NBA

La salvaje cruzada de Popovich contra Trump

El técnico de los Spurs y seleccionador tilda al presidente de “idiota y sociópata” y exhorta a la urgencia de un cambio en EEUU

Gregg Popovich, en un partido de Estados Unidos contra Francia, en el Mundial de 2019.
Gregg Popovich, en un partido de Estados Unidos contra Francia, en el Mundial de 2019.Kim Kyung Hoon / Reuters

Gregg Popovich deplora seguir cargándose de razones en su cruzada contra Donald Trump. Abominó de él cuando fue elegido presidente de EEUU en noviembre de 2016, le revolvió el estómago su reacción ante la pandemia y le exaspera la que ha mostrado frente a la actuación policial en el caso de George Floyd y las manifestaciones antirracistas. Lo ha calificado de “idiota trastornado, tonto, sociópata y destructor”. Popovich, de 71 años, hijo de padre serbio y madre croata nacido en East Chicago, Indiana, es una institución en la NBA, el alma mater de San Antonio Spurs, el equipo al que entrena desde hace 24 años y con el que ha sumado cinco títulos y ha clasificado siempre para los playoffs.

“El país está en problemas. La razón básica es la raza. Soy una persona blanca y me avergüenza lo que está sucediendo, ver ese linchamiento, que algo así pueda suceder. Nunca pensé que lo vería con mis ojos, en tiempo real”, dijo en su última comparecencia. Y exhorta a la necesidad de un cambio: “Sin importar las consecuencias. Tenemos que hacerlo. Los negros han estado soportando esta carga durante 400 años. La única razón por la que esta nación ha progresado es por la persistencia, la paciencia y el esfuerzo de los negros. La historia de nuestro país, en algunos aspectos, ha sido una mentira. Tenemos que pronunciarnos y no dejarlo pasar”.

Nada reprime la beligerancia de Popovich. En 2015 fue designado para dirigir a la selección de Estados Unidos y se da la circunstancia de que Peter Holt, propietario de los Spurs y de los equipos de las ligas de fútbol y hockey hielo de San Antonio, ha contribuido económicamente a las campañas electorales de los políticos republicanos. Se planteó a Popovich si Holt le ha dado luz verde para manifestar sus descarnadas críticas. “No, no me ha dado esa libertad”, respondió. “Vivo en América. Eso es lo que me ha dado esa libertad”. Los Spurs se han solidarizado con los manifestantes antirracistas y ha difundido las críticas de su entrenador a través de #SpursVoices en las redes sociales.

Mary Decker, Kaepernick y Sterling

En marzo, cuando la pandemia tomaba fuerza en Estados Unidos, Popovich recurrió a su sarcasmo. “Ha sido nuestro presidente el que ha culpado a Barack Obama de que no tenemos los kits que necesitamos en este momento. En serio, creo que piensa que Barack Obama hizo tropezar a Mary Decker”, ironizó en referencia a la caída de la atleta estadounidense, favorita en los 3.000 metros de los Juegos Olímpicos de 1984, tras tropezar con Zola Budd. Y se refirió a las descalificaciones de Trump hacia los equipos que han ganado la NBA y se han negado a acudir a la audiencia en la Casa Blanca. “Los jugadores dieron a conocer sus sentimientos. Hay una razón para eso. No es solo ser impertinente o irrespetuoso. Los demagogos recurren a ese tipo de argumentos. Si protestas por algo, eres un desleal. No eres patriótico. Ya se vio lo que pasó con Colin Kaepernick arrodillado y la situación con Donald Sterling”, concluyó en alusión al jugador de la NFL que protestó contra el racismo en 2016 y al propietario de los Clippers, expulsado de la NBA por sus comentarios racistas en 2014.

Popovich se mostró especialmente irritado por la actitud de Trump de no llamar a la concordia tras la reacción de los ciudadanos por la muerte de Floyd. “Es increíble. Si tuviera cerebro, incluso si fuera un 99% cínico, saldría y diría algo para unir a las personas”, le reprochó. “Pero a él no le importa unir a las personas, incluso en estos momentos. Así de trastornado está. Se trata solo de lo que le beneficia personalmente, nunca del bien general. Está muy claro lo que hay que hacer. Necesitamos un presidente que simplemente diga: ‘las vidas negras importan’. Solo eso. Pero para él más importante aplacar al pequeño grupo de seguidores que validan su locura. El problema no es solo suyo, se trata del sistema, que tiene que cambiar”. Popovich también ha denunciado a los senadores republicanos Lindsey O. Graham, de Carolina del Sur, Ted Cruz, de Texas, y Mitch McConnell, de Kentucky. “McConell ha destruido y degradado nuestro sistema judicial”, sentencia. “Ha tratado de destruir el cuidado de la salud. Ha destruido el medio ambiente. Es el maestro y Trump es el títere, y lo curioso es que Trump ni siquiera lo sabe”.

Trump respondió en su día a las críticas de Popovich y también Steve Kerr, su ayudante en la selección y entrenador de Golden State, llamándoles “cobardes” por criticar al gobierno y, en cambio, haber sido incapaces de denunciar la violencia en Hong Kong cuando surgió la crisis con China después de que el general manager de los Houston Rockets, Daryl Morey, apoyara en las redes sociales las protestas en favor de la democracia.


Más información

Lo más visto en...

Top 50