BALONCESTO

Garbajosa: “Hay que evitar tomar decisiones que puedan judicializarse”

El presidente de la FEB apuesta por el máximo consenso para resolver la temporada, trabaja en las renovaciones de Scariolo y Mondelo y garantiza la disputa del Eurobasket femenino en 2021

Jorge Garbajosa, presidente de la FEB
Jorge Garbajosa, presidente de la FEB

A la incertidumbre global desatada por la pandemia y los malabares para intentar cuadrar los nuevos calendarios deportivos a medio y largo plazo, Jorge Garbajosa suma estos días los desvelos de la paternidad reciente. La risa y el llanto de Candela, de 40 días, se intercalan en la secuencia de llamadas y reuniones telemáticas del presidente de la Federación Española de Baloncesto para consensuar las respuestas a poner en marcha cuando remita la crisis. “Trabajamos para reinventarnos”, lanza casi como lema. “El deporte tiene que ayudar a la sociedad a retomar la ilusión en cuanto podamos y eso pasa por intentar jugar. Vivimos, como todos, pendientes de las cifras, de la evolución de la curva... Rezamos cada mañana para que baje y poder ver la luz. Pero no haremos nunca nada que vaya en contra de las recomendaciones de las autoridades. La salud de los deportistas y la dignidad de las competiciones son lo primero”, explica Garbajosa.

En ausencia de certezas sociales y deportivas, el aplazamiento de los Juegos Olímpicos ha supuesto el gran punto de inflexión en la toma de decisiones. El traslado de la cita de Tokio a 2021 (del 23 de julio al 8 de agosto) ha liberado fechas para intentar culminar las competiciones en marcha pero, al tiempo, ha amontonado los eventos a futuro, con especial incidencia en el baloncesto. El año próximo, España organiza junto a Francia el Eurobasket femenino, programado del 17 al 27 de junio, con Valencia y Lyon como sedes de la primera fase y París como escenario de las semifinales y final. “Nuestra intención es seguir adelante con el proyecto y mantener incluso las fechas. Analizándolo todo, se puede cuadrar. Entre el final del Europeo y el comienzo de los Juegos habría casi un mes, con lo cual, una vez concluida la temporada, las jugadoras podrían prepararse bien para el primer torneo y, después, descansar 10 o 15 días antes de volver a concentrarse nuevamente para los Juegos”, detalla el presidente de la FEB.

MÁS INFORMACIÓN

La FIBA tiene fijado en su calendario de 2022 el Mundial femenino en Australia, con lo cual el traslado del Europeo se hace inviable. Sin embargo, en el ámbito masculino, ese verano de 2022 está liberado de torneos y parece la mejor ubicación para un Eurobasket que también queda ahora pegado a los Juegos. “El escenario ideal era el que era, pero las circunstancias obligan. Habrá que manejar renegociaciones con operadores televisivos y patrocinadores y adaptarse”, señala Garbajosa sobre un torneo multisede cuya reubicación requerirá la coordinación de cuatro anfitriones. Ese Eurobasket masculino, programado inicialmente entre el 2 y el 19 de septiembre de 2021, se celebrará conjuntamente en Alemania, República Checa, Georgia e Italia pero, muy probablemente, un año más tarde de lo previsto.

Efecto dominó de un traslado olímpico que ha trastocado ciclos deportivos y también vínculos contractuales. Los contratos de los dos seleccionadores, Sergio Scariolo (cuatro oros, una plata y dos bronces en ocho torneos) y Lucas Mondelo (siete medallas consecutivas desde 2013), expiraban este verano, después de los Juegos, pero la oferta de renovación ya está en marcha tras las conquistas del Mundial y el Eurobasket el curso pasado. “La confianza en ellos es total. Sus resultados les avalan. La intención no es renovarles por un año para que cubran los Juegos ante esta situación excepcional sino hacerlo por otro ciclo de cuatro años”, avanza Garbajosa. “cuando las dos partes tienen intención de continuar se suele continuar”, prosigue.

Avances de gestión en tiempos de parón deportivo y de consiguiente sacudida económica, que coge a la FEB en una situación financiera “estable”, según la define Garbajosa. “Por fin, después de después de seis años, el fondo de maniobra es positivo. Hemos llegado a la deuda cero que era uno de los objetivos principales de este”, añade a unos meses de optar a la reelección, antes de enumerar otros objetivos alcanzados este ciclo, como la renovación de las estructuras técnicas en las categorías de formación ["la metodología de trabajo es la misma desde la sub16 hasta la absoluta"] o el desbloqueo, hace tres años, de los ascensos y descensos entre la liga LEB y la ACB. “Por todo ello y por los resultados deportivos, el baloncesto español es mejor que hace cuatro años”, afirma. Para mantener ese “ecosistema”, Garbajosa aboga por el diálogo con CSD, ACB, clubes, e incluso “otras federaciones nacionales” para resolver la temporada de las Ligas. “Todo lo que se dirima en la cancha es mejor que cualquier decisión de despacho. Y el consenso siempre es mejor que cualquier decisión que luego pueda judicializarse. Llevamos tiempo trabajando en soluciones creativas para reducir los calendarios, hacer playoffs más cortos…”, desarrolla.

Garbajosa dedica un aparte a los capitanes de sus dos selecciones absolutas, Pau Gasol y Laia Palau, que multiplicarán su reto para intentar llegar a los Juegos con 41 años. “Pau es una persona muy analítica y positiva. No ha parado de trabajar durante todo este tiempo y ahora ve esta adversidad como una oportunidad. Tiene un año más para recuperarse, volver, ponerse en forma… Su compromiso es incondicional con la selección”, cuenta el presidente. ¿Estará en Tokio 2021? “Tengo tanta fe en Pau que le veo donde se proponga estar. En 2008 ya anunciaban su retirada y ahí sigue, como Laia”, sentencia antes de explayarse con la jugadora del Girona. “Es una de esas personas a las que el baloncesto se le queda pequeño. Es un referente de mujer en nuestra sociedad que trascenderá en el tiempo”, cierra. Y, para acabar, un desafío en forma de panegírico. “Ganar siempre es imposible, pero estoy convencido de que vamos a estar muchos años más entre los mejores. Lo mejor para saber ganar es haber ganado antes. Estas selecciones españolas saben lo que hay que hacer para ganar, conocen los detalles que separan el éxito del no éxito, por eso no fracasan nunca”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50