la crisis del coronavirus

Un ‘draft’ desde el sótano de casa

El comisionado de la liga de fútbol americano comunica las 32 elecciones de la primera ronda por videoconferencia, un ejemplo que puede copiar la NBA

El 'quarterback' Joe Burrow, elegido número uno del 'draft', en casa con sus padres tras recibir la noticia.
El 'quarterback' Joe Burrow, elegido número uno del 'draft', en casa con sus padres tras recibir la noticia.NFL Handout Photo / Reuters

Hace apenas un par de meses, mientras se ultimaban los detalles del draft de 2020, nadie en la la liga de fútbol americano (NFL) podía esperar lo que estaba por llegar. Lo que iba a ser una lujosa ceremonia en las Vegas para celebrar la llegada de la franquicia de los Raiders a la ciudad a partir de la próxima campaña, ha acabado convirtiéndose en una edición histórica, aunque no tanto por el dónde, sino por el cómo. Por primera vez, los equipos han tenido que afrontar el proceso de elección de las que serán sus estrellas del futuro de forma telemática.

Obligado por la complicación situación que atraviesa Estados Unidos, actualmente epicentro de la crisis de la covid-19, el comisionado de la liga, Roger Goodell, fue anunciando este jueves una por una las 32 elecciones correspondientes a la primera ronda del draft aislado en el sótano de su casa en el condado de Westchester, en Nueva York, en un proceso que repetirá este viernes y sábado con las seis rondas restantes.

“El primer draft virtual de la historia es una nueva experiencia para todos. Mi cuerpo echará de menos los abrazos con los jugadores y los abucheos del público”, ironizaba Goodell antes de dar comienzo al evento con el momento más esperado de la noche. “Con el número uno del draft de 2020, los Cincinnati Bengals eligen a Joe Burrow, de la Universidad de Louisiana”, anunciaba recitando la misma frase que año tras año sirve para dar a conocer primer elegido llegado de la Universidad.

El quarterback de 23 años recibía la noticia en el salón de su casa de Ohio junto a su padre y su madre y apenas cinco minutos después ya estaba atendiendo a los medios por videoconferencia. “Por supuesto que me habría gustado vivir la experiencia y haber podido estar en Las Vegas, pero ahora mismo no puedo estar más contento después de lo que acabo de sentir”, reconocía Burrow, que como el resto de los jugadores que salieron seleccionados tenía en su casa un set proporcionado por ESPN, la cadena televisiva encargada de la retransmisión en directo del evento, con cámaras, micrófonos y todo lo necesario para convertir su casa en un improvisado plató.

Todo han sido novedades para un proceso casi centenario. Los nuevos talentos de la liga no han podido subir al estrado, que iba a estar situado en la fuente del hotel Bellagio, a posar junto a Goodell con la gorra y la camiseta de su nuevo equipo, en una imagen que simboliza el inicio de su carrera profesional. En cambio, se han tenido que confirmar con conocer sus destinos acompañados de sus familiares más cercanos.

Pero no solo los jugadores han sufrido las consecuencias del improvisado sistema. Los directivos y entrenadores de los equipos, que discuten y deciden su selección sobre la marcha y en función de las elecciones previas, han sido los principales afectados por la situación. Habituados a reunirse cada año para afrontar el día más importante y frenético del año, ahora se han visto obligados a hacerlo por teléfono o videoconferencia mientras se encontraban confinados en casa.

Algunas franquicias llegaron incluso a solicitar el aplazamiento del draft, algo que negó desde un primer momento la NFL. Para tranquilizarles, se les aseguró que, con el fin de evitar cualquier tipo de espionaje o intromisión, se comprobaría continuamente las conexiones y se instalarían programas destinados a evitar la aparición de posibles hackers. Incluso para prevenir fallos que finalmente no han aparecido, el pasado lunes se realizó una prueba de los protocolos de comunicación y la tecnología que han empezado a usar este jueves.

Lo que, sin embargo, no ha cambiado, a pesar de las circunstancias, ha sido el tiempo entre elección y elección, que se ha mantenido fijo en los 10 minutos habituales. Todo ello, junto a la cancelación de las pruebas físicas que se realizan a los jugadores en las fechas previas, ha acabado dando lugar a una primera ronda de las más conservadoras de los últimos años.

“¿Dónde están los intercambios”, se preguntaba en Twitter Patrick Mahomes, quarterback de los Kansas City Chiefs. Como si fuera un aficionado más, la estrella de los vigentes campeones de la NFL reclamaba más emoción después de que nadie moviera el árbol en los 10 primeros puestos. Aunque, a pesar de sus peticiones, no la ha encontrado, ya que apenas se han producido tres intercambios de elecciones desde entonces, y ningún gran traspaso. La gran mayoría de los equipos han optado por no mercadear y amarrar sus elecciones ante las inusuales circunstancias, a la espera de lo que pueda ocurrir el segundo día, cuando ya estén más familiarizados con el procedimiento.

Bajo la atenta mirada de la NBA

Mientras tanto, todas las grandes ligas de Estados Unidos siguen con atención lo que ocurre durante los tres días que dura el draft de la NFL, que como cada año ha abierto el fuego de los procesos de reclutamiento de deportistas universitarios, venerado por los seguidores al deporte norteamericano. Entre ellas, por supuesto, está la NBA, que estudia la forma de adaptar un sistema que servirá de referencia para saber cómo actuar dentro de unos meses cuando llegue su turno.

Aunque en un principio estaba previsto para el 25 de junio, todo apunta a que el draft de la NBA acabará aplazándose y ocupando una nueva fecha, puesto que todavía se desconoce cuándo finalizará el campeonato tras verse interrumpida abruptamente hace algo más de un mes. Mientras, la mejor liga de baloncesto del mundo ha ido tomando medidas que siguen la estela de lo apuntado por la NFL, como la prohibición de concertar entrenamientos en persona o entrevistas presenciales con los jugadores universitarios que tratarán de convertirse en profesionales este año.

Lo más visto en...

Top 50