Mundial de Motociclismo

La desescalada también alcanza a los circuitos

Márquez practica motocross en Lleida y el Circuit abre para que se puedan entrenar pilotos del Mundial

El 11 de marzo había sido el último día que Marc Márquez, campeón del mundo de MotoGP, se había montado en una moto. Se entrenaba a pocos kilómetros de su casa, en Cervera (Lleida), junto a su hermano Álex. Estaba, como todos su rivales, también como su hermano, debutante y compañero en el equipo Repsol Honda, a la expectativa. Tres días antes se había suspendido la carrera de MotoGP del Gran Premio de Qatar, país al que ni siquiera llegó a desplazarse tras los inconvenientes de última hora que las autoridades locales pusieron a la llegada de viajeros procedentes, especialmente, de Italia. La crisis del coronavirus empezaba a coger cuerpo en Europa y el inicio del Mundial quedaba paralizado sine die.

Y así sigue, parado, aunque ahora sí se trabaja con una fecha en mente: el 19 de julio. Es ese domingo el que Dorna y las autoridades andaluzas se han puesto como objetivo para reiniciar el campeonato con la celebración del GP de España en el circuito de Jerez. Mientras tanto y, a medida que se van suavizando las medidas del estado de alarma, los pilotos empiezan a entrenarse en España. Al aire libre. Y desde hace un par de días también en moto. Este martes lo hicieron por primera vez Marc y Álex Márquez, que practicaron una de sus disciplinas preferidas, el motocross, en el circuito de El Bosquet, en Lleida.

Una semana antes se habían empezado a entrenar con motos de enduro también los residentes en Andorra, que pueden salir a rodar el circuito de velocidad de Pas de la Casa. Y este jueves ha abierto también el Circuit de Catalunya en exclusiva para un grupo de pilotos de élite que necesitaban entrenarse, entre ellos algunos corredores de categorías pequeñas como Javi Vierge o Gabriel Rodrigo y también la piloto del Mundial de Superbikes Ana Carrasco.

“Después de dos meses, honestamente, ha sido un poco extraño volver entrenar en moto. Pero pronto me he sentido mejor, ya que todos los músculos y la mente han empezado a recordar de nuevo. Ha sido realmente agradable poder volver a pilotar, es una sensación que no puedes encontrar en ningún otro lado”, decía el piloto de Honda, Marc Márquez, que hasta ahora había estado entrenándose en su casa y en su gimnasio privado siguiendo las indicaciones de su preparador físico, Genís Cuadros (y de su fisioterapeuta, Carlos García, que ha seguido la evolución del hombro que se operó a finales de noviembre). Lo ha hecho siempre en compañía de su hermano Álex. “Durante al menos un rato, ha sido como si todo fuera normal”, señalaba el pequeño de los Márquez tras la primera jornada de moto todavía en plena desescalada.

Más información

Lo más visto en...

Top 50