Mourinho, en un parque con tres futbolistas en medio de la pandemia

El técnico del Tottenham pide perdón tras ser sorprendido entrenando en un parque con Davinson Sánchez, Ndombelé y Sessegnon, sin respetar las recomendaciones sanitarias del Reino Unido

José Mourinho, entrenador del Tottenham, camina este martes por un parque londinense en unas imágenes difundidas por 'The Daily Mail'.
José Mourinho, entrenador del Tottenham, camina este martes por un parque londinense en unas imágenes difundidas por 'The Daily Mail'.

La reserva natural de Hadley Common es una antigua fracción del Bosque Real de Enfield, en el norte de Londres. Ocupa una franja de prados y soberbios robledales que permanecía desierta según se cumplía la segunda semana de cuarentena en Inglaterra, en donde los infectados por coronavirus se elevan a 55.000 y los fallecidos a 6.000. Tal vez por eso, a los conductores que circulaban por la carretera que bordea el parque les sorprendió ver personas con el uniforme violeta del Tottenham haciendo ejercicios al sol de la mañana primaveral del pasado martes. Algunos de ellos se detuvieron y registraron las escenas en sus móviles. Ahí se veía a José Mourinho, cual entrenador de atletismo, envuelto en su plumas, supervisando las series de resistencia de Tanguy Ndombélé. Más allá, corriendo junto a la calzada, prosperaban hombro con hombro Davinson Sánchez y Ryan Sessegnon. Y para completar el panorama, Serge Aurier colgaba un vídeo de su propia sesión callejera de preparación física, junto con otro colega.

Las imágenes, publicadas por The Daily Mail en la noche del martes, provocaron un escándalo en Inglaterra. Los tabloides fustigaron a Mourinho y al Tottenham, club seriamente señalado por la crisis del coronavirus, que a pesar de situarse entre los diez más ricos del mundo ha emprendido un ERTE que afecta a 550 empleados. Alarmado ante las imágenes virales, el célebre Piers Morgan, presentador del programa televisivo Good Morning Britain, calificó al entrenador portugués de “idiota”. Y el alcalde de Londres, Sadiq Khan, invitó a los jugadores y a su jefe a dar el ejemplo en un momento especialmente delicado. Inglaterra aguarda expectante las noticias de su primer ministro, Boris Johnson, que desde el lunes se encuentra ingresado con coronavirus en terapia intensiva.

La evidencia del despropósito obligó a Mourinho a publicar un mensaje de contrición: “Reconozco que mis acciones no se ajustaron al protocolo gubernativo y que solo debemos tener contacto con miembros de nuestra vivienda. Es vital que todos cumplamos con nuestra parte y sigamos las recomendaciones del gobierno para apoyar a nuestros héroes del Sistema Nacional de Salud y salvar vidas”.

Alertado por la policía del incumplimiento público y notorio de las normas de reclusión, el Tottenham emitió un comunicado: “Todos nuestros jugadores deben guardar distancia social cuando se ejerciten al aire libre; debemos reforzar este mensaje”.


Sucede esto solo unos días después de que el propietario de la entidad, Daniel Levy, anunciase que 550 empleados del club, no futbolistas, se acogerían al plan del Gobierno por el cual este pagaría el 80% de su salario y el Tottenham –el octavo equipo con más ingresos del mundo, según un estudio de la consultora Deloitte– abonaría el 20% restante. El Liverpool iba a adoptar una medida similar, pero finalmente no se acogerá al ERTE debido a la presión de sus aficionados.

Por otra parte, el Tottenham informó este martes de que Jimmy Greaves, histórico goleador de los Spurs, fue hospitalizado. El delantero londinense es el máximo goleador de la historia del club, con 266 dianas en 379 partidos, y el cuarto de la selección inglesa, con 44 tantos en 57 encuentros.

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS