_
_
_
_

El juez investiga el presunto amaño del Getafe-Villarreal de la temporada pasada

La policía pide datos del teléfono del capitán azulón, Jorge Molina, por un supuesto arreglo del último encuentro de la pasada Liga, cuando se jugaban ir a la Champions

Los jugadores del Getafe celebran uno de los goles al Villarreal el 18 de mayo de 2019.
Los jugadores del Getafe celebran uno de los goles al Villarreal el 18 de mayo de 2019.PIERRE-PHILIPPE MARCOU

La investigación de la Operación Oikos había auscultado ya casi todo el material a su alcance, pero quedaba por explorar el contenido un teléfono que el exfutbolista Carlos Aranda, uno de los presuntos cabecillas de la trama de amaño de partidos, había usado solo tres días, en el final de la pasada temporada de Liga. Y ahí encontró el jueves el juez Ángel de Pedro material para abrir una nueva vía y dar el primer paso en su investigación del presunto amaño de otro partido de Primera, el Getafe-Villarreal de la última jornada, el 18 de mayo de 2019.

Más información
Los amaños de la trama Oikos: 10.000 euros por jugador
Oikos amañó partidos en Italia para apostar en una red de clientes VIP

El jueves por la mañana se extrajo el contenido de ese aparato en el Juzgado de Instrucción 5 de Huesca y, según un informe policial al que tuvo acceso EL PAÍS, en él se encontró “información clave para el esclarecimiento de un nuevo partido manipulado”. A partir de este hallazgo, el juez pidió al fiscal su opinión sobre la petición de la policía de investigar, entre otros, al capitán del Getafe, Jorge Molina, para esclarecer un presunto pago de su club a varios jugadores del Villarreal para que perdieran ese partido, que terminó 2-2 y en el que el equipo amarillo no se jugaba ya nada. El Getafe llegaba a ese último enuentro de LaLiga en quinta posición, empatado a 58 puntos con el Valencia, cuarto, con quien peleaba la última plaza de Champions.

Las nuevas pesquisas se apoyan en la conversación de WhatsApp en la que, la noche antes del Getafe-Villarreal, Aranda ofrece 10.000 euros al exfutbolista Paco Esteban a cambio de hablar con Molina para averiguar si el resultado estaba arreglado y podía apostar con tranquilidad. Al día siguiente, Aranda se jugó varios miles de euros a una combinada: que el Valencia ganaría al Valladolid en Zorrilla y el Getafe, al Villarreal en el Coliseum. El Valencia cumplió (0-2), pero el Villarreal chafó el pleno en el minuto 87 con el empate de Gerard Moreno (2-2). El Valencia se clasificó para la Champions, cuarto con 61 puntos por los 59 del Getafe. El intercambio de mensajes entre Aranda y Esteban comenzó a las 22.01 de la víspera.

Aranda: ¿Quieres ganarte un pedacito bueno? ¿Qué tal te llevas con el capi del Getafe?

Esteban: Con Molina muy muy bien [Molina y Esteban coincidieron como jugadores del Elche en la temporada 2009-2010].

A: Entérate si lo tienen hecho y te doy un buen bocado para pasar el verano.

E: Vale. Voy a llamarlo.

A: A ver cómo te lo dice por teléfono.

E: Yo sé cómo.

A: No me tardes que hay poco tiempo.

E: Lo llamo ahora.

A: Venga, te espero, dile que hay algo para él también.

Pasados 22 minutos, Esteban vuelve a escribir a Aranda y trata de concretar las condiciones económicas del encargo.

Esteban: Carlos, me llama en un rato. ¿De cuánto contamos para él y para mí? Por si me pregunta.

Aranda: 10 mil pavos. Si podemos sacar más, más. Está la cuota baja y nada más le metamos 100 mil baja a 1,20, 1,30. Meteremos 80. Si sale, 10 para vosotros o 15, según. Mínimo 10.

Esteban: Ahora se lo digo.

Media hora después, Esteban vuelve a escribir a Aranda y le hace un relato que apunta a una presunta compra por parte del Getafe de algunos jugadores del Villarreal para que pierdan.

Esteban: Carlos. 2 millones le han dado al Villarreal, a 7 jugadores. Ya está claro. Él no quiere problemas. Él sabe eso.

Aranda: ¿Entonces qué? ¿Está hecho o no? ¿Pero cómo le van a pagar dos millones? ¿Es seguro?

E: Síiii. Me ha dicho que sí. Está hecho. Que le dan 1,8 millones para que se dejen. Más claro, el agua. No digas nada, porfa. Solo es para nosotros.

A: Pero si ni ganando le vale, ¿cómo le van a dar eso?

Aranda se refiere a que la victoria del Getafe no les garantiza entrar en Champions, ya que el empate a puntos le otorgaba la cuarta plaza al Valencia. Entonces, Esteban envía a Aranda un audio de voz en el que le explica por qué está convencido de que tiene sentido esa presunta oferta a jugadores del Villarreal: “El Getafe tiene que comprar el partido. Si no, no lo va a ganar porque el Villarreal va a jugar suelto. Entonces a todos los jugadores no los ha podido comprar. Pero… Jorge Molina tiene al representante, a El Sevillano. El Sevillano tiene allí a Tena, que Tena fue su jugador, acaba de decir. Y el Getafe, por meterse en Champions, ¿vale?, si se mete, porque también ha primado al Valladolid para ganarle, me ha contado, entonces, si sale la jugada, a lo mejor se gasta dos millones y medio de euros, tres millones, pero la Champions da cuarenta”.

Molina reaccionó a la acusación: “No tengo ni relación ni conocimiento ni implicación ninguna. Está en manos de mis abogados y tomarán las medidas legales oportunas”. El presidente del Getafe, Ángel Torres, en declaraciones a este periódico calificó estas conversaciones de “chismes”, y aseguró que la operación no tendría sentido: “La cuarta plaza estaba imposible, no podíamos llegar. Si alguien ha hecho algo, pues mano dura, pero a mí no me van a pillar porque yo no he hecho nada”. Fuentes cercanas a Jorge Molina también se mostraron indignadas con que Esteban hubiera usado y manchado su nombre en esta conversación, y aseguran que el futbolista no tiene nada que ver en el caso.

Conocidas estas conversaciones del móvil de Aranda, la policía solicitó el jueves al juez acceso a los datos de las comunicaciones telefónicas de esos días de Molina, Esteban y Tena, “para poder seguir con la investigación y poder confirmar que esas comunicaciones entre Francisco Esteban y Jorge Molina efectivamente se han producido tras la proposición por parte de Carlos Aranda de amañar el partido”. El juez siguió el trámite de pedir opinión al fiscal, que tiene tres días para pronunciarse. Plazos al límite: las operadoras solo guardan un año la información sobre el tráfico de llamadas y el posicionamiento de las terminales. Este domingo se cumple un año de las conversaciones entre Aranda y Esteban.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_