, Prepelic machacó la defensa del Tenerife y estuvo a punto de rescatar a su equipo. Pero era ya demasiado tarde. El Tenerife salvaguardó un triunfo que dio el pase a las semifinales al Baskonia.

Lo más visto en...

Top 50